La crisis del coronavirus

Las comunidades piden a Rodríguez Uribes medidas urgentes frente a la crisis en la cultura

El ministro destaca la voluntad de consenso en un gran pacto de Estado tras la reunión telemática

El ministro de Cultura, durante la reunión telemática mantenida este jueves 16 de abril con los consejeros de Cultura de las Comunidades Autónomas, las ciudades autónomas y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).
El ministro de Cultura, durante la reunión telemática mantenida este jueves 16 de abril con los consejeros de Cultura de las Comunidades Autónomas, las ciudades autónomas y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

Las comunidades autónomas han pedido este jueves medidas urgentes, fondos y concreción para afrontar la situación creada en los sectores culturales con la paralización de la actividad por la crisis de la covid-19. En una reunión telemática convocada por el ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes, para presentarles su propuesta de “gran pacto de Estado por la Cultura”, los consejeros de los Gobiernos autonómicos, sin rechazar las proposiciones genéricas del Ejecutivo central, han esgrimido exigencias que se descargan, sobre todo, en el hombro del Estado y de la Unión Europea.

El ministro y su equipo directivo han tomado nota de las propuestas y peticiones de los representantes autonómicos y de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y les ha trasladado el acuerdo de considerar la cultura como un “bien de primera necesidad”. Asimismo, se ha comprometido a mantener un diálogo abierto y reuniones periódicas con los consejeros de Cultura y con la FEMP, para consolidar un “espíritu de lealtad y colaboración”. Según ha indicado en un comunicado tras la reunión, se deberá actuar en todas las fases de la crisis en el marco del acuerdo y ha informado de que el ministerio está abierto a favorecer iniciativas, públicas y privadas “para que ayuden en este momento de difícil resistencia”, como la aportación de un millón de euros de Netflix para los profesionales más vulnerables del mundo del cine.

Rodriguez Uribes divide su iniciativa en tres ejes: la protección de los sectores de la cultura y el esfuerzo conjunto “para que nadie se quede atrás en esta fase de resistencia”, el relanzamiento de los sectores tras la pandemia y, por último, establecer la cultura “como un bien de primera necesidad con el objetivo de preservarla de cara a futuras crisis”. Estos objetivos, ha remarcado, requieren de varias premisas previas, como el trabajo conjunto de colaboración entre las distintas Administraciones, altura de miras, lealtad, unidad y confianza en que la cultura en España es un valor compartido, plural y común que necesita del concurso de todos y que debe estar fuera del regateo político.

El consejero vasco de Cultura y Política Lingüística, Bingen Zupiria (PNV), ha subrayado la necesidad de que la cultura esté presente en el Pacto de Reconstrucción Social y Económica que ha planteado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. “Preferiríamos que el pacto por la cultura sea una parte del Pacto de Reconstrucción Social y Económica. Creemos que la cultura debería tener un espacio y un apartado propio allí, ya que le otorgará mayor importancia", ha señalado tras la reunión.

Zupiria ha advertido de que cualquier acuerdo de Estado tiene que tener en cuenta “la diversidad cultural y lingüística” y ha remarcado la necesidad de activar el Estatuto del Artista, que ya fue aprobado por el Congreso de los Diputados, ante “la debilidad en la que se encuentran buena parte de los trabajadores de la cultura”. También ha instado a tomar una decisión "lo antes posible" sobre la celebración de los eventos culturales multitudinarios previstos para este verano.

Desde Cataluña, la consejera de Cultura, Mariàngela Vilallonga (Junts per Catalunya), ha exigido al Gobierno un plan de choque urgente para el sector y ha instado al ministro a declarar la cultura un bien esencial y aplicar la reducción del IVA. La representante de la Generalitat ha reclamado un fondo de contingencia o plan de choque económico urgente transferido a las autonomías para que su gestión, “dotado con fondos procedentes de Europa”. En ese sentido ha defendido que Cataluña tiene competencias exclusivas en materia de la cultura y que el Govern ha elaborado su plan de rescate con medidas de choque.

Bien esencial

Por su parte, la consejera andaluza, Patricia del Pozo (PP), ha insistido en la urgencia de declarar la cultura como bien esencial y ha presentado al ministro algunas propuestas para que formen parte del pacto de Estado, como la solicitud por parte del ministerio de una línea específica de fondos europeos que permita inyectar liquidez a las pymes y autónomos del sector cultural, implantar por parte de las comunidades las medidas de protección necesarias en todos los espacios culturales, y reactivar las actividades en esos espacios.

Del Pozo también ha reclamado garantías de la convocatoria anual del 1,5% cultural (incluso su incremento al 2%), la finalización de las inversiones comprometidas en Andalucía, una urgente ley de mecenazgo y ayudas del Estado para el sector del arte sacro, como ha hecho Andalucía. La consejera ha trasladado al ministro las principales reivindicaciones que han llegado a su departamento de los sectores culturales andaluces, como posibles beneficios fiscales, contratación pública, líneas de créditos específicos, estatuto del artista, subvenciones, ayudas específicas al sector del libro y medidas para el mantenimiento del empleo y la seguridad, entre otras.

El consejero de Cultura de la Generalitat valenciana, Vicent Marzà (Compromís), ha pedido a Rodríguez Uribes concreción en las medidas normativas y de recursos económicos para el sector en el ámbito del Estado. Marzà, cuya formación gobierna con los socialistas, ha considerado clave que el ministerio trabaje en un calendario de desescalada con Sanidad para que las comunidades puedan hacer, asimismo, una previsión de realización de sus proyectos. También ha solicitado que se especifiquen aportaciones económicas concretas, así como la implementación de medidas inmediatas y a medio plazo para el sector, para abordar la situación conjuntamente Marzà ha propuesto el desarrollo de una normativa básica estatal para la indemnización de cancelaciones de espectáculos, y la creación de una normativa para las subvenciones, como acaba de hacer la Generalitat mediante decreto ley.

En el encuentro, la Comunidad de Madrid ha pedido Gobierno central un fondo de rescate para la industria cultural que “aporte certezas a corto plazo” y un calendario que clarifique hasta cuándo permanecerán cerrados los espacios culturales. La consejera de Cultura y Turismo, Marta Rivera de la Cruz, en un comunicado, ha señalado que el fondo de rescate sería ejecutado por cada comunidad autónoma y respaldado presupuestariamente por el Gobierno central, que concretaría los ejes de actuación a través del Ministerio de Cultura. “La situación del sector cultural es tan grave que no es posible seguir esperando”, ha manifestado la consejera, que ha celebrado el planteamiento de un pacto de Estado, “pero necesariamente tiene que ir acompañado de fondos con respaldo presupuestario real”.

El representante de la Junta de Castilla y León, Javier Ortega Álvarez (Ciudadanos), ha señalado su apoyo está condicionado a “si conlleva financiación adicional” y ha pedido al ministerio “lealtad” con las comunidades autónomas y medidas urgentes para reconstruir el tejido industrial y comercial del sector cultural tras el estado de alarma. El Gobierno de Castilla-La Mancha, representado por la viceconsejera de Cultura y Deportes, Ana Muñoz (PSOE), se ha comprometido a respaldar el acuerdo de Estado propuesto por el ministerio, “una iniciativa necesaria para proteger, relanzar y convertir la cultura en un bien de primera necesidad”.

Reunión con los sectores

El ministro quiere extender esta propuesta a los sectores culturales, en los que han surgido en los últimos días duras críticas por la situación que están atravesando con la paralización de las actividades y la falta de ayudas específicas urgentes. Unas declaraciones del ministro encendieron los ánimos en el sector, que planteó la convocatoria de un apagón cultural digital de 48 horas, aunque fue suspendido finalmente durante la primera jornada ante el anuncio de una reunión. Ese encuentro se producirá este viernes, junto con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y más de 30 representantes de colectivos del mundo de la cultura para presentarles la propuesta de “gran pacto social y político por la cultura”.

La creación de unos bonolibros para la adquisición de ejemplares de lectura, la bajada del IVA del 10% al 4% o la especialización de funcionarios para atender las especificidades del sector son algunas de las peticiones que el sector llevará este viernes a los ministros de Cultura y Hacienda, según ha recogido Europa Press entre algunos representantes. A las puertas de esta reunión, la Confederación Española de Sociedades Musicales, que agrupa a 1.100 sociedades, con 80.000 músicos, 120.000 alumnos de escuelas de música y 1.000.000 de socios, ha instado a crear un gabinete de crisis, con la participación de diferentes Administraciones “que dé soluciones urgentes que aseguren su supervivencia, continuidad y sostenibilidad”.

En EL PAÍS, decenas de periodistas trabajan para llevarte la información más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de acceso ilimitado, puedes hacerlo aquí por 1€ el primer mes y 10€ a partir del mes siguiente, sin compromiso de permanencia.

Suscríbete

Más información

Lo más visto en...

Top 50