La Feria de Abril de Sevilla se aplaza y los toros quedan en el aire

Una parte del ciclo taurino podría celebrarse en San Miguel, a expensas de distintas circunstancias

Puerta del Príncipe de la Real Maestranza de Sevilla.
Puerta del Príncipe de la Real Maestranza de Sevilla.A.L. (nombre del dueño)

Juan Espadas, alcalde de Sevilla, ha decidido esta mañana aplazar a la segunda quince de septiembre la Feria de Abril, que estaba prevista entre el 25 de abril y el 2 de mayo. Con esta decisión queda en el aire el ciclo taurino que se anuncia en la plaza de la Maestranza para esos mismos días.

La primera autoridad municipal que adopta esta decisión como consecuencia de la pandemia de coronavirus la comunicará a partir de lunes a la corporación municipal y a los agentes sociales y económicos, y les propondrá su aplazamiento para después del verano para paliar en lo posible las graves consecuencias económicas que supone la suspensión de las fiestas de primavera.

Esta situación perturba absolutamente la parte central de abono taurino sevillano, que se inauguraba el Domingo de Resurrección, 12 de abril, proseguía el domingo 19, y continuaba desde el miércoles 22 el ciclo continuado de corridas hasta el domingo 3 de mayo, incluido. En total, 13 corridas y un espectáculo de rejoneo, un mosaico de buenos carteles, integrados por las primeras figuras de la actualidad, encabezadas por Paco Aguado, Roca Rey, Morante de la Puebla, Manzanares, El Juli y Talavante, entre otros, y que ahora queda en el aire, a expensas de distintas circunstancias.

Mañana, lunes, el empresario de la plaza sevillana, Ramón Valencia, tiene previsto entrevistarse telemáticamente con el alcalde de la ciudad para analizar la posibilidad de ampliar taurinamente la Feria de San Miguel, que se celebraría el fin de semana del 26 y 27 de septiembre.

En el caso de que las circunstancias no permitieran la celebración de la Feria de Abril en esa fecha, Valencia ha reconocido al portal Aplausos que “no sería fácil organizar un ciclo taurino sin la fiesta en el real”.

Asimismo, el empresario se reunirá con sus colegas de Asociación Nacional de Organizadores de Espectáculos Taurinos (ANOET), que reúne a los principales empresarios taurinos “para organizarnos e impedir que unas ferias pisen a otras”.

De cualquier modo, Ramón Valencia adelanta que el impacto económico de la feria sevillana -y no solo la taurina- es del 12 millones de euros, y llama la atención sobre las inversiones que su empresas ha hecho ya en publicidad y nóminas de empleados, aunque añade que “lo primero es la salud y salir de esta situación por el bien de España”.

Antes de que se conociera el aplazamiento municipal, la empresa Pagés había comunicado su decisión de cerrar las taquillas para la renovación de los abonos durante los quince días de duración del estado de alarma. Queda ahora pendiente la devolución del dinero a quienes ya han procedido a comprar las entradas. La empresa podría ofrecerles un abono reducido para las siete novilladas previstas y las dos corridas iniciales de San Miguel, o un adelanto para el abono de 2021.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50