Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Bellas Artes de Bilbao exhibe juntas por vez primera 22 obras que compró en 1919

Celebra de esta manera el centenario de una muestra que exhibió obra de Gauguin, Mary Cassatt, Zuloaga y Cézanne entre otros

museo bellas artes bilbao
El director de la pinacoteca, Miguel Zugaza, en la sala del centenario.

El Museo de Bellas Artes de Bilbao exhibe juntas, por primera vez en su historia, las 22 obras que adquirió hace un siglo, en 1919, con motivo de la celebración en la capital vizcaína de una Exposición Internacional de Pintura y Escultura, un acontecimiento de primera magnitud en la escena artística vasca y española de la época y que, según el director de la pinacoteca, Miguel Zugaza, marcó a toda una generación de artistas vascos.

Aquella icónica muestra reunió obras de creadores internacionales de primera línea como Picasso, Cézanne, Gauguin, Van Gogh, Maurice Denis o Mary Cassatt. Pero además supuso un empujón de calidad para los fondos del museo, ya que en vez de otorgar premios y medallas, la Diputación, que organizó el evento, prefirió comprar obra que, cien años después, sigue deslumbrando.

Entre esas obras, que se pueden ver por vez primera juntas en la pinacoteca bilbaína están los cuadros Mujer sentada con un niño en brazos de Mary Cassatt o Laveuses à Arles (Lavanderas en Arlés) de Paul Gauguin, que, durante mucho tiempo fueron las primeras obras de estos dos destacados pintores postimpresionistas en una colección pública de España. También se muestran Las mujeres de la vida, de José Gutiérrez Solana; El paria castellano de Juan de Echevarria y el Desnudo bajo la parra, del catalán Hermen Anglada Camarasa.  De la Sota, además, adquirió y donó el Retrato de la condesa Mathieu de Noailles de Zuloaga, y otras obras que también participaron en la exposición, como dos litografías de Cézanne, que se incorporarían más tarde a la colección.

Con ocasión del centenario, la sala A del museo las exhibe junto a otras de Isidre Nonell, Paul Sérusier, Domingo Carles, Charles Cottet, Henri Le Sidaner y Ricard Canals, así como los aguafuertes de Francisco Iturrino o Xavier Nogués y dos esculturas de Joan Borrell y Julio Antonio.

Pero la fiesta del centenario no se queda ahí. El Bellas Artes de Bilbao quiere demostrar que también es un museo digital. Cien años después de aquella exposición, el museo va a celebrarlo con la edición de un número monográfico del boletín del museo coordinado por los profesores de la Universidad del País Vasco, Ismael Manterola y Mikel Onandia, y que por primera vez también tendrá formato digital. "El Boletín 11 es la primera apuesta del nuevo proyecto digital del museo (El museo on-line)", ha dicho el director de la pinacoteca vasca, Miguel Zugaza.

El museo quiere homenajear con este despliegue una exposición que reunió, hace un siglo más de 400 obras de 139 artistas procedentes del País Vasco, Madrid, Cataluña y Francia. Además de  firmas consolidadas del arte vasco, como Iturrino, Losada, Arteta, Guezala, Larroque, Maeztu, Tellaeche, los hermanos Zubiaurre o Quintín de Torre, había catalanes que trabajaban en la órbita del modernismo o el noucentismo (Rusiñol, Canals, Casas, Nonell, Pichot, Casanovas, Borrell Nicolau, Julio Antonio), además de pintores como Aureliano de Beruete, Manuel Benedito, José Rodríguez Acosta, Gutiérrez Solana, García Maroto, e, incluso artistas como Picasso o el escultor Pablo Gargallo.

Pero si el repaso al arte nacional era impresionante, las salas dedicadas a los artistas extranjeros deslumbraron. La muestra del arte francés de finales del siglo XIX y comienzos del XX a través de pintores vinculados al impresionismo como Monet, Pissarro, Sisley, Forain, Mary Cassatt o el precursor Eugène Boudin; artistas cercanos al realismo de Courbet (presente en la exposición con una obra), como Cottet; simbolistas (Redon); neoimpresionistas (Seurat o Signac); postimpresionistas (Cézanne, Van Gogh, Le Sidaner o Gauguin); nabis (Maurice Denis, Vuillard, Valloton); y fauvistas (Matisse, Van Dongen, Girieud, Manguin, Marquet, Jacqueline Marval). La exposición dedicó salas monográficas a los pintores Juan de Echevarría, Ignacio Zuloaga, Darío de Regoyos y Hermen Anglada Camarasa.

Fe de errores

ue el Guggenheim

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >