Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Monerías efímeras

Lo mejor de la película son los momentos que parecen ingenioso desarrollo de lo visto en esos famosos vídeos: de gatitos en YouTube o Instagram

'Mascotas 2'
Imagen de 'Mascotas 2'.

En sus créditos finales, Mascotas 2 abandona la animación para mostrar la que probablemente sea su primordial fuente de inspiración: los vídeos de YouTube con gatitos, perros y otros animales domésticos en graciosa interacción con bebés y otras presencias de la vida doméstica. Ese subgénero audiovisual encarna las últimas reservas de lo mono en tiempos bastante inquietantes y nadie ha escapado del todo a su seductor embrujo: por lo que respecta a este crítico, el vídeo de Instagram que han colgado una directora artística y un cineasta españoles, con su gatito Pascualín plácidamente espachurrado en una cama bajo el radio de acción de un ventilador, bien puede haber sido la mejor película que ha visto este verano. O sea que intentar convertir en lenguaje animado el encanto de este modelo de piezas audiovisuales no es poco, ni desdeñable desafío.

MASCOTAS 2

Dirección: Chris Renaud y Jonathan del Val.

Animación.

Género: comedia. Estados Unidos, 2019.

Duración: 89 minutos.

Lo mejor de Mascotas 2 son, precisamente, los momentos que parecen ingenioso desarrollo de lo visto en esos vídeos: el entrenamiento para ser una gata perfecta que recibe una perrita mimada o el chorreo que una vaca le pega a un perro ingenuo y torpón en plena visita al campo. Por lo demás, esta secuela de una película que en su día se mostró demasiado tributaria del modelo Toy Story (1995) responde a la fórmula del original e intenta superar algunas insuficiencias del mismo, cayendo, de paso, en otras debilidades.

De nuevo, Chris Renaud comparte la dirección con un miembro de la escudería Illumination que sube de categoría; en este caso, Jonathan del Val. Si en Mascotas los personajes humanos eran lo más perezoso del conjunto, en cuanto a trazo y caracterización, esta secuela toma la buena decisión de aligerar su presencia e importancia narrativas. Con todo, Mascotas 2 se resiente de la extrema dispersión de su trama fragmentada en tres líneas de interés. El ascenso de la perrita Gidget a divinidad felina proporciona un momento especialmente afortunado en el seno de una película consciente de que su misión es ofrecer entretenimiento efímero y no tanto contar una historia que el espectador esté dispuesto a recordar cuando salga de la sala.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >