Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere de una cornada el encargado del toril de la plaza de Benavente

El operario fue sorprendido por el novillo, que se dio la vuelta y lo corneó nada más salir al ruedo zamorano

Momento de la cogida del operario de Benavente, al fondo, en el centro de la imagen, capturada de un vídeo.
Momento de la cogida del operario de Benavente, al fondo, en el centro de la imagen, capturada de un vídeo.

El encargado de los toriles de la plaza de Benavente (Zamora), Santiago Domínguez, de 60 años, falleció este domingo como consecuencia de una cornada en el cuello que le asestó, nada más salir al ruedo, el primer novillo de un concurso de recortes convocado con motivo de las llamadas fiestas del toro enamorado de la localidad. El fallecido había abierto la puerta de toriles y, antes de que le diera tiempo a cerrarla y protegerse, el toro se dio la vuelta y lo empitonó. El hombre falleció prácticamente en el acto.

El suceso se produjo sobre las 18.40 de este domingo, al comienzo de la eliminatoria de la llamada Liga del Corte Puro. El operario, que trabajaba en la plaza como voluntario desde hace décadas, se encargó de la apertura de la puerta de salida al ruedo del astado. Cuando este solo había recorrido unos metros, se dio la vuelta repentinamente y sorprendió a Santiago Domínguez entre el pasillo entre los toriles y la salida al albero, donde lo empitonó, informa Efe.

El hombre herido fue trasladado de inmediato a la enfermería, pero los médicos no pudieron hacer nada por salvar su vida ante las heridas de gravedad. La tragedia hizo que se suspendiera el espectáculo de cortes, al que habían acudido unas 2.000 personas, según la agencia Efe. El fallecido llevaba décadas como voluntario encargado de las labores de la puesta a punto de la plaza de toros y los trabajos de apertura de puertas y toriles cuando se celebraban espectáculos taurinos. 

El alcalde de Benavente, Luciano Huerga, ha lamentado lo ocurrido y ha anunciado que la Corporación municipal adoptará alguna medida para mostrar sus condolencias por un suceso que ha conmocionado a todos los habitantes de la localidad. De la víctima, Huerga recordó que llevaba toda la vida como voluntario encargado de cuidar la plaza a lo largo del año. "Vivía aquí, la plaza era su vida", indicó el alcalde de Benavente, quien detalló que Santiago, además de aficionado a los toros, era peñista y vivía plenamente las fiestas del toro enmaromado.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >