Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cataluña lleva el ‘procés’ a su pabellón de la Cuatrienal de Praga

El Institut del Teatre programa una obra sobre los altercados del 1 de octubre en la gran cita internacional de las artes escénicas. La decisión genera malestar en la delegación española

'Prospective actions', la obra que aborda el referendum del uno de octubre en Praga.
'Prospective actions', la obra que aborda el referendum del uno de octubre en Praga.

Praga se ha convertido esta semana en el nuevo escenario de tensión artística en torno al procés. Cataluña y España participan por separado en la Cuatrienal de escenografías teatrales con distintas propuestas que amenazan polémica en un foro al que acuden 79 representantes internacionales. El Institut del Teatre, dependiente de la Diputación de Barcelona, ha montado allí Prospective Actions (Catalunya 2004-2018), un juego en el que tratan de analizar cómo afectan diversos conflictos a la sociedad. Para plasmarlo han elegido seis ejemplos. Uno de ellos, el escenario que se vivió en la jornada del 1 de octubre de 2017, cuando se produjo el referéndum ilegal por la independencia.

España acude representada por el Instituto de Artes Escénicas y de la Música (Inaem), la Real Escuela Superior de Arte Dramático (Resad), Acción Cultural Española (AC/E) y el Instituto Cervantes. Tres patas cruciales en la imagen exterior. Participa con Babel, pabellón obra de Alejandro Andújar, el proyecto Birds. The Fences, a cargo de estudiantes y varias actividades más.

Imagen del Pabellón de España en Praga.
Imagen del Pabellón de España en Praga.

Curioso título el del pabellón. Casual, pero metafórico a la hora de plasmar esa confusa tensión en torno a Cataluña, aunque no tengan nada que ver y se hayan llevado a cabo de espaldas. La activa estrategia de diplomacia cultural por parte del independentismo es imparable. Tanto, que abruma y molesta al Gobierno central, aparte de haber soliviantado a la delegación española, cuyo comisario es Ángel Martínez Roger y encabeza Amaya de Miguel, directora del Inaem.

Acuden a la cita conscientes de la situación delicada que plantea la presencia catalana. Amaya de Miguel tiene previsto centrarse en la actividad propia y no visitar la propuesta del Institut: “No hemos recibido ninguna invitación”, asegura. De Miguel cree que la propuesta desaprovecha una oportunidad: “Este foro debe centrarse en escenografías y no tanto en iniciativas de ese tipo, aunque respetamos la libertad de expresión”, comenta antes de salir de viaje a Praga.

Cuando Bob Wilson provocó la polémica política en 2015

Desde 1967, las tendencias fundamentales de la escenografía teatral han tenido un foco determinante en la Cuatrienal de Praga. Artistas como Salvador Dalí, Oscar Niemeyer, Robert Lapage, Tadeusz Cantor, Renzo Piano o Bob Wilson han optado a su Cuadriga de Oro en la capital checa y han compartido ideas y montajes con el público. Precisamente este último, en la edición anterior, planteó un debate que aun continúa: “El arte, ¿debe ser político o no?”. El encuentro de este año no podrá evitarlo tampoco. Al menos en cuanto al encaje de Cataluña en España y a la tensión independentista. Pero la presente edición versa sobre tres pilares en los que caben muchas posibilidades de desarrollo, según su directora artística, Marketa Fantova: “Imaginación, transformación y memoria”. El encuentro está enfocado al intercambio de ideas visuales atractivas para la creación escénica y apuesta por la experimentación, los nuevos caminos y el riesgo. Profesionales y estudiantes comparten 10 días de montajes, debates e intercambios, cara a colaboraciones futuras. España ha participado en gran número de ocasiones y en los últimos encuentros lo ha hecho con los esfuerzos conjuntos de varias instituciones: el Instituto Nacional de Artes Escénicas y de la Música (Inaem), que depende del ministerio de Cultura, Acción Cultural Española, la Real Escuela Superior de Arte Dramático y el Instituto Cervantes.

La participación desde hace dos ediciones se produce por separado, pese a que desde el ministerio de cultura se les invitó a acudir juntos en esta ocasión. La Cuatrienal es un acontecimiento importante a nivel mundial. En la 14º edición participan 79 distintos países y regiones bajo un título también curioso en mitad de la polémica: Fronteras porosas.

Marketa Fantova, directora artística de la Cuatrienal, explica que desde hace años cabe la posibilidad de que se participe a nivel regional en el encuentro que lleva desarrollándose desde 1967 y es una referencia a nivel mundial. “Eso ha aportado una mayor diversidad”, asegura a EL PAÍS. Fantova no cree que deba molestar la aportación catalana y no considera Prospective Actions una provocación. “Conozco la propuesta y no me lo parece. Aborda situaciones concretas desde el punto de vista del factor humano y espero que sirva para abrir un diálogo”.

Bibiana Puigdefàbregues, comisaria de la expedición catalana, explica la intención de la obra promovida por el Institut del Teatre con la colaboración del Ramon Llull, que ha costado 110.000 euros. “Quisimos que cuatro jóvenes escenógrafos y dramaturgos confrontaran su trabajo con seis veteranos y han elegido reflexionar sobre cómo afectan a los espacios públicos las situaciones de conflictividad. Para ello, se han centrado en seis casos documentados de tensión social”, comenta.

La jornada del referéndum por la independencia es uno. La ocupación de la catedral de Barcelona por los sin papeles en 2004, la acción de Detengamos el Parlamento en 2011, los desalojos de Can Vies y del Banco Expropiado, además de las reacciones a la sentencia de la Manada también han sido abordados.

El espectador puede penetrar en cada uno de ellos mediante un juego. Los cuatro creadores jóvenes elegidos para Prospective Actions son Laura Clos, Xesca Salvà, Pau Masaló y Marc Villanueva. Han sometido sus ideas al criterio de Paco Azorín, Max Glaenzel, Eugenio Szwarcer o Ana Alcubierre, Silvia Delagneau o el colectivo Cube.bz. Además de esta iniciativa, la delegación catalana aporta otra creación por parte de los estudiantes del Institut del Teatre: Theáomai.

“El término griego implica contemplar, mirar”, apunta Puigdefàbregues. Lo han desarrollado Lluc Ubach, Sara Espinosa, Sergi Cerdan y Lola Belles, con la intención de crear un espacio para el debate a través una instalación que estará en proceso de mutación continua hasta el 16 de junio, cuando se cierra la Cuatrienal.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >