Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Atacado un cuadro que simula una Virgen desnuda

El PP, Ciudadanos y Vox habían pedido la retirada de la obra expuesta en Córdoba por “ofender los sentimientos religiosos”

Detalle de la obra dañada, 'Con flores a María', de la artista Charo Corrales.

La obra Con flores a María, de la artista Charo Corrales y parte de la exposición Maculadas sin remedio,sufrió ayer un ataque. La obra, que se expone en la Diputación de Córdoba y que muestra a la propia artista con la pose de una Virgen semidesnuda y una mano situada en la entrepierna, apareció con un raja que abarca casi todo el lienzo. Los autores del ataque permanecían en el anonimato al cierre de esta edición, pero la sala dispone de circuito cerrado de televisión, según fuentes del caso.

“No es la Inmaculada tocándose, soy yo. El cuadro es un fotomontaje con una foto mía y una tela azul que me cubre. Solo reivindico la sexualidad femenina y para nada hemos querido ofender a la religión católica, sino visibilizar a las mujeres artistas en una revisión sobre los estereotipos de la sociedad patriarcal”, aclaró ayer Corrales, artista y comisaria de la muestra. “Las otras 13 creadoras y yo pedimos respeto a la libertad de expresión. Tenemos que cuestionarnos qué país estamos construyendo para que esto pase”, añadió.

El ministro de Cultura, José Guirao, calificó de actitud “intolerante, beligerante e impresentable” y condenó “el atentado”, que considera “un error”. Guirao, en una entrevista con la cadena Ser, defendió el arte como “un campo de expresión y de creatividad”. “Puede haber personas que se sientan ofendidas[POR LA OBRA], pero la manera de solventarlo no es destruyéndola, sino presentando una denuncia”, aseguró.

¿Cómo viven las mujeres la sexualidad?

Está previsto que Maculadas sin remedio permanezca en la Diputación cordobesa hasta el 2 de junio. La muestra es un proyecto colaborativo de 14 artistas impulsado por la delegación de Igualdad provincial con el objetivo de hacer “una reivindicación de la feminidad más profunda”, ha defendido Ana Guijarro, responsable de Igualdad en Diputación (IU).

Guijarro ha matizado que la muestra “se cuestiona el rol impuesto a la mujer desde el principio de los tiempos hasta la actualidad”. “Entre los replanteamientos que se hacen las artistas aparecen cuestiones sobre cómo somos, quiénes somos, cómo vivimos la sexualidad o cuál es nuestro mundo”.

La obra sobre la que Charo Corrales ha trabajado para crear su autorretrato es una de las diversas versiones que pintó Murillo sobre el mismo tema, concretamente Inmaculada Concepción de Aranjuez, realiaza hacia 1675 y que conserva el Museo del Prado.

El PP, Ciudadanos y Vox habían criticado este lunes la exhibición de la obra y pedido abiertamente su retirada de la muesta. “La exposición ofende al sentimiento religioso de todos los católicos, mayoría en la sociedad cordobesa”, opinó el portavoz popular en la Diputación, Andrés Lorite. El PP asegura que denunció ante la Fiscalía toda la exposición por un delito contra los sentimientos religiosos, ya que consideran que hay otras obras y textos que atacan al catolicismo. “Hay textos que simulan una oración a la virgen pero con insultos”, matiza Lorite. A la Fiscalía no le consta, de momento, la presentación de la denuncia. Antes de su exhibición en Córdoba, la muestra pudo verse en Huelva y Sevilla.

Ciudadanos también había manifestado su rechazo a que la obra continuara formando parte de Maculadas sin remedio. Vox, por su parte considera que la obra hace un “repugnante uso” de la imagen de la Virgen María, al mostrarla “en una actitud poco decorosa e impropia”, y ha pedido también su retirada.

Ana Guijarro, responsable de Igualdad en Diputación (IU), cargó contra la oposición: “Ha sido ese discurso intolerante el que ha generado este ataque contra la obra, que evoca a la Inmaculada pero es la propia artista. Ha habido un movimiento reaccionario brutal y un llamamiento al odio para que la gente venga a toquetear el cuadro”. Según Guijarro, varias personas acudieron a la exposición para intentar dañar de nuevo el cuadro antes de su retirada. La Diputación estudia si interponer denuncia o dejar que lo haga la Fundación Rafael Botí, que gestiona la muestra. En los últimos tiempos se ha producido una escalada de demandas de organizaciones ultracatólicas contra artistas cuyo caso más notorio es el del actor Willy Toledo, cuya denuncia por blasfemia ha desembocado en su procesamiento.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información