Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Festival de Viña del Mar celebra 60 años con clásicos y trap

El certamen inicia este domingo con una agenda que incluye a Marc Anthony, Backstreet Boys y Bad Bunny

Festival de Viña del Mar.
Desde la izquierda, Nick Carter, Howie Dorough, Kevin Richardson, Brian Littrell y A. J. McLean; los Backstreet Boys, durante una actuación en Nueva York en julio de 2018.

Desde este domingo y hasta el sábado 2 de marzo, Chile se transformará en centro de la música para varios países de América Latina. A poco más de cien kilómetros de Santiago y a varios miles del Dolby Theatre de Los Ángeles donde se realizarán los Premios Oscar, esta noche se dará inicio al Festival de Viña del Mar, el certamen musical más extenso e importante que se realiza en el país sudamericano. Los cantantes de reggaetón Wisin & Yandel abrirán una semana en que se desarrollará la versión número sesenta del evento, presentado de manera ininterrumpida todos los veranos, incluso en los años más oscuros de la dictadura de Augusto Pinochet.

En la actualidad “el festival” -como le llaman los chilenos- incluye dos competencias musicales más la presentación especial de artistas nacionales e internacionales junto a un número de humor por noche. Aunque en un comienzo la actividad se trataba de una mera competencia de canciones alusivas a la ciudad, con el paso de los años fue creciendo en importancia. La transmisión televisiva le dio el impulso necesario para que llegaran hasta allí imperdibles de la canción romántica en español como Juan Gabriel y Luis Miguel, pero también otros de corte más rockero como Europe y Faith No More.

Con ese espíritu masivo como antecedente es que los 12 números musicales elegidos para este año abarcan varias generaciones y gustos. En Viña 2019 habrá espacio para Raphael , Marco Antonio Solis y Marc Anthony, pero también para Bad Bunny, Becky G y la emergente figura del pop local Camila Gallardo. Eso sí, la banda que se roba todo el protagonismo este año es Backstreet Boys, el quinteto estadounidense vuelve a Chile en pleno proceso de relanzamiento de su carrera y casi 20 años después de haberse presentado en el mismo escenario.

Es la amplitud del cartel lo que distingue a este festival de otros y en esa idea profundiza el periodista de espectáculos de la radio Cooperativa, Osvaldo Lizama: “Sólo en Viña pueden convivir artistas tan diversos. Creo que tiene que ver con la importancia que tiene para el país. Históricamente la parrilla se ha armado escuchando en cierta medida los intereses del pueblo y eso ha hecho que haya nichos que se deben cubrir sí o sí, como los son el del ídolo latino romántico con Marco Antonio Solis y lo clásico con Raphael”.

El mismo Lizama plantea que la construcción del programa “no es lo que merecía la edición 60 del festival” y apunta a la dilatación de la negociación con algunos artistas que finalmente no llegaron a acuerdo. Eso sí, destaca a uno de los intérpretes que se presentarán por sobre los demás: “Bad Bunny es un latino que viene en su mejor momento y conquistando el mercado anglo, que no es fácil”. En efecto, el puertorriqueño de 24 años acaba de lanzar su primer disco, X 100pre, y su fábrica de hits incluye colaboraciones con su amigo J Balvin, Will Smith y Drake, quien incluso se atrevió a cantar en español en la grabación de MIA.

Una nueva etapa

Apenas terminada la versión del Festival de Viña 2018, la ciudad que alberga la cita musical comenzó a preparar una nueva licitación para asignar la transmisión televisiva y radial. Finalmente Chilevisión -que tuvo esa tarea por los últimos ocho años- perdió la batalla y los derechos pasaron a manos de un nuevo actor conformado por los chilenos Canal 13, TVN y la cadena FOX hasta 2022. La empresa estadounidense se encargará de llevar el espectáculo a América Latina. Además de una consolidación internacional, el negocio implica una nueva inyección de recursos tanto para la realización del festival como aportes para la misma ciudad famosa por sus playas.

En medio de estos cambios, este domingo por la noche debutarán en el anfiteatro de la Quinta Vergara como animadores María Luisa Godoy y el viñamarino Martín Cárcamo. Lo que no parece admitir modificaciones es la entrega -a pedido del público- de Gaviotas de Plata a los artistas que tienen participaciones destacadas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información