Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PREMIOS GOYA

Silvia Abril y Andreu Buenafuente afrontan los Goya como un programa de televisión

“Nos hemos marcado un reto como matrimonio: sobrevivir a la gala”, confiesa la actriz, que le prometió a la fallecida Yvonne Blake presentar la ceremonia

Andreu Buenafuente y Silvia Abril, en la Academia ayer.
Andreu Buenafuente y Silvia Abril, en la Academia ayer.

“Vamos a enfocar la gala como si se tratara de un programa de televisión hecho por Andreu y por mí”. Así explicaba ayer la humorista Silvia Abril el objetivo de la 33ª edición de los premios Goya: “Intentar convertir esa entrega de premios infinita, que no acaba nunca, en algo minado de piezas en nuestra línea”. Es decir, repletas de humor. Con el guion preparado al 90%, y realizado por “el equipo de casa” de El Terrat, la productora de Andreu Buenafuente, ambos presentadores la definen como muy familiar y llena de sorpresas.

Aunque no han querido revelar gran cosa de qué se va a ver en la gala del 2 de febrero, sí han asegurado que buscarán la variación, la sorpresa y el "máximo de registros". Pudiera a priori parecer que Andreu Buenafuente, presentador del programa Late Motiv, sería el encargado de conducir la ceremonia, mientras Silvia Abril, su pareja en todos los sentidos, haría frente a la parte más cómica, pero han dejado claro que se repartirán la gala de forma equilibrada. Será “una cuestión de codazos”, ha señalado Abril: “Vamos a intentar que sea una cosa de dos, a pesar de que Andreu tiene más experiencia”.

“Realmente no da esa sensación”, matiza Buenafuente, que ya presentó la gala en las edición 24ª y 25ª. “Ella no será el alivio cómico”, resalta, “sino que se multiplican las posibilidades, porque cuando estás solo se te exige mucho más”. Esta vez se tendrán el uno al otro. ¿Y lo mejor? “La libertad de poder besarle en la boca cuando todo haya salido bien”, suelta Abril. Ante lo que su marido solo puede responder divertido: “Pero si tú besas en la boca a todo el mundo”.

Pero ¿por qué volver? “Esto se lo debíamos a Yvonne Blake”, explica Abril. La presidenta de la Academia de Cine, que falleció en julio del pasado año a causa de un ictus, contactó con la humorista para la gala de 2018. “Quería una mujer”, pero Abril estaba en pleno rodaje. “Así que le expliqué que no podía, pero le prometí que al año siguiente estaríamos ahí”. Y han cumplido su palabra. “Yo creo que me autoinvité”, confiesa Buenafuente ante las risas de su compañera, “y solté algo sí como si quieres dos yo me apunto”.

“Nos hemos marcado un reto como matrimonio: sobrevivir a la gala de los Goya”, confiesa la actriz. Un reto del que no salieron airosos la pareja humorística del pasado año, Joaquín Reyes y Ernesto Sevilla. ¿La solución? “Mucha vaselina”, ríe Abril. Mientras Buenafuente pide relativizar: “Es un buen momento para pedir la relajación general, vamos a cesar las hostilidades porque a veces este país como que se quiere poco”. Solo piden pasar un buen momento en esta fiesta del cine: “Relájate y disfruta”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >