Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Silvia Abril y Andreu Buenafuente presentarán los Goya

El nuevo presidente de la Academia de Cine, Mariano Barroso, realiza, tras ser elegido, este anuncio y que la gala podría no celebrarse en Madrid

buenafuente
Mariano Barroso, nuevo presidente de la Academia de Cine.

Mariano Barroso (San Just Desvern, 1959) se echa a reír y apunta: "Aún no me has soltado si esto es un marrón, que para mí no lo es. Yo lo veo como un orgullo". Desde esta mañana, Barroso, director de películas como Éxtasis, Los lobos de Washington o Todas las mujeres, es el nuevo presidente de la Academia de las Artes y de las Ciencias Cinematográficas. Su candidatura era la única presentada ante la Asamblea, que podía votar en su contra, y su terna la completan los vicepresidentes Nora Navas y Rafael Portela. Tanto Barroso como la actriz ganadora del Goya por Pa negre saben de qué va este reto, porque eran los vicepresidentes de la anterior mandataria, Yvonne Blake, que tuvo que abandonar su puesto tras sufrir un ictus en enero. En la votación han obtenido 315 votos a favor sobre 353 emitidos (de un censo de 1.500), convirtiéndose así en el 16º presidente de la institución.

Andreu Buenafuente y Silvia Abril, en la fotografía institucional de la Academia.
Andreu Buenafuente y Silvia Abril, en la fotografía institucional de la Academia.

Entre las novedades, que los próximos premios Goya, la edición 33ª, ya tienen presentadores: "Serán Silvia Abril y Andreu Buenafuente". Por primera vez, recalca el presidente, se ha hecho este anuncio con tiempo para que la productora El Terrat prepare los guiones, algo de lo que Buenafuente ya tiene experiencia: serán sus terceros goyas. El 2 de febrero de 2019 podrían, además, realizarse los Goya fuera de Madrid. "Hay, junto con la capital otras dos grandes opciones, pero por ahora no está cerrada esa decisión". Los Goya ya salieron de Madrid: en el año 2000 los albergó Barcelona, un evento recordado porque Pedro Almodóvar pidió al auditorio que le cantara el Cumpleaños feliz al entonces Príncipe de Asturias y actual rey, Felipe VI.

Los Goya, además, volverán a ser organizados por la Academia. "En la pasada edición convocamos un concurso público para externalizar su realización", recuerda Barroso. "En esta ocasión hemos decidido hacerla desde dentro", asegura el presidente, que, mientras, firmaba el contrato con El Terrat delante de la prensa.

Las series de televisión están atrayendo a un público que se sentía huérfano y en ellas trabajan gentes del cine, que gozan de mucho prestigio, pero que están también huérfanos de representación en la Academia. Debemos ver cómo los incluimos en la Academia"

Aunque Barroso se considera continuista en muchas iniciativas, habrá más cambios: "Vamos a seguir las cosas que hemos hecho bien y corregir las que hemos hecho mal". Insistirán en el rejuvenecimiento de la Academia. "Hay un 20% de nuevos miembros, y queremos seguir por ahí y continuar generando actividad para todos, aglutinar energías y ser el punto de encuentro de la gente del cine, que por la naturaleza de su trabajo no tienen ese lugar". Sobre el cambio de Gobierno apunta: "Estamos viviendo estos días una época distinta. Lo vemos con esperanza. La Academia tiene, todo hay que decirlo, una buena relación con el anterior ministerio, pero los ritmos de la administración son de tortuga. A mí me desquician un poco, la verdad. Esperamos que con Màxim Huerta, que se declara apasionado de este arte, se le reconozca al cine español el sitio que se merece, que se le saque de la arena política y dejemos de ser moneda de cambio. Ya hemos pedido entrevista con él".

Encuentro de academias

El trío presidencial (en realidad, dúo, ya que Navas no estaba) anunció más eventos, como una reunión de todas las academias de cine mundiales en otoño en Madrid, un encuentro coorganizado por el Ayuntamiento de Madrid. "Hay mucha gente escéptica con la Academia, y estos esfuerzos espero que cambien la percepción. Este encuentro se llamará Todos los cines del mundo, y es parte de nuestra intención de estar en la vanguardia del debate, con mesas para esta ocasión sobre cine e impacto social y cine y educación", continúa Barroso. "Tenemos que dar cabida desde la superproducción de Bayona hasta la última película de Isaki Lacuesta. Debemos ser más activos y más presentes en la vida cultural del país. No podemos ser dinosarios".

Otros dos retos futuros tienen que ver con las nuevas tecnologías y la difuminación de formatos. ¿Admitirá la Academia para los premios Goya a películas estrenadas en Internet? ¿Incluirá de alguna manera a las series de televisión? El mismo Barroso está a punto de estrenar en MoviStar la serie El día de mañana. "Los cambios siempre generan miedo, pero hay que enfrentarse a lo que viene. Existe un debate actualmente abierto sobre dónde acaba el cine y dónde empieza la televisión. ¿Dónde colocamos las nuevas series, que han revolucionado incluso nuestro mercado laboral? Hay que instalarse al menos en a corto y medio plazo en el debate, en la pregunta y no en la respuesta. A nivel legal, las películas son consideradas películas por el Ministerio y por la Academia cuando se estrenan en una sala. Diría que hasta los espectadores lo siente así. Esa es una realidad. Sin embargo, las series están atrayendo a un público que se sentía huérfano y en ellas trabajan gentes del cine, que gozan de mucho prestigio, pero que están también huérfanas de representación en la Academia. Debemos ver cómo los incluimos, en el mismo debate que está vivo en los festivales".

¿Habrá en el futuro premios Goyas a las series? "Es que ya damos muchos galardones en la gala, 28, y eso provoca quejas de muchos televidentes. Solo con reportajes de nominados y agradecimientos se superan los 60 minutos. A ver cómo lo estructuramos. No sé si se llamarán Goya, aunque algo tenemos que hacer". Lo mismo vale para el cine en Internet. "Estamos en el debate. Habrá que tomar decisiones".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información