Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cinco cosas en las que fijarse en los Globos de Oro 2019

Comienza la temporada de premios, en la que ‘Roma’ trata de colarse entre una lista inusualmente amplia de películas destacadas del año

Sandra Oh y Andy Samberg, presentadores de la gala de los Globos de Oro de este domingo. AFP / ATLAS

La temporada de premios de 2019 en Hollywood empieza oficialmente este domingo (en Beverly Hills, a las cinco de la tarde, hora local) con los Globos de Oro, en una edición que lo tiene difícil para ofrecer un ganador claro. De estos premios no salen las mejores películas del año, pero sí un par de buenas recomendaciones de las producciones que el espectador medio no debería perderse antes de que lleguen los Oscar. Este año será difícil que los Globos de Oro sirvan para aclarar las cosas y señalar al público quiénes son los favoritos de Hollywood. Las nominaciones están inusualmente repartidas entre muchos títulos, y la estrategia de tener dos categorías en los premios principales (drama y comedia, sin mucha lógica en el reparto) básicamente permite nominar a casi todo el mundo y premiar doble. Pero sí servirán para medir las posibilidades de las apuestas más fuertes del año, Ha nacido una estrella y Roma, y de todas las que aspiran a disputarles los grandes premios, como El vicio del poder, Black Panther y Green Book. El tablero de juego para este domingo se puede resumir así:

¿Cuál es el alcance de ‘Roma’ en Hollywood?

El año en cine empezó con Black Panther como gran fenómeno. A finales del verano, el público de Estados Unidos se vio inundado por la promoción de Ha nacido una estrella. Los últimos dos meses han sido de Roma, el extraordinario drama autobiográfico de Alfonso Cuarón, que gracias al poder de Netflix ha invadido de manera asfixiante toda la conversación sobre cine en Hollywood. El cartel ocupa marquesinas y vallas publicitarias por toda la ciudad. El objetivo es conseguir que sea nominada en los Oscar a la mejor película a pesar de estar rodada en español. Es la película más aclamada por la crítica este año y un verdadero fenómeno en la ciudad del cine. Después de ganar el León de Oro en Venecia, ha ganado los premios de los críticos de Nueva York y Los Ángeles. Los premios de la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood de este domingo no van a servir para medir si lo está consiguiendo. Roma no puede competir en mejor drama en los Globos porque no está rodada en inglés. La victoria en la categoría de mejor película extranjera se da por descontada. Sin embargo, podría ser la gran triunfadora de los Globos, ya que está nominada al mejor guion y dirección. No se pueden comparar nunca los Globos con los Oscar ni establecer conclusiones de uno a otro. Pero las votaciones de los Oscar se abren este lunes. Ver a Alfonso Cuarón subir tres veces a recoger premios (película extranjera, director y guion) la noche anterior sería la promoción más poderosa que puede haber.

Duelo de taquillazos

Si entendemos la película del año como la que más ha dado que hablar y la que más ruido ha hecho en prensa (y que no sea Roma), esas son Ha nacido una estrella, Black Panther e Inflitrado en el KKKlan dentro de la categoría de drama. Y de esas tres, las dos primeras han sido los verdaderos taquillazos. No hay pequeñas joyas que descubrirle al público como Moonlight o The Florida Project. El duelo este año se traslada directamente de la taquilla a los premios entre películas que casi todo el mundo ha visto. Ha nacido una estrella parte como favorita en esa categoría porque ha sido un verdadero fenómeno de taquilla y critica, pero es un mal año para hacer predicciones. Hasta El blues de Beal Street sería una ganadora razonable. Lo mismo en comedia, donde la película con más nominaciones de la noche, El vicio del poder, compite con Green Book, La favorita, Crazy Rich Asians y El regreso de Mary Poppins. La agria comedia política de Adam McKay sobre el vicepresidente (2001-2009) Dick Cheney está nominada también a la dirección y al guion y todos sus actores, liderados por un impactante Christian Bale. Solo Green Book y La favorita parecen estar en condiciones de quitarle el premio. Como solo Viggo Mortensen parece un competidor serio para Bale.

Bradley Cooper y Lady Gaga, la pareja del año

La pareja del año, sin matices, es la de Bradley Cooper y Lady Gaga en Ha nacido una estrella. Los dos están nominados y con buenas posibilidades en la categoría de drama. Pocos discuten que su trabajo tiene recorrido hasta los Oscar, donde solo en siete ocasiones la pareja protagonista ha recibido sendos premios. Ambos presentarán una categoría en la gala y serán la pareja más buscada de la alfombra roja. En cuanto a los premios, si este año es muy arriesgado hacer apuestas entre las películas, lo es mucho más entre los actores. Cooper compite con el Van Gogh de Willem Dafoe (A las puertas de la eternidad), el Freddie Mercury de Rami Malek (Bohemian Rhapsody) y el policía negro infiltrado en el KKK de John David Washington. Lady Gaga se mide con Glenn Close (La buena esposa).

El verdadero efecto ‘Ms. Maisel’

Los Globos de Oro de 2018 tenían como tarea decidir qué serie de televisión merecía el premio a la mejor comedia en el año en que faltaba Veep y no había una serie clara para premiar. La elegida fue The marvelous Ms. Maisel. Unos meses después, los Emmy confirmaban la elección. Sin embargo, los Globos de Oro se precian en ir por delante a la hora de descubrir series. La segunda temporada de Ms. Maisel compite con grandes comedias como Barry, The Good Place y El método Kominsky. Ninguna suena a serie de largo recorrido, pero todas pueden disputar el sitio de la señora Maisel sin problemas. El trabajo de televisión más nominado este año es la miniserie El asesinato de Gianni Versace, una elección en la que se intercambian los papeles y los Globos siguen la senda de los Emmy.

#MeToo, un año después

En octubre de 2017, la caída del productor Harvey Weinstein desencadenó un profundo cambio cultural contra el acoso sexual, que se originó en Hollywood y se extendió a países e industrias con enorme rapidez. El primer escenario donde el movimiento #MeToo tuvo rostro y discursos fue el de los Globos de Oro, solo un par de meses después del escándalo. La alfombra roja se convirtió en un poderoso altavoz para el movimiento. Las víctimas de Weinstein acudieron invitadas. Las actrices vistieron de negro, y #MeToo entró en millones de televisores de la mano de las mayores estrellas de Hollywood. Un año después, parece existir la necesidad de mantener ese espíritu vivo, pero con menos solemnidad. El único gesto que ha trascendido es que algunas estrellas llevarán lazos con el lema "Time’s Up x2". La organización Time’s Up (Se acabó) es el fondo creado para pagar asistencia legal a las mujeres que denuncian acoso. El segundo año de #MeToo empieza también este domingo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información