Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Reina Sofía compró en 2017 un 35% de sus obras a creadoras

El museo avanza en igualdad pero los hombres siguen siendo mayoritarios. En el último lustro, incorporó piezas españolas de 55 hombres y de 11 mujeres

Dvd 870 (071117) Concha Jerez, artista recientemente premiada con el premio Velázquez, fotografiada en su casa de Madrid. © Carlos Rosillo .
Dvd 870 (07/11/17) Concha Jerez, artista recientemente premiada con el premio Velázquez, fotografiada en su casa de Madrid. © Carlos Rosillo . EL PAÍS

En la recién publicada memoria correspondiente a 2017 del Museo Reina Sofía, se refleja la compra de obra a 34 artistas: 22 son piezas firmadas por hombres y 12, por mujeres, que representan un 35% de las adquisiciones. Dentro de esos 34 nombres hay piezas de siete artistas españoles vivos y de cuatro españolas (Mari Chordà Recasens, Eulàlia Grau, Ángela García Codoñer e Isabel Oliver). El museo nacional dirigido por Manuel Borja-Villel apunta con estos números a una corrección en la desigualdad en el terreno de las adquisiciones que se venía dando en el último lustro, en el que la colección se ha ido engordando por el lado masculino más que por el femenino. Una tónica que se repite en el mundo del arte en general, según denuncia la asociación Mujeres en las Artes Visuales (MAV).

En estos cinco años, el museo ha comprado obra de 55 artistas españoles vivos frente a 11 artistas españolas (16,6%), según datos del propio museo. El método de compra es el siguiente: primero hay una preselección del director o del departamento de colecciones, que pasa al Patronato y la última palabra la tiene la Junta de Calificación, Valoración y exportación de bienes del Ministerio de Cultura. En 2017 se invirtieron 930.335 euros en compra de arte; en 2016, 1.059.463 euros; en 2015, 1.446.876 euros; en 2014, 286.516 euros; y en 2013, 1.033.651 euros. En 2016, se adquirió obra de 35 creadores (vivos y muertos): 27 hombres y 8 mujeres (22,8%). En el año anterior, fueron 41 hombres frente 9 mujeres (18%). En 2014, 16 hombres y 5 mujeres (23,8%). Y en 2013, porcentaje cayó hasta el 16,6% (25 frente a 5).

Desde el Reina Sofía señalan que el museo promueve desde los distintos ámbitos de su actuación “la reivindicación de la práctica artística femenina, así como la integración adecuada del discurso feminista". Aseguran que una de sus “líneas de acción prioritaria” es “recuperar y hacer visible la obra de artistas mujeres injustamente desdeñadas”, pero también “restaurar la memoria de las ideas, el conocimiento y los discursos feministas”. Además de las compras, desde el museo destacan la importancia de las donaciones y depósitos de creadoras.

María José Magaña, presidenta de la asociación, explica que la Ley de Igualdad se debe cumplir y por eso se deben “reforzar las compras a mujeres en los museos”. Ese tema fue uno de los asuntos centrales de ‘Ser mujer y artista en España, ¿una prueba de supervivencia?’, un foro organizado por la Fundación para la Investigación y el Derecho de la Empresa (FIDE), donde salieron a relucir datos como que en la última edición de ARCO Madrid, sólo 84 de 1.323 artistas eran mujeres y españolas, un 6% del total. Marina Núñez (Palencia, 1966), artista y profesora, explicó que en su clase las mujeres son un 70% y al salir de la facultad y entrar en el mundo profesional el porcentaje se invierte. Rafael Mateu de Ros, socio fundador de Ramón y Cajal Abogados, aseguró en ese foro que la Ley de Igualdad no se cumple en el mundo de las artes plásticas porque aunque la norma tiene carácter vinculante en cuanto al dinero público, “los museos son organismos públicos autónomos”. “El caso del Reina Sofía es insultante, porque la bandera de su programación es la nueva izquierda y las mujeres no interesamos”, se lamentó Semíramis González, directora artística de las ferias JUSTMAD y JUSTLX.

La especialista en mercado de arte contemporáneo Marta Pérez Ibáñez, profesora de la Universidad Antonio de Nebrija, cree que ningún museo está al margen del mercado, “el Reina Sofía tampoco”. “Las galerías no apuestan por las mujeres y se duda de su revalorización. El museo es capaz de cambiar esta inercia enquistada”, añade. Coincide en su lectura con la galerista Pilar Serra, tras 27 años al frente de su negocio. “Incluso las que estamos muy concienciadas tenemos mucho camino por recorrer, porque hay más desconfianza ante las artistas mujeres”, cuenta. Y señala un dato alarmante: “A las mujeres se les ponen precios más bajos que a los hombres y eso debemos rectificarlo. Velen menos porque exponen menos, porque son menos visibles, porque son menos valoradas...”.

A la artista Concha Jerez (Las Palmas de Gran Canaria, 1941) el Reina Sofía le compró obra en 2012. En conversación telefónica opina que el museo nacional “debe comprometerse con la Ley de Igualdad”. Premio Nacional de Artes Plásticas 2015 y Premio Velázquez 2017, exige una mayor voluntad de cambio: “Las instituciones públicas deberían dar ejemplo al mercado con el dinero público”. “La igualdad es una obligación”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >