Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jeff Koons, condenado a pagar 135.000 euros por plagio

El artista estadounidense es penado por copiar una publicidad de la marca Naf-Naf de 1985 en una de sus obras

El artista estadounidense Jeff Koons posa en Hong Kong.
El artista estadounidense Jeff Koons posa en Hong Kong. AFP

Por segunda vez desde el año pasado, el artista Jeff Koons ha sido condenado esta semana por plagiar en su escultura, Fait d’hiver (1988) un anuncio publicitario de la marca de ropa Naf-Naf de 1985. El Tribunal de Gran Instancia de París condenó este jueves al artista, a la empresa que lleva su nombre y al Centro Pompidou de París, donde la obra fue expuesta en una gran retrospectiva organizada en 2014, a pagar 135.000 euros al director artístico que diseñó esa publicidad, Frank Davidovici. El demandante descubrió la obra hace cuatro años cuando visitaba la exposición del Pompidou y había exigido, además de una indemnización de 300.000 euros, que la obra fuera requisada. Pese a la condena, el juez no consintió esa petición.

La obra de Koons retoma la imagen publicitaria, donde aparece una mujer estirada en la nieve después de una avalancha junto a un cerdo, el animal identificativo de la marca, acudiendo a su auxilio con el barril propio de un San Bernardo. El artista introdujo algunos cambios. En su versión, ese animal luce un collar de flores y la mujer viste un atuendo bastante distinto. Sin embargo, el tribunal francés consideró que las diferencias son “mínimas” y que “la puesta en escena es la misma” que en el anuncio. Existen tres ejemplares conocidos de esta obra. Uno de ellos fue comprado por la Fundación Prada en 2007 en una subasta en Christie’s por cerca de tres millones de euros.

Koons ya fue condenado en marzo de 2017 en otro caso de plagio por el mismo tribunal francés. Aunque la indemnización fue entonces sustancialmente inferior: el artista tuvo que pagar 20.000 euros a los herederos del fotógrafo Jean-François Bauret, que habían llevado a Koons ante la justicia por plagiar una de sus imágenes en su obra Naked. Esa estatuilla, que representaba a dos niños desnudos muy similares a los de la imagen de Bauret, forma parte, igual que Fait d’hiver, de la serie Banality, que ya ha supuesto otros contenciosos por plagio en el pasado. Por otra parte, en mayo de 2017 sorprendió el innegable parecido entre Seated Ballerina, una escultura inflable instalada frente al Rockefeller Center de Nueva York, con una figura de porcelana creada por una escultora ucraniana, Oksana Jnikroup, fallecida en 1993.

El artista también ha sido noticia por la polémica escultura que regaló a París en homenaje a las 130 víctimas de los atentados de noviembre de 2015. La instalación de la obra, una mano sosteniendo un ramo de globos de colores en forma de tulipán, se mantuvo durante dos años en el limbo. La elección inicial para su emplazamiento, un patio descubierto situado entre el Museo de Arte Moderno y el Palais de Tokyo, con vistas espectaculares de la Torre Eiffel, fue juzgado inviable por el Ministerio de Cultura por la fragilidad de sus cimientos, incapaces de sostener una obra de 33 toneladas. Mientras el mundo de la cultura francesa ponía en duda el buen gusto de la obra y las intenciones del artista, el Ayuntamiento de París acabó encontrando una solución a mediados de octubre, cuando se decidió, de común acuerdo con el artista, que la obra fuera instalada junto al Petit Palais de la capital francesa.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información