Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una profesión con un solo 2% de mujeres

Las directoras de fotografía españolas se agrupan para empujar a la industria a que sea "un espacio más inclusivo, diverso y comprometido con la paridad"

Presentación en San Sebastián del colectivo Directoras de fotografía.
Presentación en San Sebastián del colectivo Directoras de fotografía.

Hay profesiones en las que no parece haber hueco a las mujeres. Y no porque ellas no estén ahí. En 2016, según datos de CIMA (la asociación de cineastas españolas), solo un 2% de los largometrajes realizados en España contaron con una directora de fotografía. Y sin embargo, existen, trabajan -aunque sea en otros formatos del audiovisual-, están ahí. Un buen ejemplo es la catalana Bet Rourich (Blog, El camino más largo para volver a casa, Los chicos del puerto), que forma parte del jurado de la Sección Oficial de la presente edición del festival de San Sebastián. Rourich es una de las 21 colegas de profesión que se han asociado en el colectivo Directoras de Fotografía, que se ha presentado hoy en el Zinemaldia.

Junto a Rourich han estado otras compañeras como María Codina (Cola, Colita, Colassa), Eva Díaz (Selfie, Dioses y perros), Raquel Fernández (Rastros de sándalo), Juana Jiménez (referente en el mundo publicitario), Rita Noriega (El Continental, El ministerio del tiempo), Nuria Roldós (Félix, Bullying, Peacefire), Pilar Sánchez (Carmen y Lola) o Lara Vilanova (Trinta Lumes). Ante la falta de oportunidades en España, la mayor parte ha realizado carreras internacionales. Impulsadas por el llamamiento realizado en Cannes con la Carta de la Paridad y la histórica fotografía de las 82 cineastas en las escaleras de acceso al Palacio de Festivales, han creado este colectivo "con la finalidad de adoptar un compromiso para hacer de la industria un espacio más inclusivo, diverso y comprometido con la igualdad de género y para visibilizar el trabajo de las profesionales". Por eso animan al resto de sus compañeras que se unan a su iniciativa: "El objetivo es reafirmar la existencia de un gran número de profesionales mujeres en el sector y lograr el merecido reconocimiento profesional". Todas las integrantes del grupo cumplen varias condiciones: esta es su profesión principal, poseen al menos cinco años de experiencia y la sección de emergentes tienen como mínimo tres años de experiencia en cine. Sus referentes son las pioneras Cinematographers XX, creado en 2016, y otras asociaciones de Reino Unido, Alemania y Brasil.

El camino, explican, ha sido difícil a lo largo de la historia de cine. Y el mejor ejemplo es que aunque la primera directora de fotografía acreditada es la italiana Rosina Cianelli en 1915, y aunque en el primer Hollywood hubiera varias realizando este trabajo (aparecieran o no en las fichas de las películas), hasta 2018 no ha habido una candidata al Oscar a mejor fotografía: Rachel Morrison -que también ha trabajado en superproducciones como Black Panther- por Mudbound. En España, de forma similar, solo ha habido una candidata al Goya en este apartado: Cristina Trenas, por New York Shadows (2013).

Directoras de Fotografía espera "ayudar a empoderar a la mujer y a sensibilizar a las personas en una causa actual que afecta a toda la sociedad [...]. Somos un grupo heterogéneo con sentimientos y pensamientos dispares, pero todas queremos hacer visible nuestro rabajo y profesionalidad, para que en el futuro no seamos una excepción dentro de la profesión".