Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lee íntegramente las cartas desconocidas de Dalí

Las misivas se reproducen tal cual fueron escritas en el original

Cartas de Dalí a Gasch.
Cartas de Dalí a Gasch.

“Con Lorca os saludamos desde Figueres”

Las cartas enviadas por Dalí a Sebastià Gasch arrojan nueva luz sobre un momento decisivo de la carrera del pintor

J. M., Barcelona

Las cartas están todas sin fechar y nunca han sido publicadas íntegras. Complementan la fundamental investigación realizada por Minguet Batllori sobre la redacción del Manifest Groc, un libelo que levantó una gran polémica. Dalí comenta, además, diversos artículos que serán publicadas en la revista L’Amic de les Arts, cuyo último número (marzo de 1929), fue dirigido por él. Hay alusiones a Lorca y avanza sus ideas sobre cine y el surrealismo. Las misivas se reproducen cortesía de Emili Gasch y con la traducción y selección de Josep Massot.

Julio 1927 (Dalí se encuentra de permiso en Cadaqués, con Lorca)

Querido Gasch: Con Lorca os saludamos desde Figueres. Mañana comeremos ya en Cadaqués donde comenzaremos la dirección del movimiento anti artístico. Ayer presencié el espectáculo vergonzoso que es un concierto de Vendrell y constaté una vez más el infinito deseo mágico del público, la monstruosa capacidad de resistencia de la que es capaz con tal de que se le ofrezcan cosas dentro de la órbita con la que ya están acostumbrados desde pequeños.

Amigo Gasch, cada momento el arte me produce una más física sensación

de repugnancia, ¡qué desinfectados y alegres nos sentiremos una vez incorporados a los hechos anti-artísticos de nuestra incomparable época! Basta de fruncir la cejas, basta de trascendentalismo. Alegría pura de las leyes primordiales ineludibles -necesidades- no arbitrariedades. Que lo que hacemos no es arte, nos dirán; esta es nuestra única intención. No tenemos, como hacen los cubistas y tantos otros, [que] perder el tiempo queriendo demostrar que nuestra producción es pintura o literatura, y de querer ligarla a la tradición. Hay que partir del principio de que nuestra producción es eminentemente anti-artística.

El surrealismo es la manifestación más artística de la historia, consecuentemente es la más amarga, la más erótica, la más descabellada, la más putrefacta.

En fin, hoy no tengo la intención más que de saludarte, ya empezaba a extenderme. No dejes de enviarnos, escribiendo mucho, todo lo que se te ocurra, bestialidades, igual que nosotros, después ya elegiremos.

Un abrazo

Salvador Dalí

De esta correspondencia no comuniques nunca nada a nadie, pues se podría ir desbravando.

Mi particular saludo

Federico García Lorca

Noviembre 1927 (Dalí sigue cumpliendo el servicio militar). La Nova Revista dirigida por Junoy, un vanguardista de primera hora (se carteaba con Apollinaire), que defendió después un arte clasicista, había publicado una reseña de Carles Fages de Climent ironizando sobre su “doctrinaria pintura” surrealista.

Amigo Gasch: Esta última Nova Revista, con el artículo-pedante de Fages, me ha decidido a escribir a Junoy esta carta que te envío para que la conozcas.

La Nova Revista es la máxima putrefacción. Tenemos que hacer constar bien claro que no tenemos nada que ver en adelante.

Hemos de entrar de guardia, cuando me siente, te contestaré largamente tu carta. Nuestras diferencias de pensamiento dan a nuestra amistad una más intensa fuerza, cuando nos une una pasión de máxima claridad, la separación transparente de un ángel es aún una manera de claror. Sabes cuánto me gustaría una lenta y larga conversación contigo.

Recibe un fuerte abrazo

Salvador Dalí

¡Mueran los putrefactos!

Octubre-Noviembre 1927 A Montanyà. Si Dalí había insultado a Juan Ramón Jiménez, dirigía sus ataques al dramaturgo Guimerà.

(…) Vuestra polémica con Gasch ha sido de todas maneras muy eficaz para todos juntos, esto nos obliga a un máximo control y a una exigencia cada vez más rigurosa con nosotros mismos. La respuesta de Cassanyes es muy hábil, pero no tengo que decirte que la encuentro casi toda llena de errores. Propongo el esquema de un pequeña manifiesto preparativo del ANTI-ARTÍSTICO, en el que como anuncio SUPRIMIMOS TODA CORTESÍA. En él digo que la Nova Revista lleva a la peor clase de culturas artísticas, y que es el colmo de lo diluido y confuso. Hay que romper para siempre con los putrefactos y señalar a los jóvenes su podridura a fin de aislar su contagio. Hay que hacer esfuerzos para que esto pueda aparecer para año nuevo. Estamos en unas condiciones de oportunidad para hacernos oír indudablemente formidables. Ya existe una tensión que hacía tiempo era desconocida. ¡Si dispusiéramos de dinero! Esto de momento es el único obstáculo, pero que venceremos de una u otra manera, si vendo unos cuadros, que tengo a medio tratar, todos serán invertidos en el movimiento antiartístico, de momento, sin embargo, debido a diversas causas, no tengo ni cinco céntimos.

Recibe un fuerte abrazo, acabamos de iniciar nuestra amistad y nuestras luchas. El día que podamos escribir en letras de molde. EL GRAN PUTREFACTO PELUDO ÀNGEL GUIMERÀ!!!

Recuerdos a los amigos

S. Dalí

Diciembre 1927. Lorca había publicado Santa Lucía, San Lázaro, en La Revista de Occidente, dedicado a Gasch, y el marchante Pierre Loeb había escrito el 7 de diciembre a Dalí para negarle un contrato, porque su obra aún navegaba demasiado fácilmente de una influencia a otra. La carta de Paul Rosenberg, marchante de Picasso, es del 15 de diciembre. Dalí envía a Gasch la versión catalana de un poema que también había enviado a Luis Buñuel, Lorca y Pepín Bello. En la carta, se advierte la influencia de Breton, que hablaba de las “paroles mendiantes” en el catálogo de una exposición de Arp, inagurada en noviembre. El cuento Peix… salió publicado en septiembre de 1928 en l’Amic de les Arts.

Amigo Gasch: supongo que habrás leído el maravilloso escrito de Lorca que te dedica. Hoy quería hacerle una larguísima carta hablándole de Santa Lucía.

Santa Lucía es Santa Presentación, es la máxima corporeidad, es ofrecer la máxima superficie al exterior.

La poesía de San Sebastián consiste en su posibilidad, en su paciencia, que es una manera de elegancia; Santa Lucía presenta la objetividad ostensiblemente. San Sebastián es más estético, Santa Lucía más realista.

San Lázaro es aún la quintaesencia de la putrefacción.

Lorca parece ir coincidiendo, oh paradoja, en muchos puntos conmigo. Este escrito es elocuentísimo. ¿Recuerdas lo que te decía hace poco de la superficie de las cosas?

Lorca, sin embargo, pasa por un momento intelectual que creo durará poco (aunque por lo que respecta [a] los señores putrefactos, creen que se trata de un escrito sensacionalista).

Tenemos que huir de las palabras mendiantes, romper los límites que nuestra cultura nos pone, para presentar puros hechos poéticos, en toda su objetividad. Todo es ponerse en condiciones para tocar lo vivo de las cosas y, entonces, con sólo presentar lo que hayamos visto será suficiente.

Te envío el poema de les cosetes, ya que no sé si el que tú tienes es la primera versión o la definitiva.

Hace poco Benjamín Jarnés escribía en la Gaceta Literaria. El cine es la manera más real de representar lo irreal. Todo lo contrario, digo yo. El cine es la manera más irreal de representar lo real; Cosmópolis [Metrópolis] se puede imaginar habiendo visto mala pintura de historia; en cambio, la blancura emocionante de la leche, filmada chorreando entre los bigotes de Pollard, vistos en gran-plano, ¡es algo imposible de ser imaginado antes del cine!

He recibido dos cartas, una de Pierre Loeb y otra de Paul Rosenberg. Pierre Loeb dice que voy aún demasiado rápidamente de una influencia a otra, que je suis persuadé que vous trouveras bientôt una direction et avec les donnés que vous possède, vous feras, je suis sûr, une belle carrière de peintre.

Rosenberg, que me había escrito una carta a la exposición de casa Dalmau y no la había recibido, quizás Dalmau iba muy de cabeza y la perdió, pidiéndome fotografías, y se las he enviado, y me dice que las estudiará detenidamente y que si voy a París no deje de visitarlo.

Lo de Loeb es muy comprensible, mi producción da la sensación de algo discontinuo, efectivamente; incluso en estos últimos dibujos que ya conoces, hay diferentes preocupaciones que los solicitan, no obstante hay una unidad difícil de captar que las lleva hacia un lugar, creo que ya es posible entrever una serie de flechas indicadoras que tienen ciertas coincidencias de dirección.

Un abrazo muy fuerte

Dalí

El cuento del Peix perseguit pel raïm ha sufrido modificaciones, ya te enviaré la versión definitiva.

Escrito en un borrador del escrito El Cadàver Insepult, texto de Dalí que apareció en el último L’Amic de les Arts de marzo de 1929.

De momento, anoto la idea de hacer el número con dos calidades diferentes de papel, esto por razones económicas, pero además dan una vivacidad táctil de calidades y tonos -y resultará más ágil- dividir una página de papel ordinario mate puramente por lo escrito y otro, alternativamente, de papel couché para que las fotos adquieran el máximo de emoción y dramatismo, con lo que de todas maneras podría continuar o ir trozos de textos y cosas cortísimas surrealistas mías, de Lorca

A Foix (¿se prestará a esto?) sería interesante pedirle 3 o cuatro anotaciones objetivas anti-literarias de imágenes hipnagógicas suyas. Estas cosas cortas podrían intercalarse entre las fotos. Lo que se ahorraría en el papel ordinario o ganaría en el de las fotos.

Querría obtener de aquel amigo de Montanyà una traducción o una exposi ción científica o algo inédito sobre Freud, la inconsciencia y la subconsciencia, sobre la líbido, sobre totemismo, algo así relacionado con lo nuestro.

Espero cartas vuestras con anotaciones e ideas a fin de establecer el intercambio que ha de dar como resultado nuestro número.

Espero además opinión de todo lo que os propongo y además vuestros originales a fin de meditarlos.