Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El otro sexo en el mundo árabe

Hay que quedarse con la interpretación de Fanny Ardant, en un papel sorprendente de cabeza alta, mirada lacerante e interior desgarrado

Lola Pater
Fanny Ardant, en 'Lola Pater'.

LOLA PATER

Dirección: Nadir Moknèche.

Intérpretes: Fanny Ardant, Tewfik Jallab, Nadia Kaci, Lucie Debay.

Género: drama. Francia, 2017.

Duración: 95 minutos.

“Me dan miedo las motos, me hacen sentir libre”, dice, reflejando su bendita contradicción, su espíritu osado y su dolorosa coraza, en la mejor frase de la película, la mujer protagonista de Lola pater, producción francesa dirigida por Nadir Moknèche, alrededor del precio que hay que pagar por la transexualidad, y de las recompensas conseguidas cuando se llega por fin a una reconciliación exterior y, sobre todo, interior.

Hay algo muy radical y, a la vez, muy moderado en la película de Moknèche. El atrevimiento está, sin duda, en ambientar esa historia en la cultura árabe francesa de origen magrebí, de la que el propio director procede, y que, como bien demuestra su rol coprotagonista, hijo de una familia argelina de inmigrantes, está lejos de comprender tal conflicto de género en tiempos de extremismo religioso. Sin embargo, al mismo tiempo, la película es profundamente pusilánime. No hay apenas trascendencia entre tanta complejidad y los diálogos, demasiadas veces, se solucionan con un cliché que posteriormente apenas tiene desarrollo ni puntualización: “Siempre supe que eras maricón”.

Con convencional estructura de comedia romántica de chico encuentra chica, la pierde y la recupera, Lola pater, con bonito homenaje a la Lola de Josef Von Sternberg y Marlene Dietrich en El ángel azul, aunque en versión danza del vientre, apunta con sus dardos envenenados, pero luego los lanza con enervante flojera. De modo que, finalmente, además del paso dado en cuanto a la ambientación temática, abriendo un camino de esperanza, hay que quedarse con la interpretación de Fanny Ardant, en un papel sorprendente de cabeza alta, mirada lacerante e interior desgarrado.

Más información