Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Televisiones y actores de EE UU se unen para frenar los ‘abusos de sofá’

El acuerdo alcanzado busca claridad en el lenguaje de todos los contratos para que la prohibición del acoso esté explícitamente citada

Una estatua de Harvey Weinstein sentado en un sofá, que apareció en Hollywood el 1 de marzo, poco antes de la gala de los Oscar.
Una estatua de Harvey Weinstein sentado en un sofá, que apareció en Hollywood el 1 de marzo, poco antes de la gala de los Oscar.

El principal sindicato estadounidense de actores y varias de las cadenas de televisión más destacadas del país han llegado a un acuerdo para intentar poner fin a la práctica conocida como casting couch. El término se refiere al soborno de algunos productores que conceden papeles a cambio de favores sexuales. El acuerdo entre el sindicato SAG-AFTRA y cuatro estudios de televisión se ha firmado tras los movimientos contra los abusos en Hollywood.

MÁS INFORMACIÓN

Las cadenas ABC, CBS, NBC y Fox acordaron seguir las indicaciones de dicho convenio y limitar al máximo los castings en casas privadas o habitaciones de hotel.

El deseo del sindicato, que representa a 160.000 profesionales, es el de acabar con todas las audiciones, entrevistas o reuniones de trabajo en lugares privados. Según la presidenta del SAG-AFTRA, Gabrielle Carteris, se trata de evitar que los predadores sexuales “utilicen a los actores a puerta cerrada”.

El acuerdo alcanzado entre el SAG-AFTRA y las principales cadenas estadounidenses tiene una validez de tres años y busca claridad en el lenguaje de todos los contratos para que la prohibición del abuso esté explícitamente citada.

Práctica común

El término casting couch, en ocasiones traducido como casting de sofá, hace alusión precisamente a ese sofá que suele haber en casi todas las oficinas, donde, supuestamente, son muchos los ejecutivos que prueban suerte o exigen favores sexuales a sus subordinados o a aquellos que sueñan con avanzar en su carrera. El movimiento Me Too y Time’s Up han denunciado que es una práctica demasiado común en Hollywood. Leyendas como Maureen O’Hara ya citaban esta práctica en 1945, y estrellas recientes como Charlize Theron o Megan Fox han hecho referencia a algo que no solo afecta a las mujeres.

Ha sido Harvey Weinstein, uno de los hombres más poderosos de Hollywood, quien ha quedado asociado para siempre al término casting couch. Acusado de numerosos abuses sexuales y de violación, de los que se ha declarado no culpable.

Weinstein tiene que responder ahora ante el Tribunal Supremo de Manhattan (EE UU) de diferentes cargos de violación y asalto que supuestamente ocurrieron entre 2004 y 2013.