Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TEATRO

El clásico de Hitchock ‘Crimen perfecto’ se estrena en teatro

La compañía Noir Producciones debuta en la Sala Russafa de València con esta obra del gran maestro del suspense

Los actores protagonistas de 'Un crimen perfecto', en la Sala Russafa durante el ensayo general.
Los actores protagonistas de 'Un crimen perfecto', en la Sala Russafa durante el ensayo general.

La adaptación de una película del gran maestro del suspense Alfred Hitchcock al teatro siempre es un reto. En el cine hay distintos espacios, distintos tiempos y todo fluye con naturalidad; en el teatro solo existe un escenario y el misterio y el suspense lo crean los actores y el texto. La compañía valenciana Noir Producciones se ha atrevido con el género negro y este jueves, 10 de mayo, estrena en la Sala Russafa de València la adaptación del clásico Crimen perfecto al calor del Festival València Negra que se celebra hasta el domingo en la capital.

La actriz y directora gallega Iria Márquez se ha encargado de adaptar y dirigir la obra, de unos 75 minutos de duración, que permanecerá en cartel en la sala teatral hasta el 27 de mayo. El guión reproduce, con algunos retoques, el clásico cinematográfico dirigido en 1954 por el autor de obras imprescindibles como La Ventana indiscreta o Vértigo.

La esencia del drama permanece: Tony Wendice, uno de los protagonistas, es un tenista retirado que contrata a un asesino a sueldo para que acabe con la vida de su esposa Margot y así poder heredar su fortuna. Ha planeado minuciosamente el "crimen perfecto" durante años pero la realidad acaba superando la ficción y el desenlace no termina siendo tan perfecto. 

La directora teatral introduce pequeños retoques al guión original para hacer suya la versión teatral. La adaptación incluye a un nuevo personaje, Jane Wilkins, una escritora de novela policíaca, con referentes como Agatha Christie, que introduce al espectador en la historia. "Se mantienen los nombres de los personajes pero Wilkins nace de otro que sí está en el original y es el inspector Hubbard. En nuestra adaptación tenemos al amante de Margot y a la escritora y entre ellos dos resolverán el crimen, asumiento el rol del Hubbard en la película", desmenuza.

El elenco -Raquel Ortells, Darío Torrent, José Doménech, Rosa López y Jaime Vicedo- se adapta a las necesidades de los personajes de la película, y la trama, añade Márquez, "permite ver cómo funciona tanto la mente del investigador, que trata de descubrir lo que ha pasado, como la del asesino, que se plantea un reto con el que todos hemos fantaseado alguna vez: cómo sería un crimen imposible de descubrir".

La ambientación de la obra teatral se consigue con la iluminación y música de jazz de los años 60, con composiciones de Miles Davis y Chet Baker. "Hemos intentado potenciar un Londres [ciudad donde transcurre la acción] sórdido y algo tenebroso, con una iluminación que juega un papel fundamental. Ambos elementos nos adentran en esa atmósfera de misterio y de crimen", apostilla la directora. 

Iria Márquez, directora de 'Un crimen perfecto' en la Sala Russafa de València. ampliar foto
Iria Márquez, directora de 'Un crimen perfecto' en la Sala Russafa de València.

El actor valenciano Darío Torrent, uno de los malos del reparto de esta obra, encarna sobre las tablas a Tony, el marido que idea el crimen de su esposa Margot, interpretado en el cine por la actriz Grace Kelly: "Me siento cómodo en la piel de Tony porque no es el primer malo que interpreto. Me gusta el matiz british del personaje, es toque de maldad dentro de la formalidad, los modales y el protocolo tan británicos", recrea. "Es un contrapunto grande la elegancia con la que actuas y la maldad que anida en tu interior", remata cuando restan solo minutos para el ensayo general de la pieza.

Sin ánimo de hacer spoiler, la directora cuenta que al final de la obra se hace un guiño a otra película del género, a una continuidad en la investigación de otro caso muy conocido para el espectador y que puede generar expectativas, "aunque nosotros", se apresura a matizar  Márquez, "siempre vivimos el aquí y ahora".

Es la segunda vez que la directora gallega adapta un título de Hitchcock; hace dos años llevó a los escenarios del teatro La soga, también dentro del festival valenciano de género negro, con buena acogida de público y crítica. Y ahora repite con Un crimen perfecto. Para el desarrollo de este tipo de producciones, el equipo ha creado la compañía Noir Producciones. "Queríamos generar un sello, una marca, a través de la cual se puedan hacer adaptaciones de clásicos del cine de misterio al teatro", se explaya Márquez, que confía en que esta última producción tenga una venta y una distribución más allá del festival valenciano.

Iria Márquez, actriz desde hace 17 años, ha desarrollado la mayor parte de su carrera profesional en Madrid pero hace cuatro años se instaló en Valencia. Ha trabajado en Guindalera escena abierta, compañía de Juan Pastor, o en Arden Producciones, del valenciano Chema Cardeña. Con esta compañía estrenaron la obra Shakespeare en Berlín, que se estrenó en la Sala Russafa y ahora está de gira por otros escenarios españoles. La pieza fue preseleccionada en tres de las categorías de los Premios Max 2017.

Más información