Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TEATRO | LA SEMANA POR DELANTE

Sala Russafa, a todo ritmo

La Sala Russafa abrió sus puertas el pasado mes de febrero con la intención de devolver al emblemático barrio de Valencia una programación de teatro solvente después de 30 años sin escenarios en un barrio que llegó a tener hasta diez teatros en los años cincuenta del pasado siglo. Era una "preinauguración" puesto que al nuevo espacio, en el número 55 de la calle de Dénia, todavía le quedaba por acometer algunas fases de obras.

Ahora, tras el parón del verano y con los últimos retoques a punto, el teatro creado por Chema Cardeña, Juan Carlos Garés, Mª Ángeles Marchirant y David Campillo, de Arden Producciones, arranca de nuevo para poner una velocidad de crucero que permita recorrer con éxito su primera temporada completa. El 6 de octubre se inaugura oficialmente con la representación de El idiota de Versalles, una obra escrita y dirigida por Cardeña y que monta Arden.

La obra pone en escena el frágil equilibrio entre el arte y el poder político. El rey Sol quiere una tragedia clásica, y que la protagonicen su esposa y su amante. Se la encarga a Jean Baptiste Poquelin, Molière, autor de comedias que pretenderá mantener su integridad en esta difícil empresa. Junto al escritor, la reina María Teresa de Austria, la amante del rey y el compositor de origen florentino Jean Baptiste Lully saltan a escena, encarnados por Garés, Amparo Vayá, Jerónimo Cornelles y Cardeña, para ofrecer al espectador esta historia sobre la eterna lucha del artista por la libertad de creación sin ingerencias ni censuras.

Con esta obra, la Sala Russafa inaugura el primer ciclo de teatro clásico, que se completará la segunda semana de noviembre con Sueña, Casanova. Después habrá otros ciclos con compañías valencianas y llegará el teatro infantil, el 21 de noviembre, con Un soldadito de plomo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 2 de octubre de 2011