Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

España es el tercer país de la UE que menos gasta en lectura

Los españoles invierten un 0,7% de su gasto en libros, periódicos y papelería, al igual que Malta, y solo por encima de Bulgaria y Grecia, según Eurostat

Libros a la venta hoy, día de Sant Jordi, en Barcelona.
Libros a la venta hoy, día de Sant Jordi, en Barcelona.

España es el tercer país de la Unión Europea (UE) que menos gastó en libros, periódicos y papelería durante el año 2016, un 0,7 % del desembolso total de los hogares, según datos publicados hoy por la oficina de estadística comunitaria, Eurostat, con motivo del Día del Libro. El gasto en lectura solo fue menor en Bulgaria y Grecia (ambas un 0,6 %), mientras que Malta, cuyos datos corresponden a 2017, registró la misma cifra que España.

El informe revela que el gasto medio a nivel europeo en esta materia ha caído durante las últimas décadas, pasando de ser 1,8 % del total de los hogares en 1995 al 1,1 % registrado en 2016.

En el conjunto de la UE, Eslovaquia es el país que más dinero destinó a libros, periódicos y artículos de papelería (2,1 % del gasto total de los hogares), seguida de Alemania (1,6 %) y Polonia (1,4 %).

Una encuesta realizada entre 2008 y 2015 a ciudadanos entre 20 y 74 años de quince países de la UE sitúa a España como el quinto país entre los incluidos donde menos tiempo se le dedica a la lectura de libros, con una media de seis minutos al día. Aún menos dedican a la lectura los franceses (dos minutos al día), o los italianos, austríacos y rumanos, con cinco minutos. Los más lectores son los estonios, con 13 minutos al día, seguidos de los finlandeses y polacos, con 12.

En todos los países encuestados, la proporción de lectores de libros es mayor entre las mujeres que entre los hombres, aunque el informe revela que los hombres que leen libros lo hacen por períodos de tiempo más largos que las mujeres.

De los encuestados, el mayor porcentaje de lectores ávidos (aquellos que citan la lectura como una de sus actividades principales) se encuentra en Finlandia (16,8%) y Polonia (16,4%), seguido de Estonia (15.0%), Grecia y Luxemburgo (ambos 11,9%). Por el contrario, Francia (2,6%), Rumanía (6,2%), Austria (7,2%) y Bélgica (7,9%) tuvieron la más baja proporción de lectores ávidos. Entre los encuestados que leen libros, el promedio de lectura llega a una hora y un minuto por día en Francia a una hora y 37 minutos en Hungría.