Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El nuevo cartel de la Feria del Libro denuncia que las mujeres han sido silenciadas en el arte

La ilustradora Paula Bonet pretende dar visibilidad al trabajo de las creadoras en la literatura

La ilustradora Paula Bonet, junto a su cartel en la Casa de la Panadería de Madrid este lunes.
La ilustradora Paula Bonet, junto a su cartel en la Casa de la Panadería de Madrid este lunes.

"No son todas, pero si hablan por todas", ha declarado la ilustradora Paula Bonet este lunes en la presentación del cartel que ha realizado para la Feria del Libro de Madrid. Se trata de una ilustración dibujada en aguafuerte, una técnica que conlleva mucho tiempo y que la autora ha querido recuperar para "huir de la inmediatez a la que estamos obligados". El diseño, que muestra el rostro de una mujer enredada en un lirio y en el contorno de varios objetos simbólicos, pretende dar visibilidad al trabajo de las mujeres en el mundo del arte y, sobre todo, de la literatura.

"Quiero denunciar cómo las mujeres hemos sido silenciadas a lo largo de la historia del arte", ha apuntado Bonet, que recuerda que en su mochila del colegio solo había libros escritos por hombres. Aprender de historia, experiencias, sentimientos de autores masculinos ha hecho que Bonet se queje a día de hoy del contexto inapropiado en el que ha crecido porque no ve representado en la literatura el interior y las circunstancias de la mujer. "Hacen falta referentes femeninos para que esto no pase más", ha afirmado la también escritora de libros como La sed (Lunwerg).

El cartel diseñado para la 77 edición de la feria parte de una figura principal: la escritora nigeriana Chimamanda Ngozi Adichie, con un lirio que sale de su boca. "Es un homenaje a Mujeres que cantan nanas al amanecer y comen cebolla de Sara Herrera Peralta en la que la protagonista vomita lirios", explica. La figura está además envuelta en contornos simbólicos realizados con tinta china que representan objetos o rasgos característicos de novelas o poemas escritos por mujeres.

La cabeza de vaca representa la tierra y la vida del Cuaderno de campo de María Sánchez, las manos arrugadas debajo del animal evocan a las manos de la abuela de Sofía Castañón, además de las manos que sostienen a un bebé con las que la autora ha querido recordar a las de Luna Miguel, "que se han frotado fuerte con agua después de masturbarse".

Cartel de la Feria del Libro 2018. ampliar foto
Cartel de la Feria del Libro 2018.

El dibujo se completa con un cuervo volando que sale de un poema de Elena Medel, un gorrión que lo hace de uno de Emily Dickinson, además de piedras, almejas u orquídeas que recuerdan a libros de Luci Romero, Anne Sexton y Rossetti, respectivamente. "Que este cartel sirva para denunciar la diferencia de género que todavía es demasiado evidente y que las mujeres dejen de ser objetos para convertirse en sujetos en el arte", ha apuntado.

Es la tercera vez que una mujer es la encargada de crear el cartel de la feria, siendo Ana Juan la primera en 2006 y la diseñadora canaria Ena Cardenal de la Nuez la segunda en 2017. Con esto, la organización pretende mostrar su compromiso con la visibilidad del trabajo de las mujeres ilustradoras. "Es hora de poner en valor su trabajo", ha señalado Manuel Gil, director de esta cita anual con los libros. Mientras Bonet ha añadido: "Ya es hora de que los hombres se acerquen a nuestro trabajo sin prejuicios. No solo escribimos o dibujamos para mujeres. Nuestro arte es universal".

La nueva edición de la feria, que cuenta con 800 sellos editoriales, el mayor número hasta la fecha, se celebrará en el parque del Retiro entre los días 25 de mayo y 10 de junio. No obstante, el programa no se dará a conocer hasta el 17 de mayo.

Más información