Las canciones de 2017 en México, Argentina y Colombia

Los periodistas de EL PAÍS seleccionan la música que más ha sonado en los tres países

 Inglis, Kali Mutsa (México)

Inglis es la bandera del barco pirata que ha asaltado Miami y está comiéndose cruda la música en Estados Unidos. “Vamos a hablar inglés aunque no sepamos hacerlo”, canta la chilena Kali Mutsa por encima de unas bases bombásticas a cargo del también chileno Imaabs. Editado por el sello mexicano NAAFI, el EP La Devoración es lo que suena si pones Despacito al revés en el tocadiscos. Dancehall, reguetón reconcentrado y samplers de arpas para que Salomé baile con la cabeza del Trump en una bandeja de plata.

Jugo, Los Espíritus (Argentina)

Parece que todo aquello a lo que Maxi Prietto le ponga voz será un éxito. Eso ya quedó comprobado en todos los trabajos de este artista que, en pocos años, triunfó en las radios de México con el hit Avenida Corrientes y junto a Mariano Castro, con el dúo Prietto viaja al cosmos con Mariano. Ahora lidera Los Espíritus, un sexteto que no abandona su amor por el blues, aunque se destaquen por sus canciones lo fi (de baja fidelidad), que se disfrutan mucho más en vivo, aunque su tercer álbum, Agua ardiente, es una obra para recomendar, sobre todo por su primer corte: Jugo.

Internacionales, Bomba Estéreo (Colombia)

La banda ha vuelto a la Sierra de Santa Marta para reencontrarse con los sonidos ancestrales de los indígenas que pueblan esta montaña con vistas al Caribe. No han dejado la mezcla de electrónica que hizo que su anterior disco cruzara fronteras hasta convencer a Will Smith y a Arcade Fire, con los que acaban de terminar una gira conjunta por Estados Unidos y América Latina.

Tú sí sabes quererme, Natalia Lafourcade y Los Macorinos (México)

Lafourcade comenzó su carrera musical en 2002 como la figura del nuevo pop. Quince años después, se ha convertido en una de las voces más características de México rompiendo el corsé del género y revisitando la nostalgia del bolero y el folclor latinoamericano. Hija de una pianista y un músico chileno exiliado en México tras el golpe de Pinochet, Lafourcade hace en Musas un homenaje a los grandes de América Latina: María Grever, Margarita Lecuona, Atahualpa Yupanqui, Roberto Cantoral, Violeta Parra, Agustín Lara y otros. En Tú sí sabes quererme, un tema compuesto por la artista, la acompañan las guitarras de Juan Carlos Allende y Miguel Peña, que tocaron para Chavela Vargas. El resultado es una pieza exquisitamente producida que mantiene un pie en la frescura generacional de Lafourcade y el otro en el mundo de raíces y tradiciones al que la cantante rinde homenaje.

Felices los 4, Maluma (Colombia)

La reformulación del reguetón que han hechos los artistas colombianos les ha permitido configurar un nuevo imperio global con exponentes como Felices los 4 de Maluma y Mi gente de J Balvin, los dos himnos reguetoneros de estos artistas de Medellín.

El Tesoro, El Mató a un policía motorizado (Argentina)

La banda de La Plata es la de mayor crecimiento en los últimos años dentro de la escena local, pero también fuera del país, por ejemplo, en Europa, donde ya compartió cartel en muchos festivales con bandas de renombre. Con melodías que hacen recordar a los Sonic Youth, pero con letras de profunda raigambre sudamericana, El Mató, como le dicen sus fans, sacó este año su quinto disco, La síntesis O'Konor, lanzado en forma simultánea en Argentina, España, México y Estados Unidos. No hay que esperar mucho de la banda liderada por Santiago Motorizado. Toda su belleza está en la simpleza.

Sun a shine, Elkin Robinso (Colombia)

Desde la paradisiaca isla de Providencia, este joven artista, les ha recordado a los colombianos que en su país también se habla creole y se crea calypso, que el Caribe no es solo salsa, bachata y merengue.

Adios Amor, Christian Nodal (México)

Christian Nodal, es la revolución millenial de la banda mexicana. Con tan solo 18 años y un primer sencillo, Adiós amor (enero 2017), este joven sonorense ha conseguido posicionar la música tradicional mexicana en lo más alto. En una de las peores rachas para la canción vernácula, especialmente después de que Julión Álvarez fuera acusado de vínculos con el narcotráfico y congeladas sus cuentas, Nodal ha batido en menos de 12 meses todos los récord. Adios amor se encuentra entre los vídeos musicales más vistos en México —con casi 500 millones de reproducciones en Youtube—, sólo por detrás de los grandes éxitos mundiales del año: Despacito (Luis Fonsi y Daddy Yankee) y Felices los 4 (Maluma). En la lista que dio a conocer Spotify sobre música regional mexicana ocupó el número uno.

Lluvia Charly García (Argentina)

“Ya ves, amanece otra vez”, canta Charly García en Lluvia. El músico nacido en Buenos Aires en 1951 es, tal vez, el artista más venerado de Argentina. Sin dudas, uno de los padres fundadores del rock en esta parte del mundo, incluso durante la dictadura militar, donde se las ingenió para esconder verdades entre sus letras. Este año regresó a la escena luego de varios años de pelea contra sus adicciones, y lo hizo en gran forma, con la edición de Random, un fugaz álbum de diez canciones que condensa en media hora lo mejor de un artista polifacético. Sólo un par de guitarras, baterías y coros quedaron por fuera de su competencia. El resto es todo de su autoría.

Mi T-Shirt de la NASA, Instituto Mexicano de Sonido (México)

Atareado en otros proyectos, desde un tributo mexicano a Morrisey a la banda sonora de la película Coco, el productor mexicano Camilo Lara ha sacado tiempo este año para volver hacer música bajo su primer nombre: IMS. Grabado entre México, Jamaica, Arizona y Los Ángeles, en Disco popular vuelve a centrifugar ritmos de muchos mundos y muchas épocas. Como la trompeta en loop de Mi T-shirt de la Nasa, otro ejemplo más del corta y pega bien entendido.

Somos uno, Axel y Abel Pintos (Argentina)

Los músicos de Argentina también se suben a la moda de grabar canciones en colaboración. Somos uno une a dos artistas de los más queridos por el público local: el exfoclorista Abel Pintos, que acaba de llenar dos estadios de River Plate; el otro, Axel, uno de los que más giran por el país. “Somos tan distintos e iguales, todos somos uno con los demás”, dice el estribillo que muchos argentinos repiten por la calle con los cascos puestos. La frase también describe a dos personas que construyen su carrera a partir de su público, una rareza en un ambiente donde mandan los egos.

Sio sio gavilán, Aida Bossa (Colombia)

Aida Bossa recupera la tradición oral del interior del Caribe con un tributo a grandes nombres del vallenato como Diomedes Díaz en un disco que viene impulsado por el éxito de la telenovela La niña Emilia.

Una na, Lali Espósito (Argentina)

Las novelas juveniles producidas por Cris Morena han marcado a toda una generación. También a quienes han trabajado en ellas; es el caso de Lali Espósito (actuó en Rincón de Luz, Floricienta y Casi Angeles, entre otros), quien despide 2017 con la convicción que ha sido su año. Considerada la Ariana Grande argentina, subió al escenario junto a Ricky Martin en México y será telonera en el show que Katy Perry dará en Buenos Aires en marzo próximo. Lali no grabó discos en 2017, pero el sencillo Una na, cuyo video está rodado en los valles Calchaquíes de Salta, se ha transformado en un éxito de fin de año.

Esta información ha sido elaborada por Ana Marcos, Ramiro Barreiro, David M. Pérez, Elena Reina y Luis Pablo Beauregard.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción