Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere el actor Pedro Osinaga a los 81 años

Fue uno de los intérpretes españoles más populares al haber recorrido con su compañía de comedias numerosos teatros

Pedro Osinaga, el 23 de marzo de 2007 en Madrid.

El actor navarro Pedro Osinaga ha fallecido esta tarde a los 81 años en Madrid, ha informado a Efe el empresario teatral Jesús Cimarro, amigo personal del artista. La capilla ardiente con los restos mortales del actor se instalará en el tanatorio de la M-30 de Madrid, según la misma fuente.

Pedro Osinaga.
Pedro Osinaga.

Pedro Osinaga, que nació el 15 de diciembre de 1936 en Pamplona, ha sido uno de los actores españoles más populares al haber recorrido con su compañía de comedias numerosos teatros, tal y como señaló el jurado del XV Premio de Teatro Pepe Isbert que le fue concedido en junio de 2011.

Prueba de ello es que el actor protagonizó la comedia Sé infiel y no mires con quién, del dramaturgo inglés Ray Cooney, durante 14 años (1971 y 1985), con constantes llenos. Osinaga también trabajó a las órdenes de Gustavo Pérez Puig en Estudio 1 de TVE en la mítica Doce hombres sin piedad (1973, en el entonces canal UHF), y era el único de esos doce intérpretes que seguía vivo. Intervino en películas como Don Juan (1974), Cuentos de las sábanas blancas (1977) o Réquiem por un empleado (1978).

Siempre estuvo muy ligado a su ciudad natal, en la que estudió música y desde donde, tras obtener una beca, se trasladó a Madrid para comenzar su trayectoria artística en el mundo de la zarzuela, principalmente como barítono. Entre sus últimos trabajos figura La extraña pareja, de Neil Simon, que protagonizó junto a Joaquín Kremel.

Osinaga, que procuraba no faltar en los sanfermines, recibió la Medalla de oro al Mérito de las Bellas Artes en 1999, y fue galardonado por la Asociación de Periodistas de Navarra en 2010, entre otros reconocimientos profesionales. El actor confesó en 1988 que su carrera profesional fue posible porque él abandonó el puesto en el equipo de fútbol regional de Pamplona en el que jugaba para irse a Madrid a hacer carrera como intérprete.