Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pérez-Reverte: “Soy más Falcó que Alatriste”

El escritor presenta en Madrid 'Eva', la segunda entrega de la saga sobre el espía en la Guerra Civil

El escritor Arturo Pérez-Reverte en la presentación de su novela 'Eva' en el Circulo de Bellas Artes de Madrid este lunes.
El escritor Arturo Pérez-Reverte en la presentación de su novela 'Eva' en el Circulo de Bellas Artes de Madrid este lunes.

Cuando Arturo Pérez-Reverte presentó hace aproximadamente un año a Falcó, lo dejó claro: “Es más lobo que cordero”, dijo entonces en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. Este lunes regresó al mismo escenario para revelar el equivalente animal de Eva, la heroína que da título a la segunda entrega de su presente saga. “Es loba”.

De ahí, curiosamente y siempre bajo el prisma de su padre, el autor, que su atracción ande más por las lindes del respeto que de la sensualidad. Pero hubo más confesiones por parte de Pérez-Reverte. Se las arrancaron a trío tres mujeres que, salvo una, Pilar Reyes, su editora, no se muestran precisamente complacientes con lo que escribe desde sus blogs y publicaciones. Por lo menos hasta ahora. Marta Flich, economista, actriz y bloguera en el HuffPost, y Karina Sainz, periodista de Vozpópuli, acompañaron al autor en la presentación.

En ese juego de comparaciones que deslizó ante el público, el autor dijo sentirse más identificado con este espía asesino y torturador, amigo de pocos amigos, que del barroco mercenario, compañero de parranda de Quevedo, que llevaba siempre un fardo a las espaldas con la derrota constante: "Tiene más de mí. Soy más Falcó que Alatriste. Este último tiene fe, es amigo de las mayúsculas. Yo, como Falcó, las perdí cuando era joven, con las lecturas, entre otras cosas. Me siento más identificado con esa mirada escéptica y amarga suavizada de humor negro que tiene el policía".

Aun así, les unen coincidencias. El fracaso. En el caso de Falcó, desde el inicio de la primera entrega. Sabes que no logrará su misión: liberar de la cárcel a José Antonio Primo de Rivera. Todo el mundo parte de la certeza de que no lo consigue. Y el fracaso, aunque no lo sepa, aunque siga envenenada por los sueños, será también el puerto de Eva: “Ella cree en el amanecer del comunismo. No le importa morir sin llegar a verlo, pero cree y está dispuesta a lo que sea con tal de conseguir su objetivo. Es incluso más peligrosa precisamente por eso, por su fanatismo. Falcó sabe que no lo logrará, aun así, es la primera mujer lobo que se encuentra en el camino y eso le produce un inmenso respeto”.

También Eva ha supuesto un cambio en la escritura de Pérez- Reverte. Sobre su modelo de mujer en cuanto a personaje. “Leí muy pronto Los tres mosqueteros. Y eso me marcó. Había un personaje, el de Milady de Winter, bella y malvada, sin necesidad de recurrir al valor para crear su propio mundo, que me fascinaba. Desde entonces, cada vez que he tenido que crear a una mujer se me ha desviado hacia ella, hacia Milady…”.

Eva es diferente. “Cada novela nos obliga mucho a pensar. Para contar, primero hay que entender. No sé si existe amor entre Eva y Falcó, lo que sí manda es el respeto entre iguales”. Ella es un cruce de mujeres reales y fantasmales. “Mujeres que lucharon por ideales en la Unión Soviética y acabaron en muchos casos en los campos, pero también en Polonia, Hungría o por los frentes que tuve que cubrir en los Balcanes y que, en su empeño, al sentirse liberadas de tener que servir a sus instintos, a crear una familia o cosas así, a cambio de una idea, llegaban a ser más crueles que los hombres”, comentó el autor.