Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Bolshói estrena el ballet sobre Nuréyev tras las polémicas por su cancelación

El teatro fue acusado de suspender la obra por considerarla propaganda de la homosexualidad

Su director niega que hayan introducido cambios

Folletos promocionales del ballet 'Nuréyev', en el Bolshói.  Ampliar foto
Folletos promocionales del ballet 'Nuréyev', en el Bolshói. REUTERS

El director general del Teatro Bolshói, Vladímir Urin, negó hoy que se hayan introducido cambios en el ballet sobre la vida del bailarín Rudolf Nuréyev, cuyo estreno, aplazado ya en una ocasión, se celebrará mañana, con su director y escenógrafo, Kiril Serebrénikov, bajo arresto domiciliario. "Asistí a los ensayos ayer y anteayer, y no vi ningún cambio. Y estos, si es que los hubiera, estarían consensuados con el coreógrafo y el director, porque están en su derecho. La dirección del teatro no ha interferido", dijo Urin a los periodistas. Al mismo tiempo, adelantó que el espectáculo con toda seguridad dará que hablar.

"Sin duda, habrá polémica. Les gustará a algunos espectadores y en otros provocará rechazo", pronosticó, mientras insistió en que una de las funciones del arte es hablar de los asuntos que preocupan a la gente, "y yo no veo nada malo en eso".

El bailarín ruso Vladisláv Lantrátov, que interpreta a Nuréyev, aseguró que Serébrennikov, bajo arresto domiciliario acusado de malversación de fondos públicos, dirigió los ensayos a distancia. "Serébrennikov controló los ensayos y no abandonó el proceso", agregó Lantrátov, citado por medios rusos. El artista indicó que todos los participantes en el espectáculo estaban muy preocupados y soñaban con que el estreno del ballet finalmente se produjera. "Mañana el espectáculo cobrará vida y para nosotros es motivo para una gran felicidad", confesó. El bailarín consideró que Nuréyev es un espectáculo completamente nuevo y "grandioso" que en dos horas y media repasa toda la vida de uno de los mejores bailarines clásicos del siglo XX.

Tras el aplazamiento de Nuréyev el pasado julio, muchas voces críticas acusaron al Bolshói de haber cedido a presiones para suspender la obra de Serébrennikov, conocido por sus críticas al Kremlin y a la Iglesia Ortodoxa Rusa. Fue la primera vez desde que cayó la URSS que la catedral del ballet mundial suspendió un espectáculo -en todo el siglo XX solo lo hizo tres veces-, pero lo más inaudito es que fue la primera vez en sus dos siglos y medio de historia que lo hizo a tres días del estreno.