Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El tesorero de los faraones se queda seco

El proyecto Djehuty, forzado a lanzar una campaña de ‘crowdfunding’ para financiar la nueva temporada de excavaciones

Imagen de los trabajos en uno de los pozos funerarios del Proyecto Djehuty.
Imagen de los trabajos en uno de los pozos funerarios del Proyecto Djehuty.

El responsable de la tesorería de la reina Hatshepsut y el faraón Tutmosis III se ha quedado a dos velas. El equipo español que excava desde 2002 la tumba del alto funcionario Djehuty, “supervisor de los tesoros”, y otras sepulturas vecinas en el yacimiento de Dra Abu el Naga, en Luxor (Egipto), un proyecto puntero de la egiptología española que recibe el nombre del propio Djehuty, sufre de falta de financiación y se ha visto obligado a lanzar una campaña de crowdfunding (financiación colectiva o micro-mecenazgo) para poder cubrir los gastos de su próxima temporada de excavaciones.

En sus 16 años el Proyecto Djehuty ha logrado resultados científicos extraordinarios y descubrimientos tan sensacionales como la Tabla del aprendiz, la Dama Blanca, el ataúd del arquero Iker, las pinturas de la cámara funeraria del propio noble Djehuty, siete pendientes de oro o el excepcional jardín funerario hallado este año. Seis conjuntos de objetos encontrados se exponen permanentemente en las vitrinas del Museo de Luxor. Los resultados han convertido al Proyecto Djehuty en la (sana) envidia de otras misiones nacionales o extranjeras y en referencia de nuestra egiptología. Pero necesitan ayuda para lanzar su 17 ª campaña de excavaciones, prevista para enero y febrero de 2018, con una duración de seis semanas.

El equipo que dirige el madrileño José Manuel Galán, prestigioso egiptólogo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), lanzó ayer la campaña de recaudación de fondos a través de Internet. El Proyecto Djehuty precisa reunir 20.000 euros, una cantidad que, detallan, se invertirá en el sueldo de los más de 100 trabajadores egipcios implicados en los trabajos arqueológicos, en el alojamiento y la manutención del equipo, y en comprar material de restauración. Se creará una cuenta específica para los fondos recibidos y se rendirán públicamente las cuentas en la página web del proyecto. Está prevista una pequeña política de simbólicas recompensas a los que financien el proyecto con material relacionado con el mismo como libros, calendarios, vídeos y otros productos.

La campaña, que de alguna manera socializa a Djehuty, apela “a todos los que tengan curiosidad científica e inquietudes culturales, a los que les guste Egipto y las civilizaciones antiguas, a quienes valoren el patrimonio histórico y sientan el arte, y a todos los que quieran aportar su granito de arena en un proyecto de cooperación internacional”. El equipo de Galán anima a colaborar de manera irresistible: “Formarás parte del equipo y nuestros logros serán también tuyos”.