Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Verano 1993’, un filme en catalán, representará a España en los Oscar

La Academia de Cine elige el drama biográfico de Carla Simón, que se reestrenará doblado, para competir por la estatuilla de Hollywood

Laia Artigas y David Verdaguer, en el filme.

Verano 1993, de la debutante Carla Simón, será la representante española en la carrera a los Oscar, cuya 90ª edición se celebrará el próximo 4 de marzo en el Teatro Dolby en Los Ángeles. Verano 1993, que está rodada en catalán y su título original es Estiu 1993, responde a dos interrogantes, según su directora: ¿cómo se le explica a un niño la muerte? ¿Cómo entender lo que está sucediendo a su alrededor, los silencios, los gestos? A Carla Simón (Barcelona, 1986) el sida le arrebató a sus padres cuando era una cría, y se fue a vivir con sus tíos y con una prima un poco más pequeña al Ampurdán. En aquel momento, el virus del VIH parecía un enemigo imbatible, y el desconocimiento hizo aún más complicada la vida de aquella niña. "Por desgracia para mis padres, los retrovirales efectivos llegaron después, un año tarde para haberles salvado". Y mientras masticaba su dolor, la ausencia de su madre, intentaba asimilar el concepto de "gestionar emociones", Carla Simón no lloró. "No tengo pudor con ello porque después de haberlo contado tantas veces mi historia suena a cuento. De hecho, durante el proceso de creación de la película, pasé momentos desconectada del hecho de que fuera mi vida. Sobre todo, en el rodaje".

Sobre la selección de su película, Simón se ha declarado feliz y, con todo, muy sorprendida. "Jamás llegué a pensar que llegaríamos tan lejos", contaba. "Creo que los académicos la han elegido porque les ha emocionado. A veces cuando ves una película te quedas sobre todo con los sentimientos. Y sospecho que la universalidad de sus temas también ha decantado los votos a nuestro favor". Verano 1993 se estrenó en catalán, ya ha sido vista por más de 96.300 espectadores (más de 600.000 euros en taquila) desde su estreno, el pasado 30 de junio, y solo a partir de este viernes se reestrenará -en 16 salas- doblada al español: "He controlado minuciosamente el proceso y lo han realizado los mismos actores. No creo que en la carrera en los Oscar afecte el idioma. Debería ser normal que vaya por España cualquier filme en cualquiera de los idiomas que hablamos [en anteriores ediciones la Academia ya presentó Pa Negre, en catalán, y Loreak, en euskera], aunque el momento político salpique la selección".

La directora, Carla Simón (derecha), y la productora, Valérie Delpierre, de 'Verano 1993' tras el anuncio de la película española que competirá a los Oscars. ampliar foto
La directora, Carla Simón (derecha), y la productora, Valérie Delpierre, de 'Verano 1993' tras el anuncio de la película española que competirá a los Oscars.

La película fue aplaudida en el último Festival de Berlín, donde se presentó en la sección Generation Kplus, y obtuvo el premio a la mejor ópera prima de todo el certamen. Posteriormente, se hizo con la Biznaga de Oro del Festival de Málaga. Los académicos la han preferido antes que Abracadabra, de Pablo Berger, y 1898. Los últimos de Filipinas, de Salvador Calvo, un trío de filmes elegidos de entre los 42 largometrajes estrenados entre el 1 octubre de 2016 y el 30 de septiembre 2017. "Ya se ha estrenado Francia, Holanda y Bélgica -entre otros 25 mercados- y próximamente lo hará en Estados Unidos", comenta Simón. "Creo que la emoción le llega a todo el público. Aunque luego en cada país la prensa pone el acento en cosas distintas. En Francia, me preguntaban más por el periodo de la Transición. En Argentina, sobre la psicología de la niña... Los tópicos se cumplen". Y ahora le toca la campaña: "Sé que tengo que hacer mucho trabajo".

Entre los hallazgos de la película, las dos niñas protagonistas, Laia Artigas, en el papel de la propia Carla Simón, y Paula Robles, como su prima pequeña, junto a David Verdaguer y Bruna Cusí, como los tíos que la acogen en esta nueva familia. Para la presidenta de la Academia, Yvonne Blake, se trata de una película "preciosa y tierna" que puede gustar en Hollywood y que aborda temas "muy actuales".

La última película española que logró llegar al quinteto finalista -y además ganó la estatuilla- fue Mar adentro, de Alejandro Amenábar, en 2004. España ha sido candidata al Oscar de habla extranjera en 19 ocasiones, y lo ha ganado en cuatro: Volver a empezar (1982), de José Luis Garci; Belle Epoque (1993), de Fernando Trueba; Todo sobre mi madre (1999), de Pedro Almodóvar, y Mar adentro (2004). Ahora Verano 1993 entrará en una lista de aproximadamente 90 rivales (no se sabe cuántos hasta que se cierre el trámite a mitad de octubre), y a inicios de enero se hará pública una preselección de nueve filmes para esta categoría, antes de que se hagan públicas las candidaturas finales el 23 de enero.

Algunos países ya han hecho públicas su selección: por Suecia irá The Square, de Ruben Östlund, ganadora de la Palma de Oro de Cannes; por Noruega, Thelma, de Joachim Trier; por Corea del Sur A Taxi Driver, de Jang Hoon; por Palestina, Wajib, de Annemarie Jacir; por Rumanía, The Fixer, de Adrian Sitaru; por Grecia, Amerika Square, de Yannis Sakaridis; por Turquía, Ayla: the daughter of war, de Can Ulkay; por Ucrania, Black Level, de Valentyn Vasyanovych; por Japón, Her love bolis bathwater, de Ryota Nakano; por Holanda, Layla M., de Mijke de Jong, y por Finlandia, Tom of Finland, de Dome Karukoski.