Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Plácido Domingo regresará en 2018 a Bayreuth como director de ‘La Valkiria’

El certamen, que se abre hoy con el estreno de los 'Maestros Cantores de Nuremberg', anuncia la vuelta del tenor español tras 18 años

Plácido Domingo.
Plácido Domingo. (Sony Classical International)

El tenor español Plácido Domingo regresará en 2018 al Festival de Ópera Richard Wagner como director de La Valkiria, según la dirección del certamen que se abre hoy en Bayreuth (sur) con el estreno de los Maestros Cantores de Nuremberg.

Será la primera vez en que se escenifica por separado en ese festival dicha pieza de El Anillo del Nibelungo, ya que hasta ahora se ofreció siempre la tetralogía completa, integrada por El Oro del Rin, La Valkiria, Sigfrido y El ocaso de los dioses.

La presencia de Domingo será el plato fuerte y significará su debut como director en ese elitista festival, fundado en 1876 por el propio Richard Wagner y consagrado en exclusiva a ese compositor. El tenor español regresará así tras 18 años de ausencia al festival de esa ciudad de Baviera, que hasta ahora le había aclamado como solista en Parsifal y La Valkiria.

Domingo se pondrá al frente de esa ópera para tres galas a lo largo del verano de 2018, con el Anillo del dramaturgo berlinés Frank Castorf, una producción rompedora que fue estrenada en 2014 entre fuertes abucheos, pero que con los años ha ganado aceptación entre el exigente público de Bayreuth.

La presente temporada se abre hoy con el estreno de los Maestros Cantores de Nuremberg, dirigida por el australiano Barrie Kosky, el primer judío al que se confía la dirección en este templo wagneriano de la que fue la ópera preferida de Adolf Hitler. A la apertura se espera la asistencia de la canciller, Angela Merkel, asidua a esa cita operística junto a su esposo, el catedrático Joachim Sauer, así como a los reyes suecos, Carlos Gustavo y Silvia.

La pieza de Kosky, desde 2012 director general de la Ópera Cómica de Berlín, es el único estreno de la temporada, de acuerdo a la tradición de la casa de ofrecer, a lo sumo, una producción nueva por año, y de completar con reposiciones el resto de la programación.

El minimalista Tristán e Isolda estrenado el año pasado por la biznieta del compositor y directora del festival, Katharina Wagner, con Christian Thielemann, su director musical titular, tendrá su segunda oportunidad en Bayreuth. Le seguirá Parsifal, bajo la dirección de Harmut Haenchen y Uwe Ulrich Laufenberg, y finalmente el Anillo Castorf.

Los Maestros Cantores empezó a verse como una glorificación de lo germano poco después de su estreno, en 1845, y posteriormente fue instrumentalizada por la propaganda nazi en el Tercer Reich. Los herederos del compositor habían puesto Bayreuth al servicio de Hitler y éste convirtió los Maestros Cantores en pieza por excelencia del festival, a cuyas galas se invitaba a los oficiales y soldados destacados en el frente.

La presente temporada incluye un homenaje a Wieland Wagner, nieto del compositor y artífice, junto con su hermano Wolfgang, de la refundación del festival tras el fin de la Segunda Guerra Mundial. El pretexto es el centenario del nacimiento de Wieland, en 1917, y a su figura se dedica una exposición titulada Nada es para siempre.

Wieland y Wolfgang compartieron la tarea de dirigir Bayreuth en esa difícil etapa, en los años 50, después de que el festival quedase bajo la custodia de los aliados estadounidenses. Tras la muerte del primero, en 1966, Bayreuth quedó enteramente bajo las riendas de Wolfgang, convertido en patriarca del festival hasta que en 2008 transfirió sus riendas a sus dos hijas, Eva Pasquier-Wagner y Katharina, ahora su directora en solitario.