Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La XII Fiesta del Cine se aleja de sus récords

La iniciativa, que baja los precios de las entradas a 2,90 euros, acaba con 1.510.428 espectadores, su peor resultado desde 2012

Fiesta del cine
Asistentes a la XII Fiesta del Cine en una sala madrileña. EL PAÍS

El éxito de una celebración suele depender de su poder de convocatoria. Así que, por si acaso, la Fiesta del Cine invita a toda España. Incluso a quien no la conoce. Alonso González y Pamela García, por ejemplo, se enteraron justo ante la taquilla de que ellos también estaban en la lista: la entrada para ver El círculo, el pasado martes en Madrid, les costó 2,90 euros. Como a todos los demás espectadores, durante tres días. Pero, por dos asistentes nuevos, la XII edición de la iniciativa perdió muchos más por el camino: entre lunes y miércoles se vendieron 1.510.428 entradas, 198.790 menos que hace un año, según datos de la consultora ComScore. Tras años de subidas y sonrisas, se trata del peor resultado de la cita desde 2012. 

A González y García, de 61 y 60 años, desde luego no les importaba. "Nos ha sorprendido el precio tan barato, nos parece estupendo", relataban ante una céntrica sala madrileña. Pero los organizadores tampoco deben de andar demasiado preocupados: siempre han repetido que consideran exitosa cada fiesta que supere el millón y medio de espectadores. Además, la ausencia de títulos con mucho tirón comercial en la cartelera y la coincidencia ayer miércoles con la semifinal de Champions' League entre Atlético de Madrid y Real Madrid pudieron dejar vacías unas cuantas butacas.

Lo cierto, aun así, es que la XII edición registró caídas en cada jornada y sobre todo ayer miércoles, su día tradicionalmente más fuerte: 544.999 espectadores fueron a las salas, frente a los 701.266 de la X edición, la anterior celebrada en primavera, en mayo de 2016. Tanto que, por una vez, se vendieron más entradas el martes (549.903). Los descensos de la XII edición se disparan además frente a la XI, de otoño de 2016, y que marcó el récord del evento: 2,6 millones de entradas vendidas. Pero la Federación de Exhibidores de Cine de España (Fece) invita a comparar las fiestas parecidas entre ellas: la cita, que nació en 2009 como anual y tras su éxito se volvió semestral, suele convocar en torno a un millón y medio de asistentes en primavera y superar los dos millones en otoño. Los organizadores, y la propia ComScore, prefieren subrayar los resultados frente a una semana normal: el miércoles hubo un 156% más de entradas vendidas respecto al mismo día de la semana anterior.

Las 10 películas más vistas

Guardianes de la galaxia, vol. 2; El bebé jefazo; Fast & Furious 8; El círculo; Z, la ciudad perdida; Un italiano en Noruega; La Bella y la Bestia; Nunca digas su nombre; Plan de fuga y Noche de venganza.

Por lo menos, los exhibidores se hubiesen alegrado de escuchar los resultados de una encuesta improvisada a pie de taquilla el pasado martes en Madrid. Habitualmente, se repite hasta el infinito el siguiente diálogo.

-¿Qué hace falta para que usted vaya más al cine?

-Que bajen los precios.

Pero lo cierto es que, tras dispararse durante años, la industria los fue reduciendo. Tanto que ahora el precio medio de una entrada en España se coloca en 6,1 euros, menor que en Francia, Italia, Alemania o Reino Unido, según datos del Observatorio Audiovisual Europeo, y cerca de lo que muchos espectadores suelen citar como cifra ideal. Por debajo, también, de una entrada media para un concierto (12,60 euros, según el portal Ticketea) o un partido de fútbol (70 euros, en datos del buscador GoEuro).

La XII Fiesta del Cine se aleja de sus récords

Al parecer, los esfuerzos empiezan a notarse. Y la serie de iniciativas lanzadas en las salas (día del espectador, tarifas planas, cine bajo demanda y unas cuantas ocurrencias más) también ha ayudado. También por eso las cifras de asistencia llevan años aumentando, por más que un español en media acuda a las salas apenas dos veces al año. De ahí que esta vez las respuestas de la veintena de asistentes entrevistados fueran mucho más variadas. Algunos volvían a insistir en reducir los precios, sobre todo del fin de semana, pero aparecían otras prioridades: bajar el IVA cultural que el Gobierno del PP mantiene al 21% solo para el cine —justo lo que plantea una enmienda presentada hoy por toda la oposición, salvo Ciudadanos—, salas más grandes y mejores, palomitas más baratas, filmes en versión original o una cartelera menos esclava de los estrenos comerciales. Unos pocos también pedían fiestas del cine más a menudo. Pero los organizadores dicen que no sería sostenible. Así que los asistentes tendrán que conformarse con la próxima, del 16 al 18 de octubre. Al menos, saben que están todos invitados.     

Más información