Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bienvenido al circuito, WAM

El nuevo festival de Murcia cierra su primera edición con 56.000 asistentes

Lori Meyers, durante el WAM 2017.
Lori Meyers, durante el WAM 2017.

A punto de empezar la Navidad del pasado año, los organizadores del SOS cancelaban oficialmente la edición de la cita musical levantina para 2017. Hubo un triste ¡oh! que corrió por la Red. El evento era para muchos el comienzo del periodo estival de festivales, la primera marcha de un verano atestado de escenarios y pulseras por toda la geografía española. No fue hasta marzo cuando, de repente, apareció el acrónimo WAM. We Are Murcia Estrella de Levante nacía de la mano de los organizadores del Low Festival (Benidorm, del 28 al 30 de julio), y solo tenían un par de meses para dar otra vida al recinto ferial La Fica, donde se venía celebrando desde hacía una nueve años el SOS.

Les han bastado esos dos meses para acercarse a las cifras del casi decano (que el año pasado rondó las 60.000 personas), aproximadamente 56.000 asistentes entre abonos y participantes de las actividades culturales paralelas que se habían organizado para esta primera edición. Empezó el pasado martes 2 de mayo con un circuito cultural alternativo, con acústicos en salas y pubs de la ciudad, exposiciones, un ciclo de cine o presentaciones de libros, entre otras actividades; cerró la tarde del domingo 7 con balance positivo. “Ha sido un éxito por la organización, la gente y la ciudad. Aunque este se preveía como un año de transición, ha sido una primera piedra y repetiremos el año que viene. Aquí no parece cansarse nunca nadie”, asegura el director del festival José Manuel Piñero.

Lori Meyers durante el WAM 2017. ampliar foto
Lori Meyers durante el WAM 2017.

No miente, la organización ya ha confirmado que el próximo jueves se ponen a la venta los abonos para el WAM Estrella de Levante 2018 con Sidonie como cabeza de cartel. “Sí, a 20 euros para los 1.000 primeros abonos”, confirma Piñero. Sea tal vez una forma de resarcirse de la cancelación a última hora del grupo catalán, junto a Joe Crepúsculo, que el viernes confirmaba que no podría asistir. “Lo de Joe es un tema personal y desde aquí le enviamos todo nuestro apoyo. Y Sidonie, bueno… es una espina clavada por su parte y por la nuestra, nunca habían tocado en Murcia en un festival, así que el año que viene, seguro”.

Habrá que ver si se repite el eclecticismo de este primer año, con un cartel más que aceptable: Future Islands, Fangoria, Editors, The Magicians, Varry Brava, The Sounds, Orbital, White Lies, Ojete Calor… No puede decir nadie que se ha marchado de Murcia sin tener dónde elegir. Y sin coincidencias, ese problema eterno de festivales de mediano o gran tamaño en los que hay que decidir entre tragarse a pellizcos el festival, o renunciar a algún concierto. Los cabezas de cartel en el WAM estaban organizados para que no coincidiesen ni en escenarios distintos, ni en el mismo.

“Han sido dos meses de trabajo intenso para una primera edición con grandes nombres como Trentemoller o los Lori, muchos con disco nuevo, y al final todo ha salido como se había pensado. Desde los dos días fuertes en La Fica hasta todo lo que hemos montado en la ciudad, presentaciones de libros, rutas de comercio, exposiciones...”. La idea de la organización, como viene ocurriendo cada vez más, es extender el festival a las calles de la urbe con actividades paralelas, siempre relacionadas con la cultura.

The Sounds en la primera edición del WAM, en Murcia. ampliar foto
The Sounds en la primera edición del WAM, en Murcia.

Los nostálgicos del SOS son ahora un poco menos nostálgicos. El WAM ha funcionado bien: buen sonido y buena organización, correcta seguridad, no más de cinco minutos de cola en ningún baño, en ninguna barra, un suelo limpio, precios que no dejan tiritando el bolsillo y música durante 12 horas. Para quien conozca el Low, habrá atisbado la seña de identidad de quienes están detrás, que aseguran que en esta ocasión no ha habido prueba-error, sino prueba-acierto.

“Todos teníamos muy claro lo que queríamos, y el equipo se ha portado de forma impecable con una mentalidad muy positiva, era un reto, y las tablas y la filosofía de trabajo han hecho que salga bien”. Durante estos días recogerán el feedback de los asistentes, sobre todo en redes sociales, y recibirán los datos oficiales del balance de impacto económico en la ciudad. Mientras, ya están poniendo la siguiente piedra, la de la segunda edición. Bienvenido pues al circuito nacional, WAM.

Más información