Muere Jonathan DemmeOpinión
i

Un verdadero ángel

Jonathan Demme en septiembre de 2008 en la 65º edición del festival de Venecia.DAMIEN MEYER (AFP) / EPV

Fue de las personas más cariñosas que he conocido, desbordaba bonhomía. Le conocí en el año 85 del siglo pasado y desde entonces nos hemos visto regularmente en Nueva York, siempre con el mismo entusiasmo y mutua admiración. Fue un director brillante que mereció mejor carrera de la que tuvo. Empezó con Roger Corman dirigiendo una explotation movie muy divertida, Caged Heat. Que yo recuerde hizo cuatro obras maestras Algo salvaje, El silencio de los corderos, La boda de Rachel y uno de los mejores musicales pop que ha dado el género, Stop Making Sense con los Talking Heads. Le vi por última vez en Nueva York a finales del año pasado, fue el moderador de un coloquio que a propósito de Julieta organizó el Director's Guild de América y como todo lo que tocaba convirtió el evento en algo mucho más cálido y emocionante de lo que suelen ser estos encuentros. No creo en las jerarquías angelicales, pero si existen Jonathan Demme fue un verdadero ángel.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50