Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

San Sebastián apaga la llama de la capitalidad cultural europea

La ciudad donostiarra entrega el testigo a Aarhus (Dinamarca) y Pafos (Chipre)

El alcalde de San Sebastián, Eneko Goia (izquierda), junto a representantes de Aarhus y Pafos. Ampliar foto
El alcalde de San Sebastián, Eneko Goia (izquierda), junto a representantes de Aarhus y Pafos.

San Sebastián ha dado hoy por clausurada oficialmente su etapa como capital europea de la cultura en 2016. Es el fin a una aventura que ha durado cinco años, desde su elección en junio de 2011, que ha estado salpicada de polémicas y dificultades, como los tres cambios en la dirección del proyecto, el controvertido espectáculo de la inauguración o la falta de grandes patrocinios, y de eventos notables, como la interpretación de Sueño de una noche de verano, la exposición Tratados de paz o el festival contra las guerras Stop War.

"Ha merecido la pena", ha proclamado este viernes el alcalde de la ciudad, Eneko Goia (PNV), durante el acto institucional organizado para entregar el testigo a los responsables de Aarhus (Dinamarca) y Pafos (Chipre), que ostentarán la capitalidad durante 2017. En la ceremonia han participado también representantes de la ciudad polaca de Wroclaw que ha compartido la capitalidad con San Sebastián, además de autoridades como el lehendakari, Iñigo Urkullu; el consejero de Cultura, Bingen Zupiria, y el diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano.

"Hoy no termina el año de Capitalidad Cultural Europea en San Sebastián. Hoy empieza una nueva fase de esta experiencia, en la que la ciudad toma su propio testigo para proyectar lo vivido y aprendido en estos cinco años", ha asegurado el regidor donostiarra.

No ha sido siempre fácil ni brillante, ha reconocido Goia al referirse a las "dificultades y los altibajos", aunque ha querido destacar que San Sebastián es hoy "una ciudad que ha crecido" y "se ha abierto al mundo". "Donostia ha respondido a la misión que le fue encomendada", ha dicho antes de escuchar los elogios que ha regalado el director de Europa Creativa (programa de la Comisión Europea), Karel Bartak, al referirse a los "éxitos" y la "buena organización" que ha cosechado la ciudad vasca.

Urkullu ha puesto en valor la apuesta de la capital guipuzcoana por incidir en valores como la paz, convivencia, el resto y los derechos humanos, elementos que se han agrupado en torno al lema central del proyecto cultural donostiarra: Cultura para la convivencia. "Donostia ha arriesgado y ha acertado", ha sentenciado el lehendakari.

Y Begoña Cerro, en representación del Ministerio de Cultura, ha calificado de "excepcional" la capitalidad por el programa "novedoso, experimental y diferente" que San Sebastián ha desplegado en las casi 3.000 actividades organizadas en 2016. También ha destacado que el "interesante" proceso de participación ciudadana y los "nuevos cauces" abiertos a la creación artística "deben ser referencia y modelo para otras ciudades".

San Sebastián reserva para este fin de semana la traca final de actos para despedir la capitalidad. El centro de cultura contemporánea Tabakalera acogerá más de una veintena de actuaciones de música, danza, microteatro, proyecciones... durante cinco horas ininterrumpidas para un aforo de 3.000 personas. El programa cultural, abierto a toda la ciudadanía, arrancará a las 20.00 y finalizará cinco horas después.

1,8 millones de presupuesto en 2017

El patronato de la Fundación San Sebastián 2016 ha aprobado hoy un presupuesto de 1.865.802 euros para el ejercicio 2017, que se destinará, según ha informado la oficina de la capitalidad, a "concluir el programa cultural, ejecutar la evaluación del proyecto y, sobre todo, garantizar una correcta transferencia de programas y conocimiento a las organizaciones culturales de la ciudad y el territorio que desarrollarán el legado de la capitalidad en el futuro".

Además de estas tareas, la Fundación emprenderá desde enero la documentación del material generado por toda la parte del programa cultural ya ejecutada en forma de informes y memorias que debe presentar a la Comisión Europea.

En el próximo ejercicio la fundación continuará la evaluación de todo el proceso de la capitalidad, así como de su impacto, que se presentarán públicamente durante la próxima primavera.

Más información