Luciano Pereyra: “Los músicos latinoamericanos creamos el pop desde la raíz de nuestra tierra”

El músico argentino habla sobre su nominación al Grammy Latino que se disputa con Pablo Alborán, Reik, Jesse y Joe y Pablo López

El cantante argentino Luciano Pereyra.
El cantante argentino Luciano Pereyra.
Más información
Consulta la lista de nominados a los Premios Grammy Latinos
Ricardo Montaner dedica el Grammy a los presos políticos
Diego Torres es nominado a tres Grammy Latinos

El artista argentino Luciano Pereyra está nominado a los Grammy Latinos de este año por una categoría que no entiende: Mejor álbum pop vocal contemporáneo. "Suena buenísimo pero no sé muy bien qué es. Lo importante es estar nominado", reconoce entre risas el cantautor. Y es que, aunque no gane, sólo figurar en la lista significa para él colocarse en el altar de la música latina y formar parte de la fiesta más importante para el género en español. Los ganadores se anunciarán este jueves 17 en una ceremonia celebrada en Las Vegas a partir de las cinco de la tarde (hora local).

Pereyra comenzó a cantar a los cuatro años y en poco tiempo ya actuaba en los programas de la televisión y la radio en Argentina. A Juan Pablo II le cantó Sólo le pido a Dios y a Maradona le interpretó el himno nacional en su homenaje de despedida. Con 35 años carga a sus espaldas más tablas que sus rivales: los españoles Pablo Alborán y Pablo López; y los grupos mexicanos Reik y Jesse & Joe. "Ya sé que es algo muy trillado, pero no me importa ganar. Estar nominado ya es una bendición", apunta el artista a EL PAÍS.

El álbum por el que está nominado se llama Tu mano y está inspirado en las cicatrices emocionales provocadas por un coma que sufrió durante 10 días por un problema en el esófago. "Tenía una melodía hace muchos años y nunca había tenido letra. Me tocó vivir un momento difícil donde hubo muchas manos, que estuvieron ahí y me aferré a ese momento difícil", cuenta Pereyra.

El artista, que ya estuvo nominado a los premios en 2012 por un disco de folclore argentino, dio un brinco al pop después de aquella experiencia para consolidarse como uno de los cantantes más queridos en su tierra. "No creo que haya un pop argentino. Todos los latinoamericanos aportamos algo al estilo, pero el pop es uno solo. Cada uno trae la impronta de su país y lo creamos desde la raíz de nuestra tierra", explica. Así, el argentino introduce entre sus melodías instrumentos propios del folclore como charangos, quenas y bombos.

Entre sus últimas colaboraciones destaca la del dueto con el español David Bisbal — en Cara o Cruz— y la mexicana Paty Cantú en varios conciertos. "David y yo casi nunca hablamos de música. Me invitó a jugar al fútbol y ahí nació la química. Lo importante de hacer canciones con otros artistas es que además de la admiración, lo pases bien en el estudio. Hacerlo por compromiso no tiene sentido", reconoce el artista que concibe todavía la música como un juego, como cuando era pequeño y veía en el espejo de su casa a Dyango o José Feliciano.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Y a la escena del espejo regresa cuando siente que está perdiendo el rumbo. "En mi trabajo intento volver a ese niño para mantener la magia que me trajo aquí", resume.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS