Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Shakespeare regresa a Navarra

El Festival de Teatro Clásico de Olite comienza con una comedia del inglés ambientada en su castillo

Escenario situado en el castillo donde está ambientada la obra de Shakespeare.
Escenario situado en el castillo donde está ambientada la obra de Shakespeare.

Corría el año 1595 cuando William Shakespeare escribía una de sus comedias más tempranas, Trabajos de amor perdidos (Love’s Labour’s Lost). En ella, el autor de La tempestad narraba la historia del rey de Navarra y tres de sus caballeros, que deciden recluirse durante tres años en su castillo emplazado en una localidad de esa tierra, para dedicarse a la erudición y el estudio, evitando así el contacto femenino durante ese tiempo. Hasta que la tranquilidad se interrumpe con la llegada de la Princesa de Francia y tres de sus damas, quebrando la firme determinación de los caballeros.

Más de cuatro siglos después, esos personales regresarán a la tierra que inspiró al autor. Será en el palacio real de Olite, una de las construcciones más valiosas del gótico civil europeo y sede principal del Festival de Teatro Clásico de Olite. Una cita que inauguró ayer su 17ª edición con una programación que se extenderá hasta el 6 de agosto con 26 espectáculos inspirados en Cervantes y Shakespeare, coincidiendo con el 400 aniversario de la muerte de ambos.

Cine y teatro

Precisamente Trabajos de amor perdidos ocupa un lugar protagonista este año en el certamen de Olite. Y por partida doble, desde el teatro y desde el cine. En primer lugar, el festival ha programado como espectáculo de cierre de edición una versión teatral de Trabajos de amor perdidos adaptada por José Padilla y dirigida por Tim Hoare y Rodrigo Arribas. Se trata de un proyecto surgido en el marco conmemorativo del cuarto centenario del fallecimiento de Shakespeare, de la mano de la Fundación Siglo de Oro en asociación con el Shakespeare’s Globe Theatre.

Además, el festival de Olite va a acoger la proyección de The Complete Walk, un proyecto colectivo impulsado por el British Council y el Shakespeare’s Globe estrenado el pasado abril en Londres. Para realizarlo, sus responsables encargaron la adaptación de las 37 obras teatrales escritas en vida por el genial escritor inglés a otros tantos cortometrajes. La peculiaridad de estas películas reside en que se han rodado en las mismas localizaciones donde transcurren las narraciones imaginadas por el escritor inglés. Así, mientras Antonio y Cleopatra ha sido filmada junto a las pirámides de Egipto, o Hamlet en Elsinor, el cortometraje que adapta Trabajos de amor perdidos se ha rodado en el Palacio Real de Olite, con la colaboración de la Navarra Film Commission. The Complete Walk se va a proyectar esta tarde, en la inauguración del festival, y en diversas sesiones en días sucesivos.

Arranque del festival

En los próximos tres días se ponen en marcha todos los ciclos de este festival. Mañana sábado se inicia Clásicos fin de semana con uno de los espectáculos más esperados de la edición: Reina Juana, del Grupo Marquina-Siempre Teatro, monólogo interpretado por Concha Velasco que ha cosechado excelentes críticas gracias a la labor de la popular actriz, a juicio del director de este montaje, Gerardo Vera, “la más grande de España”. El teatro más heterodoxo tiene cabida en el ciclo Otros clásicos, que acoge este sábado y domingo Much Ado About Nothing (mucho ruido y pocas nueces), un delirio visual de David Espinosa y El Local E.C. Y el teatro más familiar propone esta misma tarde Los chismes de don Quijote y su amigote, del grupo TDiferencia, una obra que irá acompañada de un intérprete de lenguaje de signos; y Náufragos, de La Industrial Teatrera.

Durante las dos próximas semanas recalarán en Olite algunos de los montajes más aplaudidos de la temporada clásica: Cervantina (Ron Lalá), Ricardo III (Noviembre Teatro), Triunfo de amor (Nao d’amores), Las harpías en Madrid (Cía Pérez y Goldstein) o Fedra (TNT - Centro Internaciona). Este fin de semana también se desarrollará un taller de interpretación denominado Deporteatro a cargo del actor y director Yayo Cáceres.

Un cartel que cobra vida

El cartel que ilustra esta 17 edición del Festival de Teatro Clásico de Olite muestra a una cabra antropomorfa con ademanes femeninos y actitud meditabunda. Esta extraña criatura, mitad mujer y mitad macho cabrío, se materializará en misteriosa presencia que se mezclará con los espectadores por el Palacio Real de Olite durante el festival. Le dará vida la actriz Virginia Cervera.

La presencia de teatro navarro en el festival se completa con las seis compañías que participan en el ciclo Microclásicos (sesiones de una hora con tres obras breves de 15 minutos). Además, el grupo In Extremis Teatro protagonizará una residencia artística en el Colegio Público de Olite.