Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Sanfermines se conjuran contra las agresiones machistas

El Ayuntamiento de Pamplona promueve una campaña para que en las fiestas se eviten imágenes de tocamientos o abusos sexuales

San Fermin 2016
Asistentes al inicio de las fiestas de San Fermín, en la plaza del Ayuntamiento de Pamplona. EFE

“No al miedo ni a las agresiones, sí al ligoteo sano y a vivir las fiestas libremente”, son las ideas que ilustran la campaña que estos Sanfermines promueve el Ayuntamiento de Pamplona para evitar que imágenes de tocamientos o abusos sexuales vuelvan a convertirse en icono negativo de las fiestas pamplonesas. “El abuso de alcohol y drogas no pueden ser excusa para pasarse de la raya”, remarca Laura Berro, concejal de Igualdad, cuyo departamento ha instalado por segundo año en la Plaza del Castillo, en el centro del Casco Viejo, una caseta de atención e información sobre agresiones y acoso machista.

Este punto de información recogió el año pasado unas 5.000 peticiones de información, dos tercios solicitadas por mujeres y el resto por hombres. En lo referente a denuncias penales, los Sanfermines de 2015 terminaron con cuatro. Una de ellas, de una joven alemana de 19 años que fue agredida por un grupo en los baños de un bar. Sin embargo, más allá de la denuncia oficial, desde el grupo Sanfermines en Igualdad, que reúne a varios entes sociales, recalcan que solo en el 10% de los casos se llega a la denuncia. Hablan de una preocupante falta de respeto hacia las mujeres, amparada en el ambiente festivo y los excesos de la fiesta. Imágenes de mujeres bañadas en vino a las que hombres elevaban tocándoles los pechos durante el chupinazo de 2013 llevaron este asunto al debate nacional. Sin embargo, varios años antes, el colectivo Gora Iruñea, que agrupa a las peñas, entidades culturales y de los barrios de la ciudad pusieron en marcha una campaña de concienciación y un teléfono para la denuncia de agresiones sexuales. “Se ha vendido que en Sanfermines todo vale”, señala Zuriñe Altabe, portavoz de este colectivo.

Gora Iruñea es uno de los colectivos que ha participado en la Mesa de Igualdad dentro de los foros de diálogo que el Ayuntamiento promueve sobre las fiestas. Este foro ha realizado 43 propuestas de trabajo, de las que varias se ponen en marcha estas fiestas. Realizarán un estudio sociológico sobre actitudes sexistas durante las fiestas y también animan a la denuncia en redes sociales de actitudes negativas o la difusión de positivas, que se formalizan a través de un semáforo rojo y verde con el que quieren contraponer “tontear, jugar y seducir” con “miradas que desnudan”; y preguntas como “¿a dónde vas tan sola?” o “te invito a una copa por cojones”. Además, solicitan la colaboración ciudadana para elaborar un mapa de puntos negros de inseguridad para las mujeres. Lo hacen a través de un correo electrónico (puntoscriticossf@gmail.com) para aumentar la vigilancia en esas zonas.

Asimismo, el consistorio ha repetido el servicio especial de Policía Municipal durante el chupinazo, apoyado con cámaras de alta definición para prevenir las agresiones sexistas.

Por último, un recuerdo especial, para Nagore Lafagge, la joven de Irún que murió asesinada por Diego Yllanes, médico pamplonés al que había conocido esa noche y con el que no quiso mantener relaciones sexuales la mañana del 7 de julio de 2008. Su madre, Asun Casasola, y el colectivo Lunes Lilas, la recordaron el pasado fin de semana y han elaborado una campaña de concienciación durante estas fiestas “para que no haya más Nagores”.

Más información