Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Buscando a Dory’, mejor estreno animado de la historia de EE UU

El nuevo filme de Pixar ingresa unos 120 millones de euros en su primer fin de semana en las salas

A Dory se le olvidará enseguida. Sin embargo, los anuarios del cine recordarán durante mucho tiempo su regreso. Buscando a Dory, nueva película de Pixar y secuela de Buscando a Nemo, ha logrado el mejor estreno de la historia para un filme de animación en EE UU. A lo largo de su primer fin de semana el largo, que llega el miércoles a España, ha ingresado unos 120 millones de euros, lo que además supone el segundo mejor debut de siempre en el mes de junio, tras Jurassic World (184 millones, el año pasado), según la web especializada Deadline.

El pez más olvidadizo de la gran pantalla ya enamoró a los espectadores de EE UU el viernes: con 48 millones de euros, fue la mejor recaudación en un solo día para una película animada. A partir de ahí el filme fue perdiendo fuerza a lo largo del sábado y el domingo, aunque aguantó lo suficiente como para hacerse con el récord. La secuela repite así la trayectoria de Buscando a Nemo, que en 2003 destronó a El rey león y se convirtió en el filme animado más taquillero hasta entonces: 299 millones de euros de ingresos solo en EE UU.

“La película original es tan amada y forma parte de nuestra cultura de tal forma que la hemos apodado como ‘Generación Nemo’. Para los que la vieron hace 13 años, es la película de su infancia, la que descubrieron en el instituto. A la sazón, fue el mejor estreno para un filme de animación de todos los tiempos y dejó una marca imborrable, así que ahora ahí unas ganas insaciables de ver más”, declaró el responsable de distribución de Disney, Dave Hollis, a Deadline. La misma web destaca también que el público fue representado en un 65% por familias, aunque también hubo un porcentaje “significativo” de adultos sin hijos que acudió a las salas.

El estreno de Buscando a Dory justo en el fin de semana en el que EE UU celebra el Día del Padre permite compararlo directamente con otros dos celebrados taquillazos de Pixar que debutaron en el mismo periodo del año: Toy Story 3, cuyo estreno se quedó en 97 millones, y Del revés, que recaudó algo menos de 80 millones. Mirando más allá del estreno, el filme de animación más taquillero de la historia a nivel global es Frozen, con 1.125 millones ingresados. En las próximas semanas, y tras su debut en el resto del mundo, será posible estimar si tamaño récord está al alcance de Dory. 

Otra revista especializada de EE UU, Variety, apunta varias razones que explicarían el triunfo de Buscando a Dory: el sello de calidad que Pixar ha significado casi siempre, un filme que mezcla público adulto y joven, una protagonista femenina y la política de inclusión de Disney –el filme incluye al primer personaje transgénero de la historia de la compañía- y la falta de competencia en las salas. De hecho, Variety destaca que Buscando a Dory también rompe una tendencia negativa que estaban registrando en los últimos meses remakes y secuelas que tanto gustan en Hollywood, con los resultados decepcionantes de Alicia, a través del espejo, X-Men: Apocalipsis y Tortugas ninja 2: Fuera de las sombras.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información