Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La elegancia británica hecha cine

A sus 83 años Michael Caine mantiene una extraordinaria apariencia. El tiempo ha dotado a su físico de un aura venerable

Las pequeñas contradicciones siempre han formado parte de la vida de Michael Caine. Por ejemplo: pasa por ser uno de los arquetipos de la elegancia británica pero sus orígenes fueron humildísimos. Nació en Londres, en el barrio portuario de Rotherhithe, el 14 de marzo de 1933. Ahora la zona es una de las más apreciadas de la capital inglesa pero, en los años treinta y cuarenta, crecer en ese lugar no era nada aconsejable. Su padre era descargador de muelles y su madre, mujer de la limpieza. Si no llega a ser por un cura que le animó a que entrara en un club donde se representaban obras de teatro, habría acabado formando parte de una de las pandillas que hacían de las suyas en el distrito. Las calles perdieron a un pequeño delincuente y el mundo del cine ganó para siempre a uno de los actores más queridos y apreciados de las últimas décadas.

Michael Caine es el protagonista de la programación de TCM todos los miércoles del mes de junio. Un ciclo en el que se pueden ver títulos como Zulú, ladrona por amor y Alfie, tres de sus primeros largometrajes; Un trabajo en Italia, uno de sus grandes éxitos a finales de los años 60, o Hannah y sus hermanas.

En realidad se llama Maurice Joseph Micklelwhite pero escogió como nombre artístico el de Michael Caine por pura casualidad. Su agente le llamó por teléfono para decirle que había conseguido su primer trabajo en la televisión y que le convenía buscarse un seudónimo con más gancho. En un cine de enfrente estaban proyectando El motín del Caine, el clásico protagonizado por Humphrey Bogart y, dado que Bogart era su actor favorito, decidió inspirarse en aquel título a la hora de adoptar un apellido artístico.

En 1964 le llegó su primera gran oportunidad con Zulú, un film en el que Caine interpretaba a un militar británico en la Sudáfrica de 1879. Luego, en 1966, protagonizaría uno de sus grandes éxitos, Alfie, un papel que parecía elaborado a su medida y en en el que daba vida a un irresistible y despreocupado seductor londinense. La película fue un éxito en todo el mundo y le valió su primera nominación al Oscar.

En seis décadas de profesión, ha intervenido en más de 160 largometrajes y decenas de series de televisión. Algunos de sus trabajos han sido puramente alimenticios mientras que otros forman parte de lo mejor de la Historia del cine, como La huella, El hombre que pudo reinar o Hannah y sus hermanas, esta última a las órdenes de Woody Allen y por la que ganó su primer Oscar como mejor actor de reparto. Un premio que no pudo recibir personalemnete porque el día de la ceremonia estaba rodando Tiburón, la venganza, un film por el que fue nominado al premio Razzie a peor actor tan solo un año después. Él mismo justifica su aparición en películas mediocres y perfectamente olvidables diciendo: “Primero elijo los grandes papeles. Si no llegan, elijo los mediocres y si tampoco hay, hago aquellos que pagan el alquiler”.

En los últimos años Michael Caine ha trabajado varias veces a las órdenes de Christopher Nolan interpretando siempre a una figura paterna: el mayordomo que sirve a un oscuro Batman; el entrañable profesor que vimos en Interestellar o el mentor y maestro de Leonardo DiCaprio en Origen.

A sus 83 años mantiene una extraordinaria apariencia. El tiempo ha dotado a su físico de un aura venerable. “Para mí, envejecer es genial, es lo mejor que te puede pasar, considerando la alternativa”, suele decir. Y afortunadamente para los espectadores, sigue en activo. Le vimos hace unos meses en La juventud de Paolo Sorrentino y en julio se estrenará la segunda parte de Ahora me ves, una historia llena de magos e ilusionistas. Pero en el trabajo de Michael Caine no hay trucos sino, como él mismo suele decir, el mero placer por hacer bien las cosas. “Siempre he tenido sueños imposibles”, explica. “Muchos de ellos se han cumplido, pero todavía sigo teniendo sueños imposibles”. Unos sueños en forma de películas que los espectadores de TCM podrán disfrutar todos los miércoles de junio.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >