El mago de la televisión argentina vuelve a arrasar con su nuevo show

Marcelo Tinelli corta la principal avenida de Buenos Aires para la apertura de ShowMatch

Tinelli (centro) con participantes de la apertura de ShowMatch.
Tinelli (centro) con participantes de la apertura de ShowMatch.AFP

Marcelo Tinelli volvió a demostrar que es el mago de la televisión argentina. Para la apertura de la nueva temporada de ShowMatch cortó la avenida más grande de Buenos Aires, suspendió a 65 metros de altura un drone frente al Obelisco en el que bailaron sin vértigo Mora Godoy y José Lugones y grabó los pasos de hip hop de Carolina Pampita Ardohain en la villa miseria más céntrica de la capital, la Villa 31, entre otras atracciones de alto impacto. Más de 1.400 bailarines participaron en la superproducción del programa televisivo, que obtuvo picos de casi 37 puntos de rating, una cifra a años luz de la media en el país y solo cuatro puntos por debajo del rating de la TV pública en la última final del Mundial de fútbol entre Argentina y Alemania.

El programa, de hora y media, arrancó con una parodia de la serie estadounidense House of cards en la que Kevin Spacey (en su personaje de Frank Underwood) celebró la vuelta de Tinelli a la televisión y la recuperación del programa de humor político 'Gran Cuñado'. En él, varios actores realizarán imitaciones de líderes como el presidente, Mauricio Macri; su predecesora, Cristina Fernández; el alcalde de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta; el jefe de Gabinete, Marcos Peña; y los sindicalistas Hugo y Pablo Moyano. "Cómo me voy a cagar de risa con la vuelta de 'Gran Cuñado", se escucha decir a Underwood en el falso doblaje.

La meteórica carrera de Tinelli en televisión comenzó en los años 90, cuando condujo un programa en la medianoche en el que pasaba vídeos deportivos. El éxito nocturno le abrió las puertas de los fines de semana, con una versión más larga, hasta que Tinelli se hizo imparable. Ahora, consagrado como el presentador con más tirón, los medios argentinos atribuyen a Tinelli una gran influencia sobre los votantes, tanto que jugó un papel importante en algunas elecciones, como la victoria de Francisco de Narváez sobre Néstor Kirchner en las legislativas bonaerenses de 2009. Por si acaso, ninguno de los tres principales aspirantes a la Presidencia argentina -Macri y los peronistas Daniel Scioli y Sergio Massa- rehusaron ir a su programa el año pasado, durante la última campaña electoral.

Tinelli ha repetido cada vez que puede que su futuro no está en la Casa Rosada, aunque no ha ocultado que le gusta el poder. Por el momento ha limitado sus aspiraciones a la presidencia de la AFA, la entidad que rige el fútbol argentino.

ShowMatch ha sido siempre una vidriera de lo que puede hacer Tinelli cuando se propone algo. El lunes incluso llevó a la modelo Pampita a la Villa 31, el barrio precario más densamente poblado de Buenos Aires. Allí bailó hip hop ante decenas de vecinos atónitos, que asomados a los balcones grababan el espectáculo con sus celulares.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Luego llegó el momento más espectacular del despliegue televisivo: el tango bailado a una altura récord por Godoy y Lugones y el flashmob realizado por unos 1.400 bailarines entre el Obelisco y la calle en la que se encuentran los estudios de la productora Ideas del Sur. También debutó la hija del conductor, Candelaria Tinelli, con una versión de "Love me like you do".Finalizados todos los números apareció Tinelli con su clásico: "Buenas noches, América". "Me da vergüenza salir después de esta apertura espectacular", agregó, con falsa modestia, el rey de la pantalla.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS