Granada y la familia Lorca reactivan el traslado del legado del poeta

El Ayuntamiento otorgará más poder de gestión del Centro a la Fundación tras el acuerdo entre el nuevo alcalde socialista y la sobrina del escritor

Sede del centro García Lorca en Granada.
Sede del centro García Lorca en Granada.PEPE MARÍN

La familia García Lorca tendrá más protagonismo en la gestión y programación del centro del poeta en Granada y ésta se compromete a "traer ya" el legado del artista a la ciudad andaluza. Esta es la base principal del acuerdo al que han llegado el nuevo alcalde de Granada, el socialista Francisco Cuenca, y la sobrina del poeta, Laura García Lorca, tras dos encuentros mantenidos en secreto esta semana en Madrid. El Ayuntamiento -gobernado desde hace dos semanas por el PSOE- y la familia García Lorca recuperan así el diálogo roto con el anterior gobierno municipal del Partido Popular, y trazan una hoja de ruta para facilitar el traslado del legado del autor de La casa de Bernarda Alba al Centro Lorca, complejo cultural construido en el centro de la ciudad con ese fin, que desde su inauguración oficial carece de contenido.

Más información
“Nunca pensamos en vender el legado de Lorca”
Granada confía en que recibirá el legado de García Lorca
El PSOE de Granada pide no romper lazos en torno a García Lorca

En rueda de prensa, Cuenca se ha mostrado dispuesto a modificar los estatutos del Consorcio García Lorca, idea para lo que necesitará el apoyo de la Junta de Andalucía y darle así a la familia del poeta un mayor protagonismo en la gestión del centro. "Hemos avanzado en un nuevo marco de relación y se está recuperando el espíritu del Consorcio para aunar voluntades", ha dicho el alcalde. Cuenca entiende que en esta nueva etapa deben rectificarse "cosas que se han hecho mal" por parte del anterior gobierno de José Torres Hurtado. Y agrega: "Parece lógico que la familia de Lorca tenga una mayor presencia y protagonismo en el Consorcio y parece lógico que el sentido común prime por encima de cualquier otro tipo de intereses".

El pasado julio se publicó en el Boletín Oficial del Estado (BOE) una modificación en los estatutos del Consorcio por el que este organismo quedaba adscrito al Ayuntamiento de Granada, excluyendo a la Fundación García Lorca, que se encargaría de coordinar el Instituto de Estudios Lorquianos. Los nuevos estatutos suponían cambiar los de 2007, que encomendaron la gestión del centro a la Fundación presidida por Laura García Lorca, una institución privada sin ánimo de lucro creada en 1984.

Cuenca ha considerado que, si es necesario, se retrotraerán los estatutos a antes del cambio de los mismos hace un año. El objetivo es buscar la "complicidad" de la Fundación y la familia Lorca para conseguir que "cuando antes" se logre que el legado del poeta esté depositado en el Centro García Lorca, que se construyó precisamente para eso, informa Europa Press.

Bloqueo instaurado

El bloqueo en el que se había instalado el traslado del legado de Lorca a Granada parecía imposible de solventarse por las posturas cerradas que mantenían el gobierno del popular José Torres Hurtado y la familia del poeta. El exconcejal de Cultura, Juan García Montero, llegó a plantear públicamente la "desconfianza" que le provocaba la Fundación presidida por Laura García Lorca, una situación en la que se cruzaron acusaciones y denuncias para que se justificase el paradero de fondos económicos millonarios destinados a la construcción del complejo y a su programación.

El presunto desvío de dinero llegó a los tribunales y está en poder de un juzgado de Madrid tras la demanda formulada por Laura García Lorca contra el que fuese gerente del Centro Lorca, Juan Tomás Martín. El exconcejal García Montero decidió entonces cambiar los estatutos para dejar a la familia del poeta un papel casi testimonial en la fundación que debe custodiar el legado, que es responsable de nombrar al presidente del centro y de planificar la programación. El embrollo alejó a la familia del poeta de los órganos de decisión, pero también alejó la posibilidad de traer a Granada el legado del autor del Romancero GitanoYerma, miles de documentos de la herencia del poeta destinados a un edificio que ha tardado nueve años en construirse con una inversión que entre el sobrecoste de los trabajos y las cantidades que han "desaparecido", según Izquierda Unida, supera los 27 millones de euros.

Tras las entrevistas entre el nuevo alcalde Francisco Cuenca y Laura García Lorca, se volverán a modificar los estatutos y devolver a la familia el poder que tenía antes de la confrontación con el exgobierno del PP. Ahora, tras recuperar el diálogo con el Ayuntamiento, la sobrina del poeta asegura que se ha recuperado el entusiasmo inicial y que es "el momento de resolver", en alusión al traslado del legado a Granada. Y añade: "Estamos muy cerca para que el Centro Lorca sea el que la fundación impulsó e imaginó. Nuestra voluntad en estos 14 años ha sido que el complejo cultural se destine al fin para el que se construyó, para ser el archivo del legado y para tener un programa acorde a la importancia del legado", según declaraciones que recoge el diario local Ideal.

El Consorcio deberá reunirse en los próximos días para que tomen posesión en este órgano los nuevos representantes del gobierno socialista. El alcalde de Granada se ha entrevistado este jueves con el presidente de la Diputación, el también socialista José Entrena, para establecer una estrategia coordinada entre ambas instituciones que busca convertir a Lorca en el "eje fundamental" de la promoción cultural y turística de la provincia. "Queremos pasar del turismo de botellón a que la figura sea Federico García Lorca; la diferencia es importante", concluye Entrena.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS