Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
RADAR LATINO

Morat, pop comercial colombiano a la conquista de Europa

El grupo, que se ha dado a conocer en 'Gran Hermano', triunfa con su canción 'Como te atreves'

Componentes del grupo musical, Morat.
Componentes del grupo musical, Morat.

Se hicieron famosos en un continente extranjero de mano de una “disquera” extranjera, colaborando con una diva del pop latino con la que poco o nada tenían que ver para después colar otra de sus canciones en un programa de televisión que no han visto nunca. Sea como sea, la historia de Morat, la banda colombiana que ha estado sonando estos meses en Gran Hermano y que se dio a conocer hace un año en todo el mundo gracias a su canción Como te atreves junto a Paulina Rubio, acaba de empezar a escribirse.

No superan los 23 años y han tenido que interrumpir sus estudios de Arquitectura, Derecho y Música en Bogotá para emprender la aventura en la que están inmersos. Esa aventura que en apenas tres años les ha llevado de estar tocando en un pequeño local de Bogotá, donde conocieron a su representante, a hacerlo ante miles de personas en la gala de Cadena 100 o abriendo el concierto de Malú en el Palacio de los Deportes.

Ellos prefieren pensar que fue la magia de Internet la que permitió que la hermana de Paulina Rubio les descubriera interpretando Como te atreves y les recomendase a la Rubia de Oro. Sin embargo, el hecho de que Mauricio Reginfo (El Dandee) sea productor de los temas de Morat, algo tiene que ver. “Paulina nos dijo: 'quiero la canción'. Y le dijimos: 'está bien, pero es nuestra, déjanos tocarla contigo'. Y ella accedió. Fue increíble”, admiten los chicos de Morat.

Juan Pablo Isaza, Simón Vargas, Juan Pablo Villamil y Alejandro Posada se conocen desde que tenían cinco años. Desde esa edad han tocado juntos, algo que influye en la manera que tienen de devorar música. Hacen suyo con el mismo entusiasmo algún hit que suena en la radiofórmula o un clásico de Eric Clapton. Es en ese amplio abanico de estilos musicales donde entra en juego Paulina Rubio. “Es uno de esos momentos en la vida en los que te toca decidir: lo hago o no lo hago. No es un secreto que Paulina es gigante y que colaborar con ella nos va a traer muchos beneficios. Fue una decisión totalmente acertada de la cual no nos arrepentimos. ¿Qué si quiero colaborar con Joaquín Sabina? Claro. ¿Que él quiera colaborar conmigo? Lo dudo", bromea Juan Pablo.

No solo han crecido tocando juntos, lo han hecho tocando sus propias canciones. “Le agradezco a la vida que nunca nos haya tocado hacer un casting para buscar cualquier músico. En nuestro caso eso fue tan natural y tan poco premeditado...”, explica Simón. Quizás ese sea el motivo por el que Morat tiene esa facilidad para crear canciones para otros músicos. Lo han hecho, además de para Paulina Rubio, para Carlos Baute, Lucas Arnau... incluso les han pedido componer flamenco. “Creemos que es totalmente inoportuno. Pero en el intento fallido de hacer flamenco también salen cosas interesantes", añaden.

Tenemos en frente a unos Millennials de manual. No ven la televisión y cuando se les pregunta por su “paso” por Gran Hermano responden: “No lo hemos visto nunca. Sabemos que Como te atreves sonó mucho allí pero la verdad es que solo vemos series en Netflix”. Están ahí, en Snapchat, en Facebook, en Twitter... Morat, como la mayor parte de su público, se mueve por vías alejadas de las tradicionales pero cuyo resultado está muy ligado al boca a boca de toda la vida. O como ellos prefieren llamar: el voz a voz. "El voz a voz está siendo muy fuerte en Colombia pero no está teniendo la fuerza promocional que aquí porque nuestra disquera está aquí. Allí está siendo todo un poco más underground aunque es cierto que tenemos shows todo el tiempo. Pero no es como acá que la canción estuvo en Gran Hermano por ejemplo".

A pesar de moverse en fiestas con Paulina Rubio o Juanes o de irse a ver el Madrid-Barca con Carlos Vives, Morat es un grupo de cuatro chavales que, como los de su edad, están sujetos a una montaña rusa de altibajos emocionales que, en gran medida, son los culpables de muchas de sus canciones. “Ojalá no tenga tantas rupturas cuando sea más mayor. Pero bueno, ahora aprovechamos ese momento de nuestra vida para sentir mucho y plasmarlo en nuestras canciones. Si uno está enamorado no tiene tiempo para componer canciones pero cuando está triste es cuando se encierra. La mayoría de nuestras canciones son de desamor y de consuelo... pero todas tienen su sentimiento energético" reconoce Juan Pablo.

Amores y desamores a un lado, el dulce momento que les está tocando vivir ahora es el de conocer una ciudad, Madrid, y un país, España, que les fascina. Aquí pasarán algunos meses hasta que se edite su primer disco previsto para junio. La experiencia, aseguran, está siendo "muy linda". ¿La gran culpable? La música. "En Bogotá no existe un circuito de salas medianas como sí existe en Madrid. Tienes un bar muy chiquito en el que evidentemente no pueden entrar menores porque venden alcohol o ya tienes un estadio gigante. Pero aquí es distinto. El otro día estuvimos en Libertad 8 y acabamos con la boca abierta. Cuando les decimos a nuestros amigos allá que queremos ir a ver a un cantautor a un bar nos miran raro. Aquí es maravilloso que eso se pueda hacer", concluyen.