Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CÁMARA OCULTA

Cien caimanes

Han transcurrido ya cien meses desde que apareciera en los quioscos el primer número de una revista de cine que al principio se tituló Cahiers du Cinéma. España, pasando tras 51 números a ser la actual Caimán, Cuadernos de cine. Son títulos que evidencian el empeño por ser heredera de la mítica revista francesa en la que comenzaron sus carreras los luego famosos directores de la nouvelle vague. Ha pasado mucho tiempo y muchas cosas desde aquellos años cincuenta en que todo estaba por cambiar para dar paso a nuevos lenguajes. Aquellos muchachos franceses arremetían contra los cineastas clásicos “de qualité” que habían situado el cine francés en una auténtica cima. Ellos querían su lugar en el sol.

Para conmemorar su número 100 la revista Caimán que aparece hoy en el mercado dedica una atención extraordinaria al cine español. Y lo hace con una encuesta realizada entre 350 críticos, historiadores, programadores y analistas para determinar cuáles son las 100 mejores películas españolas que se han realizado a lo largo del tiempo. Merece la pena escudriñarla porque además de obvios puntos de acuerdo hay sorpresas, incluso caprichitos, entre las preferidas por estos especialistas. Para el conjunto de ellos la mejor de las 100 películas españolas ha sido Viridiana, de Buñuel, seguida de El espíritu de la colmena, de Erice, y El verdugo, de Berlanga, mientras que entre los 50 directores principales, el mejor ha sido Berlanga, seguido de Erice y Buñuel. Tanto monta, monta tanto. Y aparecen, desde luego, Almodóvar, Saura, Fernán Gómez, Bardem, Neville, Patino…, con sus largas y brillantes trayectorias… junto a otros directores con apenas una o dos películas en su haber, es decir, lo que los votantes de Caimán consideran que es el cine de ruptura. No son comparables entre sí unos y otros, como tampoco lo son las épocas y circunstancias en que han trabajado. Por eso está bien que Caimán haga un aparte clasificando las películas por décadas desde el cine mudo hasta el de nuestros días, aunque para valorar este aún falta perspectiva. De hecho, según la encuesta, las primeras mejores películas españolas fueron realizadas bajo la censura… y ha llovido lo suficiente como para dar fe. También hay que recordar que no de todas ellas se habló bien en su momento…

Se analizan igualmente en la revista temas actuales como las tendencias del cine español, la situación del mercado interior y exterior, la (precaria) conservación del patrimonio, cuestión ésta que recientemente incluso ha hecho dimitir al veterano director de la Filmoteca… Dentro de otros 100 números estos análisis cambiarán de tono. O eso es de esperar al menos. Mientras tanto habrá que aguardar el contenido y desarrollo de las leyes del cine que nos llegarán, la consideración que las (nuevas) autoridades tengan sobre el cine y la cultura, aguardar, en fin, a que este país se normalice. Pocos serán otros cien caimanes.