Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hallado un texto de Harper Lee sobre el crimen que inspiró ‘A sangre fría’

La autora de 'Matar un ruiseñor' escribió en 1960 un artículo para una revista especializada

Harper Lee, en una recepción del expresidente de EE UU George Bush en 2007 Ampliar foto
Harper Lee, en una recepción del expresidente de EE UU George Bush en 2007

Harper Lee (1926-2016), la autora de Matar un ruiseñor —la novela de 1960 sobre la segregación racial en el sur de Estados Unidos que ha marcado a generaciones de estadounidenses—, era una escritora de una única obra hasta que el verano pasado publicó la secuela, Ve y pon un centinela, escrita en la década de los cincuenta y desempolvada en 2014. Este lunes se ha descubierto otro texto inédito de la creadora de Atticus Finch, el abogado protagonista de Matar un ruiseñor. Según The GuardianCharles J Shields, su biógrafo, dice haber encontrado un escrito de Lee sobre el múltiple asesinato de la familia Clutter, el crimen en torno al que gira la novela A sangre fría, del que fuera su amigo Truman Capote.

El texto inédito de Lee para el gran público fue escrito en marzo de 1960 para Grapevine, una revista para profesionales del FBI. Aunque el escrito no está firmado, Shields afirma que, según sus investigaciones, pertenece a la escritora.

El biógrafo encontró el texto, según informa The Guardian, revisando la biografía que escribió sobre Lee en 2006, Mockingbird: a Portrait of Harper Lee, en busca de alguna pista que podría haber pasado por alto. Comenzó estudiando detenidamente los periódicos de Kansas y, en el Garden City Telegram, encontró una columna de una amiga de la escritora que le puso sobre la pista. En la misma, se explicaba que la historia de los asesinatos de la familia Clutter, cubierta por Lee y Capote, aparecería en Grapevine. Según el diario británico, en la columna, también se informaba de que la primera novela de la escritora estaba prevista para primavera y que estaba destinada a ser un éxito, como ha sucedido con los más de treinta millones de ventas de Matar un ruiseñor.

A finales de los cincuenta y principios de los sesenta, Lee acompañó a Capote —eran compañeros desde la infancia— a Kansas a documentarse sobre el crimen de la familia Clutter. La bonhomía y amabilidad de la escritora, que se basó en su amigo para crear al personaje de Dill en Matar un ruiseñor, ayudó al autor de A sangre fría a ganarse la confianza de los testigos y habitantes del pueblo, Holcomb, conmovido por los asesinatos.

El artículo de Lee, que volverá a imprimirse en Grapevine el próximo mes, versa sobre el asesinato de Herbert Clutter, su esposa Bonnie y sus hijos Kenyon, de 15 años, y Nancy, de 16. En él, la escritora, que falleció el pasado febrero, califica el crimen de Holcomb como "el asesinato más extraordinario en la historia del Estado". Además, informa de que las víctimas, "metodistas y líderes en actividades de la comunidad", habían sido "atadas de manos y pies y disparadas a corta distancia... Las gargantas de los Clutter habían sido cortadas".

Lee continúa: "El papel del detective Dewey era doblemente difícil; Herbert era un amigo personal... Los asesinos se llevaron consigo el arma y proyectiles utilizados para asesinar a la familia; la cinta adhesiva usada para amordazar a tres de las víctimas podrían haber sido comprada en cualquier lugar... Sin embargo, en el cuarto de la caldera del sótano donde se encontró uno de los cuerpos, los investigadores descubrieron una huella grabada con sangre...".

La documentación que Capote realizó con la ayuda de Lee en Kansas dio lugar en 1966 a la novela A sangre fría, que se convertiría en un referente del Nuevo periodismo, una corriente en la que se combinaban elementos literarios con otros propios de la investigación. La obra, que Capote dedicó a Lee, fue publicada por capítulos en la revista The New Yorker en la década de los sesenta. La historia de los dos amigos en Holcomb fue llevada al cine en 2007 en Historia de un crimen, con Toby Jones en el papel del escritor y Sandra Bullock en el de la autora. Dos años antes se estrenó Capote, filme por el que Philip Seymour Hoffman ganó el Oscar a mejor actor principal.

Más información