Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Enrique Ponce, El Juli y Álvaro Lorenzo, cartel del Corpus de Toledo

No hubo trofeos en la segunda corrida de la feria de San Marcos en Aguascalientes

Enrique Ponce durante el XXII Festival Taurino Picado, en Murcia.
Enrique Ponce durante el XXII Festival Taurino Picado, en Murcia. EFE

La tradicional corrida del Corpus Christi de Toledo, que este año se celebra el 26 de mayo, contará con Enrique Ponce, El Juli y Álvaro Lorenzo frente a toros de Garcigrande y Domingo Hernández. El festejo comenzará a las siete de la tarde del jueves 26 de mayo y el cartel ha sido presentado por la empresa Taurino Manchega, encabezada por Luis Manuel y Pablo Lozano, Manuel Caballero y Manuel Amador.

Este año, la corrida del Corpus Christi se enmarca, además, en la conmemoración del 150 aniversario de la inauguración de la plaza de toros de Toledo.

El encierro de San Miguel de Mimiahuapam, una ganadería confiable, no salió bueno y se marcharon sin trofeos los toreros mexicanos Juan Pablo Sánchez y Diego Silveti y el joven peruano Andrés Roca Rey, en la corrida celebrada en la plaza mexicana de Aguascalientes con motivo de la feria de San Marcos.

Con una magnífica entrada, más de tres cuartos, se lidiaron seis toros de San Miguel de Mimiahuapam muy bien presentados. Sin embargo, sin estar a la altura del prestigio de su divisa, los más toreables fueron el segundo y quinto, sin fuerza el primero, con mucho peligro el tercero, y con poca raza los corridos en cuarto y sexto lugares.

Sánchez tuvo los momentos toreros de la tarde. A su primero, sin fuerza, le faltó emoción, aunque hubo tandas con la derecha muy buenas, mató de estocada y recibió una ovación en el tercio. Con el cuarto, muy torero en el inicio del trasteo, engarzó tandas sobre la derecha magníficas, que finalmente vinieron a menos, cuando el toro se dedicó a huir. Estocada y aplausos.

A Silveti se le vio más asentado ante el segundo, y el toro ayudó un poco más, pero la gente se aburrió pronto y se puso exigente. Mató de varios intentos y escuchó pitos. Con el quinto, el toro más potable, siguió valiente y la faena empezó a tomar vuelo. En una tanda de bernardinas en el quinto evitó que iba directo al estómago. Mató de una estocada baja y todo quedó en división de opiniones.

Roca Rey debutó en Aguascalientes. El tercero enseñó con claridad sus malas intenciones, y el peruano con ese valor que le caracteriza sorteó varios momentos de peligro. Mató de estocada baja y su labor fue silenciada.

Con el sexto estuvo variado con el capote, el toro se rajó, y el torero no pudo estructurar faena. Acabó con una estocada desprendida y dio la vuelta al ruedo tras una ligera petición de oreja.