Radios y televisiones piden proteger sus emisiones en Internet

Plataformas tecnológicas, páginas web y agregadores ilegales utilizan sin permiso sus contenidos

Los organismos mundiales de radiodifusión negocian desde hace casi dos décadas un tratado internacional que actualice y modernice la protección de sus emisiones en el nuevo entorno de Internet. Ante esta parálisis, la Asociación Internacional de Radiodifusión (AIR), que agrupa a más de 17.000 emisoras de radio y televisión americanas, y la Alianza de Radiodifusores Iberoamericanos para la Propiedad Intelectual (ARIPI), que integra diversos organismos en más de 18 países, han transmitido su preocupación al director general de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), Francis Gurry.

Una muestra de los escasos avances en el Comité Permanente de Derecho de Autor y Derechos Conexos de la OMPI es que después de 18 años de largas negociaciones, aún se sigue discutiendo a la fecha la definición de “radiodifusión” y “organismo de radiodifusión”, según denuncian las entidades afectadas.

Ante la ausencia de progresos en esta negociación, el marco legal internacional en el que deben desenvolverse las radios y televisiones en la actualidad "no puede ser el que se estableció en el año 1961 mediante la Convención de Roma", aseguran ambas entidades. Reclaman un nuevo marco actualizado y armonizado, "ya que la radio y televisión son los únicos titulares de derechos que no tienen protección en un Tratado Internacional de la OMPI, protección de la que sí gozan los autores, artistas, productores de fonogramas, actores, entre otros".

Según alertan, esta falta de protección internacional permite que las nuevas formas de emisión, trasmisión y retransmisión digital de los radiodifusores sean utilizados sin autorización por plataformas tecnológicas, páginas web y agregadores ilegales, afectando la sostenibilidad de los servicios de radiodifusión públicos y privados y poniendo en riesgo toda la cadena de creación original y de producción de programas, obras y contenidos.

Los organismos de radiodifusión "solo pretenden adecuar a la realidad sus derechos en Internet, así como reivindicar su papel como titular de derechos conexos distintos de los distribuidores de servicios en Internet o carriers". Además, solicitan que se reconozca su importante valor social en la difusión de la información, la educación, el entretenimiento, la divulgación cultural; considerando además la inmensa fuente de generación de empleos que proveen.

A esta comunicación se ha adherido la Asociación de Radios Europeas comerciales, que representa más de 4.500 emisoras de radio en los 28 países de la Unión Europea y en Suiza.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS