Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¡Feliz cumpleaños, Woody!

El martes, 1 de diciembre, Allan Stewart Konigsberg, más conocido como Woody Allen, cumple 80 años

Si les decimos que el próximo martes, 1 de diciembre, Allan Stewart Konigsberg cumple 80 años probablemente no les diga nada. Pero si les aclaramos que tras ese nombre se esconde nada menos que Woody Allen la cosa cambia, y mucho. Porque nos encontramos indudablemente ante uno de los cineastas más importantes, no únicamente de las últimas cuatro décadas, sino de toda la historia del cine.

TCM celebra este cumpleaños por todo lo alto con una programación especial. Ese día y todos los domingos del mes, el canal emitirá algunas de las mejores películas de la filmografía de Woody Allen como Días de radio, Manhattan, Hannah y sus hermanas, Todos dicen I Love You, Delitos y faltas o La rosa púrpura de El Cairo, una selección de títulos que permiten al espectador recorrer su vida y entender su forma de ser.

Muchos pueden pensar que detrás de esas gafas de pasta y esa pinta de genio despistado se encuentra un sesudo intelectual. Nada más lejos de la realidad. “Me críe en las calles de Brooklyn y me echaron en el primer año de Universidad”, aclara el propio Woody. “Mi padre era taxista y se buscaba la vida en los billares o apostando en las carreras de caballos. Pertenezco a la clase baja. Soy de esos tipos que están en camiseta en casa bebiendo cerveza y viendo el fútbol americano en la tele. No ando leyendo a los novelistas rusos. Lo he hecho para estar a la altura de mis novias”, dice con una sonrisa.

Desde muy niño Woody Allen se sintió fascinado por los seriales radiofónicos y por la música, sobre todo por el jazz. Comenzó tocando el violín para, más tarde, decantarse definitivamente por el clarinete. A los dieciséis años inició su carrera como humorista escribiendo chistes para columnistas de periódicos y actuando en pequeños locales. Otro de los mundos que también le apasionaba era el de la magia. “Hay un sentido religioso en la magia. Cuando ves un truco estás ante algo que desafía la realidad”, explica.

Pero para Allen el cine es la manera más eficaz de evadirse de esa dura realidad del día a día, de escapar de una triste existencia que es, en el fondo, absurda. Él, según confiesa, sigue rodando películas como si fuera una terapia ocupacional, apartando sus pensamientos de las cosas horribles que hay en el mundo. “Vivo en un mundo falso durante diez meses. Creo a unos personajes, convivo con ellos, les visto, les pongo música, les coloco en un decorado. Durante ese tiempo estoy con mujeres hermosas y hombres brillantes que saben lo que dicen y que son valientes. Es mi manera de desafiar o de esconderme de la realidad”.

Y así, a sus 80 años, el director neoyorquino sigue tejiendo proyectos sin parar. Hace unos meses anunció que escribiría y dirigiría una serie de televisión de seis episodios y para 2016 nos aguarda su próxima película, aún sin título definitivo, protagonizada por Kristen Stewart, Blake Lively, Steve Carell y Jesse Eisenberg. Y mientras tanto, al otro lado de la pantalla, millones de espectadores ya aguardan impacientes la próxima cita con este genial cineasta. Esos que el próximo 1 de diciembre exclamarán con fuerza: ¡We love you Woody Allen! ¡Feliz cumpleaños! y que nos regales muchas historias más.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información