Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Natalia Lafourcade conquista los Grammy Latinos con ‘Hasta la raíz’

El disco de desamor de la cantante mexicana y Leonel García se come una ceremonia en la que brillaron los artistas colombianos

Natalia Lafourcade y Leonel Garcia en los Latin Grammy 2015 Ampliar foto
Natalia Lafourcade y Leonel Garcia con el premio a Canción del Año. Chris Pizzello/Invision/AP

La historia de desamor que Natalia Lafourcade se cuenta a sí misma en Hasta la raíz es el disco del año de la música latina. Por delante de Ricky Martin, Alejandro Sanz, Julieta Venegas, Miguel Bosé o Jorge Drexler, la delicada mexicana de 31 años vio su éxito coronado este jueves por la noche con el máximo reconocimiento de los Grammy Latinos, los premios de la música de todo el que se considere latino.

En una extraña decisión, el espectáculo televisado de la Academia Latina empezó directamente con el premio a la mejor grabación del año, que reconoce al producto musical completo, el premio más importante. Los mexicanos Natalia Lafourcade y Leonel García eran competidores en dos categorías e iban juntos en otras tres. Al final, Hasta la raíz fue un reconocimiento a ambos. Es la canción del año y el trabajo del año. “Estoy en shock”, dijo Lafourcade cuando ya había subido a dar las gracias cuatro veces. “Dedico esto a México, a los latinoamericanos. Cuidemos nuestras raíces, cuidemos nuestro origen, es muy importante llevarlo con nosotros”.

Natalia Lafourcade, con sus premios en Las Vegas. ampliar foto
Natalia Lafourcade, con sus premios en Las Vegas. Powers Imagery/Invision/AP

Yo te llevo dentro / hasta la raíz / y por más que crezca / vas a estar aquí”, el que ya es el estribillo del año a juicio de la industria, habla de algo más que del poso dejado por una ruptura. Leonel García fue el compañero que Lafourcade buscó ampliar el mensaje. “Somos amigos desde hace muchos años”, explicó García a la prensa. “Como amigo, sabes lo que le está pasando en lo personal. Ella quería hablar de la despedida y de la separación, pero también del orgullo de ser latino. Ese fue el gran reto que me propuso. Vamos a intentar, desde aquí, hablar de amor, de un amor latino, pasajero, que se libera para ir a un futuro mejor”.

Natalia Lafourcade ya había subido al escenario dos horas y media antes de que empezara el espectáculo, durante la entrega previa de premios no televisados, para acompañar a su equipo técnico en el Grammy a la mejor ingeniería de grabación. Fue ahí cuando dio una de las claves del disco, la “calma en el estudio”, aseguró, que les daba tomarse todo el tiempo que fuera necesario. Una presentación adecuada para la atmósfera que transmite Hasta la raíz. “Es el disco que más he disfrutado de hacer”.

Maná y Tigres del Norte despliegan una pancarta en su actuación. ampliar foto
Maná y Tigres del Norte despliegan una pancarta en su actuación. REUTERS

A continuación llegaron los premios de mejor álbum de música alternativa y el de mejor canción alternativa que fue también Hasta la raíz. “El momento en el que hicimos Hasta la raíz fue uno de los más mágicos que me ha tocado vivir”. Componer a cuatro manos “requiere de una energía que no siempre sucede. Fue mágico”. En la sala de prensa, el productor argentino Cachorro López recordó cuando Lafourcade le envió la canción. “Le dije: ‘si me dejas yo hago lo que quieras con esta canción, pero si masterizas esa demo tal cual es un éxito seguro”.

Si hay otro triunfador en la noche del miércoles es Juan Luis Guerra, el hombre que con el grupo 4.40 llevó la bachata a todo el mundo latino en los años noventa vive un gran momento de madurez. El dominicano y su grupo 4.40 le quitó a Lafourcade el pleno de premios al llevarse el galardón a álbum del año por Todo tiene su hora. “Este me tomó por sorpresa”, reconocía, antes de dar “gracias al señor”. Juan Luis Guerra recogió tres grammys este jueves.

Los Grammy vinieron a reconocer también a una potente generación de músicos que está saliendo de Colombia. Los bogotanos Diamante eléctrico ganaron el premio al mejor álbum de rock por el disco B. “Queremos dar las gracias a nuestro país, que está exportando una música increíble”, dijeron. La energía contagiosa de Chocquibtown subió al escenario a recoger el premio al mejor álbum fusión tropical. El reaggeton de J Balvin y fue reconocido con el premio a la mejor canción de género urbano, Ay vamos. En Colombia “hay una nueva camada artística y una energía para el mundo que estamos proyectando a través de la música”, dijo J Balvin. Bomba Estéreo tenía dos nominaciones, una de ellas a grabación del año, y la actuación de la noche: el exitazo Fiesta cantado con Will Smith. La máquina electrónica colombiana y el rapero gritando “parriba / pabajo” regalaron un momento apabullante.

Juan Luis Guerra, con sus premios en Las Vegas. ampliar foto
Juan Luis Guerra, con sus premios en Las Vegas. REUTERS

Fue la actuación estelar de un show que es tanto un concierto como una entrega de premios. Los llamados momentos grammy de este año incluyeron a Alejandro Sanz con Paula Fernandes y Mariachi Sol de México. El espectáculo fue un derroche de mexicanidad con Maná y los Tigres del Norte cantando juntos Somos más americanos (“yo no crucé la frontera / la frontera me cruzó”) que acabó desplegando un cartel con un reclamo a los latinos de Estados Unidos: “No voten a los racistas”. Sobraban las referencias directas a cualquier hipotético candidato actual. Los dos grupos juntos se presentaron en la sala de prensa con el mismo mensaje: “Son 50 millones en Estados Unidos. Tienen el poder para votar por un candidato que haga una reforma migratoria” para los trabajadores “que ponen la comida en la mesa de los americanos”, dijo Fher Olvera de Maná.

En el resto de los premios más importantes, el español Alejandro Sanz obtuvo el de mejor álbum vocal pop por Sirope. El grupo bogotano Monsieur Periné se sumó a la lista de triunfadores jóvenes colombianos de la noche con el premio a mejor nuevo artista, una de las categorías más duras y codiciadas, ya que supone una entrada por la puerta grande en la industria de la música latina. Maná, con el disco Cama incendiada, ganó el premio a mejor álbum pop/rock. El perdón, de Nicky Jam y Enrique Iglesias, fue premiado como mejor interpretación urbana.

El espectáculo, celebrado en el pabellón de hotel MGM Grand de Las Vegas, Estados Unidos, es un evento en el que se habla y se canta indistintamente en español, portugués e inglés, los idioma en los que se expresa una comunidad de difícil definición. La versión Grammy del mundo latino es la única que junta a Iberoamérica con los 50 millones de personas que se autodenominan hispanas en EE UU. También es, como demostró el ganador del premio de música urbana, Tego Calderón, la única gala de premios en Estados Unidos en la que se puede decir: “¡Viva Puerto Rico, coño!”.

Más información