Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pedro Sánchez: “El IVA cultural bajará al 10%”

El líder socialista debate en la Academia de Cine con gente del sector y asegura que "la Cultura debe de ser cuestión de Estado"

Antonio Resines presenta a Pedro Sánchez en su intervención en la Academia.
Antonio Resines presenta a Pedro Sánchez en su intervención en la Academia. efe

Pedro Sánchez, secretario general del PSOE, ha sido el primero. Y Antonio Resines espera que no sea el último. Esta mañana el candidato socialista ha visitado la Academia del Cine para debatir sobre la cultura, y en especial el cine, con miembros de la institución. La Academia ha invitado al resto de los candidatos de los principales partidos nacionales a ir visitando su sede y desgranando sus programas. Aunque Sánchez, de entrada, ha dejado claro que él iba a aprender.

En un salón de actos casi lleno, y ante productores, exhibidores, distribuidores, técnicos y actores -en realidad había representantes de todas las principales asociaciones de la industria del cine-, Sánchez ha dejado claro que va a recuperar el Ministerio de Cultura, "encabezado por alguien con peso político; no sé el nombre, pero será alguien con reconocimiento en el sector", que el IVA cultural del 21% bajará "al reducido del 10% y sin descartar el superreducido del 4%, y -ha repetido varias veces- "los cambios serán estructurales y no coyunturales". "El cine es cultura y no espectáculo, y por tanto el impuesto tiene que corresponderse con esa categoría, al igual que en el resto de Europa, donde se mueve en una media del 7%".

En los últimos 20 años ha habido una falta de consideración hacia los derechos del creador"

Sánchez ha ofrecido cal y arena. Por un lado ha atacado la piratería -comentario que le ha alabado Antonio Resines, presidente de la Academia y moderador del acto-, acentuando que si llega al poder hará una "verdadera Ley de Propiedad Intelectual"; ha explicado que "la cultura debe de ser cuestión de estado" y ha apostillado: "En los últimos 20 años ha habido una falta de consideración hacia los derechos del creador. El valor de la creación debe de ser reconocido desde el punto de vista legal. Y debemos hacer pedagogía entre la gente joven para que sea consciente de ese valor. Vamos a impulsar un Estatuto de los Creadores". También que espera que el Fondo de Garantía Cinematográfica vuelva a los 100 millones de euros que en su momento fue apoyado por el Parlamento y abandone los raquíticos 30 millones actuales. Y volverá el mal llamado canon digital, que Resines ha explicado debería denominarse "remuneración o compensación por copia privada".

Las de arena llegaron cuando a Sánchez le empezaron a preguntar por temas específicamente cinematográficos. "Tiempo para ir al cine... tengo poquísimo", empezó como introducción. No respondió a una pregunta sobre el borrador de la nueva Ley del Cine, que ha cambiado radicalmente el sistema de ayudas y ha provocado grandes protestas desde los pequeños productores, que creen que es una reforma favorable a las televisiones. Ha eludido concretar en un porcentaje el cambio que sí ha dicho hará en las desgravaciones fiscales. "Estoy con vosotros, de corazón", ha apuntado en dos ocasiones. Y ha tomado notas, sin hablar, sobre el futuro de la Ciudad de la Ley, sobre las quejas ante la labor de las televisiones privadas y la "propaganda" que emana de TVE -dijo la productora Ana Amigo-...

Recuperaré el Ministerio de Cultura, encabezado por alguien con peso político"

Cuando otra productora, María Luisa Gutiérrez, le ha cuestionado sobre dónde dejará el cine: "¿Va a ser el cine cultura o nos mantiene en el espectáculo? Porque me preocupa que el cine de un país dependa de dos o tres personas de las televisiones privadas y por eso no hay cine diverso" (en parecidos términos había hablado antes Gerardo Herrero, alertando sobre el auténtico enemigo del cine español, UTECA, la patronal de las televisiones privadas), Sánchez ha respondido: "Será cultura".

El candidato socialista prometió que si es elegido presidente volverá a la Academia con el ministro de Cultura y el de Hacienda, a lo que el director José Luis García Sánchez le espetó: "Ha venido un poco verde, vuelva con los papeles preparados cuando sea Presidente". El secretario general del PSOE estuvo rápido: "Mejor que papeles, traeré el BOE con los cambios".

Al final, en el patio de butacas, división de opiniones entre quienes veían un avance que el candidato viniera a escuchar y ya atacara la piratería -opinión, de por ejemplo, Antonio Resines- y quienes pensaban que se había mojado poco, y que de la materia cinematográfica sabía más bien poco.