_
_
_
_

Concha Jerez: “Nunca he estado muy pendiente del mercado”

El Premio Nacional de Artes Plásticas premia las creaciones innovadoras de la artista canaria

La artista Concha Jerez, el pasado mes de abril.
La artista Concha Jerez, el pasado mes de abril.Gorka Lejarcegi

Concha Jerez (Las Palmas de Gran Canaria, 1941) lleva más de 40 años en la primera línea de la vanguardia artística española. Desde sus inicios, en los setenta, adscrita al arte conceptual, Jerez ha recurrido a casi todos los medios y soportes para abordar sus temas: imágenes en movimiento, texto impreso, palabras, sonidos, performance, material reciclado o el más inquietante silencio. Junto al artista, teórico y compositor José Iges, ha realizado trabajos en la Red y obras radiofónicas. Ayer recibió el Premio Nacional de Artes Plásticas 2015 “por su dimensión pionera en las nuevas tecnologías y por ser representativa de una generación de artistas que ha marcado el tránsito de la era analógica a la cultura digital”, según el fallo del jurado. El premio, que entrega el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes, está dotado con 30.000 euros.

Pregunta. ¿Acepta el premio?

Respuesta. Sí. Me llega en un momento en el que no estoy bien de dinero, pero además es que agradezco que me lo hayan dado.

P. El jurado valora su ser pionera en el uso de las nuevas tecnologías. ¿Qué le parece?

R. Mi trabajo más intenso con las nuevas tecnologías lo desarrollé a partir de los noventa con José Iges (su pareja desde 1990). Juntos realizamos varios proyectos e instalaciones, siempre investigando en especial todo lo que tiene que ver con la Red.

P. Pero el premio es para usted en solitario.

R. Entonces se referirá a los trabajos anteriores. Yo empecé en los setenta, llevo mucho trabajando en el arte contemporáneo.

P. Se la considera pionera en muchas cosas: performance, escultura sonora, reciclaje……Estuvo en la onda del grupo ZAJ, precursor en España del arte conceptual.

R. Los que tenemos una determinada edad hemos tenido tiempo de experimentar fuera de todos los ámbitos convencionales.

P. ¿Fue difícil?

R. Lo más complicado era disponer de las herramientas necesarias.

P. Puede que fuera más difícil la comprensión de lo que hacía por parte del público.

R. No lo sé. No nos lo planteábamos así.

P. Se dice que su obra está llena de metáforas de una realidad que le desagrada y que siempre encierra una lectura crítica.

R. Trato temas que interesan: desaparecidos, manipulación, marginación. Pero cada uno puede hacer su propia lectura.

P. Me consta que tiene usted más coleccionistas de su obra fuera de España que dentro.

R. Así es. Sé que hay bastantes alemanes y austríacos interesados en mi trabajo. Pero tampoco estoy muy pendiente del mercado. Nunca lo he estado. Tiene la ventaja de que haces lo que tú sientes y la desventaja de que te quedas fuera de determinados acontecimientos.

P. ¿Quién es su galerista?

R. En España he trabajado con la galería Aural, de Alicante y Saro León en Las Palmas de Gran Canaria. Con la que llevo más tiempo es con Brigitte March, de Stuttgart (Alemania): 30 años.

P. Y en los museos, ¿se considera bien representada?

R. Creo que sí. O no me quejo. También en Alemania y Austria, y creo que en Suecia hay museos con obra mía. En España, estoy en el Reina Sofía y en el El Museo Vostell de Malpartida (Cáceres), donde tienen una pieza mía realizada con José Iges.

P. ¿Ser mujer ha sido una dificultad añadida en su carrera?

R. Siempre he recomendado que nos fijemos en los museos y contemos el número de obras hechas por mujeres y por hombres.

P. ¿Cómo ve la situación de los artistas españoles contemporáneos? ¿Disfrutan de las mismas ayudas que en otros países?

R. No. Las dificultades económicas para poner en marcha un proyecto son muy grandes. Tienes que ir con tu dinero por delante. Desde las instancias oficiales se nos ayuda muy poco. No se dan cuenta de la importancia de la Cultura, yo creo que el patrimonio de este país son sus creadores. Parece que lo más importante es la economía, pero solo sirve para distribuir la riqueza, no es un bien en sí misma.

P. Su última exposición individual fue en el MUSAC de León. ¿Tiene alguna otra en marcha?

R. Junto a José Iges realicé una posterior en Tabacalera, en Madrid. En León fue una retrospectiva titulada Interferencias en los medios, un tema que trato desde hace tiempo porque me preocupa el poder que tiene la prensa para transformar la realidad.

Pionera de las nuevas tecnologías

Politóloga y pianista de formación, Concha Jerez lleva toda una vida dedicada a la innovación artística.
Pionera en el arte conceptual y en la performance, su obra está hecha de imágenes, palabras, sonidos y silencios.
Junto a José Iges, su compañero, supo extraer los tesoros creativos que aportó Internet para convertir la información en arte con la que denunciar las miserias de la vida.
Juntos o por separado han expuesto en las principales ciudades del mundo y su obra cuelga de museos como el Reina Sofía, el de Bellas Artes de Santander o el Jovellanos.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_