Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Cualquier posible discusión con el Prado está acabada”

"Nuestro museo no tendrá colección ni piezas icónicas”, dice Alfredo Pérez de Armiñán, presidente de Patrimonio Nacional

Perez Armiñan, nuevo Presidente de Patrimonio Nacional
Perez Armiñan, nuevo Presidente de Patrimonio Nacional, posa en el Palacio Real de Madrid. EL PAÍS

Durante el primer día de trabajo como nuevo presidente de Patrimonio Nacional, Alfredo Pérez de Armiñán (Madrid, 1952), asistió como vocal nato a una reunión del Patronato del Museo del Prado, un territorio enemigo para su predecesor, José Rodríguez-Spiteri. Se evidenció así que la guerra entre ambas instituciones ha concluido. La reclamación de cuatro obras icónicas (El descendimiento de la cruz, de Rogier van der Weyden (1435), El jardín de las delicias (1500) y La mesa de los siete pecados capitales (1485) ambas de El Bosco, y El lavatorio (1548), de Tintoretto) ha quedado olvidada. Además, el futuro Museo de las Colecciones Reales no tendrá colección permanente, según explica Pérez de Armiñán a EL PAÍS en su primera entrevista tras su nombramiento el pasado viernes. Jurista especializado en asuntos culturales, exdirector general de Bellas Artes, Archivos y Bibliotecas con el Gobierno de UCD (1982), Pérez de Armiñán ejerció como director adjunto de la UNESCO antes de asumir su nuevo reto.

Pregunta. Es significativo que uno de sus primeros actos haya sido participar en la reunión del Patronato del Museo del Prado.

Respuesta. Es un puesto que corresponde como presidente de Patrimonio. Durante diez años, entre 1993 y 2003 fui patrono nombrado por Carmen Alborch, entonces ministra de Cultura y luego fui renovado por sucesivos gobiernos. Participé en la puesta en marcha de la ampliación que se produjo en 2007. Mi trato con el Prado es muy fuerte y me siento muy honrado.

P. La relación entre su predecesor y Miguel Zugaza, director del Prado, había llegado a un punto de no retorno por la reclamación de las famosas cuatro obras.

R. Somos instituciones hermanas con unos mismos orígenes ligados al mecenazgo real. Al final, todo es patrimonio de España.

P. ¿Se pueden dar ya por olvidadas esas reclamaciones?

R. No hay ninguna duda sobre la titularidad: es de Patrimonio. Esos cuadros estuvieron en el Monasterio de El Escorial hasta 1936. Para garantizar su seguridad se trasladaron primero a Madrid y luego, con los de El Prado, viajaron a Ginebra. Allí estuvieron hasta que se celebró la gran exposición histórica. Y a la vuelta se decidió que se quedaran en el Prado y darles un acomodo entre la pintura flamenca y la italiana.

P. ¿La guerra con el Prado ha acabado?

R. No hubo guerra. Pero sí digo que cualquier posible discusión está acabada. Nunca hubo una reclamación formal.

P. No por escrito, pero la reclamación verbal existió.

R. A mí no me consta haber visto ningún papel y prefiero no volver a hablar de este asunto.

P. ¿Sigue el proyecto del Museo de las Colecciones Reales?

R. Si. Tenemos un edificio espléndido que se va a convertir en un centro de difusión de las colecciones reales.

P. ¿Sin obras icónicas?

R. Para eso están otros museos. Por ejemplo, El Prado. Su papel es más educativo y el nuestro puede ser más divulgativo. Con todo lo que tenemos (135.000 obras de arte, 19 palacios….) podemos hacer exposiciones interesantísimas. El nuevo museo no tiene que ser una réplica de algo que ya existe.

P. ¿No tendrá colección permanente?

R. No. Serán exposiciones temáticas y temporales. El plan museográfico no está terminado, pero sus líneas básicas estaban escritas desde 2011. Otra cosa es que alguien no lo haya entendido.

P. Dígame alguna de las exposiciones que tiene ya en la cabeza.

R. Me lo reservo. Pero sí puedo decir que vamos a poner en valor nuestras colecciones en relación con la historia de la monarquía.

P. ¿Tampoco se van a limitar en sus exposiciones al mecenazgo de los Austrias y Borbones, tal como estaba previsto?

R. No. Nos interesa la difusión de los sitios y colecciones reales desde la época del Alto Medievo hasta ahora. Nuestra riqueza es mucho más amplia. Están las artes industriales, las decorativas, la encuadernación… Quiero también colaborar con instituciones españolas y extranjeras. Me interesa una aproximación de igual a igual, sin imposiciones. Las alianzas no son fusiones.

P. ¿Qué plazo hay para la apertura del museo?

R. A principios de 2016 tendremos la entrega de la obra civil y el plan museográfico estará a finales del 2016 o principios de 2017.

P. ¿Mantendrá el programa del equipo anterior, como la exposición de El Bosco prevista en El Escorial, cuando la gran exposición por los 500 años de su muerte será en mayo en el Prado?

R. La de El Escorial es pequeña, en una capilla, y la mantendremos No creo que se estorben

Más información