Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chick Corea: “Veo a los músicos como los últimos guerreros románticos”

El músico inicia en Madrid una gira que recalará en Zaragoza, Logroño, Sevilla y A Coruña

El músico Chick Corea en una actuación con The Vigil en 2014.
El músico Chick Corea en una actuación con The Vigil en 2014.

Armando Anthony Chick Corea (Chelsea, Massachusetts, 1941) atiende la llamada desde algún lugar no precisado entre Barcelona y Toulouse: "Uno se pasa media vida yendo de un lado a otro en autobús, buscando dónde dormir y comer, cada noche un escenario diferente… y todo eso queda atrás cuando sales a escena. Veo a los músicos como los últimos guerreros románticos. Porque tienes que ser un guerrero para soportar lo que el músico soporta".

Hoy, el veterano pianista y compositor de jazz estará en Madrid (Auditorio Nacional, Sala Sinfónica, 20.00) junto a su nueva banda, The Vigil: "Me resulta muy difícil hablar de la música que hacemos. Creo que no existen palabras para definirla: ¿jazz-rock? ¿jazz latino? ¿improvisación libre? ¿música clásica?… Nuestra música es todo eso y mucho más. ¿Qué nombre ponerle a lo que hacemos? La respuesta es la propia música. Porque la música, la de verdad, no tiene nombre". En última instancia, la música de Chick Corea & The Vigil viene definida por quienes la crean: "La idea era la de reunir a un grupo de músicos excepcionales como Tim Garland o Charles Altura y concentrarnos en un objetivo concreto, como cuando vas al campo y te juntas con un grupo de amigos en torno al fuego para hablar de algún asunto. Nuestro empeño consiste en mantener viva la tradición de una música de alta calidad basada en la improvisación, pero no queremos quedarnos en lo ya hecho. Buscamos nuevas formas de llegar al objetivo".

La gira que inicia hoy recorre Madrid, Zaragoza, Logroño, Sevilla y A Coruña

A juzgar por el, hasta ahora, único disco grabado por la banda, la música de The Vigil viene a ser un compendio de todos los chick coreas que se esconden tras la proteica personalidad del polifacético jazzman: "Eso es exactamente lo que pretendí con The Vigil. Decir, 'este soy yo, y yo soy muchas cosas'. He llegado a una edad en que me apetece tocar exactamente la música que me gusta sin trabas de ningún tipo, y resulta que mis gustos son muy variados". Temas como Galaxy 32 Star 4 remiten al Chick Corea setentero de Return To Forever: "Escribí esta pieza para RTF pero nunca llegamos a tocarla por falta de tiempo. Por eso me vino la idea de rescatarla. Quería volver a una etapa que fue importante en mi vida".

En Planet chia (el título hace referencia a la energética semilla centroamericana, la cual forma parte de la dieta del pianista), Corea deja aflorar su "corazón español" en forma de bulería. "En 1976 edité My Spanish Heart con el que quise dejar testimonio de mi amor por la cultura musical española, entendiendo por tal no solamente la que procede de la España peninsular sino también la de los territorios históricos en los que se habla español, además del Oriente Medio y África. Me siento muy conectado a ese mundo. Cada vez que vengo a España, me siento como en casa. Su cultura es, de algún modo, la mía".

Corea aprovecha un clásico de Tadd Dameron, Hot House, para dejar hablar a los tambores: "Me encanta experimentar con los ritmos, y tengo la suerte de contar con Luisito Quintero, que es un percusionista enormemente creativo. Disfruto juntándole con Marcus Gilmore y Carlitos del Puerto y probar las diferentes combinaciones rítmicas, dejar que la música vaya por un lado o por el otro, suscitar diferentes emociones…".

Novedad

Una de las novedades de la formación en su actual encarnación es Carlitos del Puerto, que llegó a los Estados Unidos desde Cuba traído por su padre, el también bajista Carlos del Puerto (Irakere), actualmente residente en Finlandia: "Yo no sé de política así que no puedo decir mucho sobre lo que está ocurriendo en Cuba. Mis amigos me hablan de cómo las cosas están cambiando allí, pero yo no soy capaz de juzgar la situación desde otro punto de vista que no sea el del arte y la libertad de la gente para crearlo. Yo veo a los músicos jóvenes como Carlitos que llegan de Cuba con un mensaje musical tan inspirador, soy amigo de Gonzalo Rubalcaba y de Paquito D´Rivera y Arturo Sandoval… ellos son mis informadores. Desgraciadamente, todavía no he viajado a La Habana, aunque no descarto hacerlo próximamente".

En España me siento como en casa, su cultura es de algún modo la mía

No le va a ser fácil. El pianista tiene la agenda al completo para lo que queda de año y el siguiente, entre sus giras con The Vigil y sus diferentes proyectos, a lo que sumarán las celebraciones de su 75 aniversario, que van a ser sonadas: "Pasaré el 2016 celebrando conciertos de cumpleaños alrededor del mundo con un montón de colaboraciones y seguiré al año siguiente con diversas interpretaciones de mi Concierto para piano y otros dedicados a Mozart… para alguien que va a cumplir los 75 no está mal, digo yo".

¿Qué va a escucharse en su concierto en Madrid? "Cada noche cambiamos el repertorio. Nos gusta improvisar, probar cosas diferentes, sentirnos libres para ir en una u otra dirección... incluso los temas del disco suenan diferentes cuando los tocamos en directo". En su concierto del jueves en Barcelona, el pianista contó con la participación fuera de programa del contrabajista Carles Benavent, con el que interpretó Zyryab en homenaje a Paco de Lucía: "Echo mucho de menos a Paco, por suerte el espíritu de su música está presente en todas partes".